lunes 26 de octubre de 2020

PERSONAJES | 16-08-2020 11:27

Madonna cumple años: su vida en fotos y sus looks más icónicos (algunos bien retro)

La reina absoluta del pop cumple hoy 62 años y aprovechamos la ocasión para repasar su historia y sus looks más inolvidables y emblemáticos (y también varias perlitas de archivo).

Nacida el 16 de agosto en Michigan en 1958, Madonna Louise Veronica Ciccone fue la primera hija mujer de los seis hijos que tuvieron sus padres, Madonna Louis Fortin y Silvio Ciccone.

Se podría decir que la muerte de su madre por cáncer de mama en 1963 marcó la vida de la cantante y compositora de “Lucky Star” y trazó su futuro exitoso ocupándose de ella misma a partir de ese momento.Desde pequeña, Madonna siempre demostró querer sobresalir, ya que tenía muchos hermanos y casi tenía que gritar para que la escucharan.

Madonna
Madonna a los 9 , 12 y 15 años. Extraídas de su biografía, escrita por Andrew Morton.

Ese mismo sentimiento de querer llamar la atención se vio muy explícito en su adolescencia, cuando dejó las clases de piano para estudiar ballet con Christopher Flynn (quien falleció de SIDA en 1990, el mismo año que la cantante de “Material Girl” estaba de gira mundial con el Blond Ambition, tour que se destacó por su militancia contra la enfermedad), su gran mentor y quien la convenció de que debía ir a Nueva York años más tarde.

Madonna
Madonna en 1976 retratada por Linda Alaniz.

También te puede interesar: Miley Cyrus: todo sobre su regreso y su nueva reinvención

A la empresaria le costó hambre, sudor y lágrimas su estadía en Nueva York para llegar a firmar contrato para su primer disco Madonna (1983). Le siguieron Like A Virgin (1984, en donde logró presentarse en el concierto benéfico de Live Aid en 1985) y True Blue (1986), donde había sorprendido con el cabello cortito que le daba un look andrógino.

 

Buscando desesperadamente a Susan

Para su primer gran película en Hollywood (dirigida por la genial Susan Seidelman) Madonna abandonó el típico estilo de adolescente porrista y comenzó a forjar uno bien propio con pantalones ajustados y colores llamativos.

En su cabello se ponía trapos viejos; esta obsesión siguió mucho tiempo después cuando llegó a la gran manzana y también optó por utilizar crucifijos colgando en sus corpiños. “Me vestía sin cuidado, con todo aquello que encontraba por casa”, contó en una oportunidad.

También te puede interesar: Todos los detalles del musical de Lady Di en Netflix (que vas a querer ver)

Madonna
Retratada por Amy Arbus (hija de la famosa Diane Arbus), cuando aun era una desconocida por las calles de Nueva York.

Like a prayer

El catolicismo es un capítulo aparte en la historia de Madonna. La hoy cantante, actriz, diseñadora, empresaria y también directora no solo se crio en una familia católica sino que asistió también a una escuela muy religiosa y estricta.

“Te pegaban por cualquier cosa. Era un ambiente de temor, mezclado en contraste con las imágenes de lo sagrado”, declaró en una entrevista. Incluso tomó su primera comunión y luego se confirmó adoptando el nombre de Verónica (quien le lavó la cara a Jesús en el camino a la crucifixión).

También te puede interesar: Girl Power: Dua Lipa se rodea de grandes mujeres para relanzar su último disco

Madonna
Pelo bien corto para "Papa Don´t Preach” (1986).

Más tarde, ya siendo famosa, levantó polémica al referirse a sus rosarios de todos los colores: “Los crucifijos son sexy porque hay un hombre desnudo en ellos”, o cuando un día se le cayó uno dentro de sus pantalones: “¡Hasta Dios quiere meterse en mis pantalones!”.

Siempre le gustaba polemizar, dejar a todos con la boca abierta pensando: ¿cómo se atreve a decir algo así? Ella se atrevía, sin miedo. En 1989 llegó Like a Prayer, el álbum que marcaría por siempre la carrera de Madonna, debido a la controversia del videoclip de su corte de difusión homónimo.

También te puede interesar: Explosión de color: los looks que Kylie Minogue eligió para su esperado regreso

Blond Ambition

EL tour mundial que le siguió a aquel gran álbum le sirvió para mostrar toda su sexualidad sin hipocresía, simulando masturbaciones y que casi fue apresada en más de un país.

El look más icónico fue creado por Jean Paul Gaultier y quedará en nuestra retina por siempre: los conos en lugar de pechos sirvieron para sellarla como ícono hasta en la película “Hocus Pocus” de Disney.

Madonna
Con el icónico vestuario diseñado por Jean Paul Gaultier en 1990.

Aparte de convertirse en grandes amigos, la autora de “Yakov y los Siete Ladrones” y el diseñador parisino comparten la misma lucha contra el SIDA y también han dejado fotos inolvidables de una gala en donde Madonna posó en topless, lo cual generó una recaudación de 750.000 dólares para la amFAR (la fundación americana para la investigación del SIDA) en 1992.

 

A lo Marilyn

Después del éxito de su primera gira mundial, la directora de W.E. asistió a los Premios Oscar de 1991 con Michael Jackson. Pero no solo eso llamó la atención de todos los fotógrafos sino su ropa que era igual a la inolvidable Marilyn Monroe.

Madonna
Así, con Michael Jackson y con look Marilyn, arribó a la ceremonia de los Oscar en 1991.

Madonna lució 21 millones de dólares en joyas de Harry Winston e interpretó la canción “Sooner Or Later”, de la película Dick Tracy que había co protagonizado con su ex novio Warren Beatty (además realizó la banda sonora I´m Breathless, 1990) y que esa noche ganó tres premios. 

También te puede interesar: Beyoncé y su nueva gran aventura visual: Black is King

Sex

En 1992 la compositora de “Live To Tell” lanzó el disco Erotica y, luego, el libro Sex. También hubo escándalo, peor que con el disco anterior, lo cual opacó su liberación total como mujer y artista en dos proyectos en simultáneo.

Madonna Sex
Apenas una muestra de un libro que sigue siendo pionero en muchos aspectos.

Fue un momento de gran polémica para ella y sobre todo de incomprensión de gran parte del establishment cultural que no comulgaba con la idea de explorar los caminos de la sexualidad (incluso el BDSM) con total libertad, sin tapujos o mandatos de por medio.  

“The Girlie Show” fue el tour que trajo por primera vez a Madonna a Buenos Aires en 1993 y dejó a más de uno extasiado de libertad, principalmente para las minorías homosexuales. Quisieron prohibir sus shows, pero no lo lograron.

También te puede interesar: Rosario Bléfari: así es el documental dedicado a su trayectoria

Evita

Después de una agitada temporada, la cantante de “Express Yourself” decidió suavizar su imagen… 

Ppero su decisión tenía un fin: quería ser la protagonista de la película musical de Evita. Así fue como Madonna apareció con su as bajo la manga: Bedtime Stories, un álbum inspirado en la actriz Jean Harlow y eligió a productores jóvenes de la música hip-hop, rhythm & blues y del soul urbano.

Hasta la mismísima Björk formó parte del proyecto. El resultado fue brillante y el video “Take a Bow” logró que pongan los ojos sobre ella para interpretar a Eva Perón.

Madonna
Madonna en Evita, el recordado musical de Alan Parker.

A fines de 1995 se decidió que el director de la película musical sería Alan Parker, allí Madonna le envió el videoclip y una carta de cuatro páginas que decía por qué ella era perfecta para personificar a la abanderada de los descamisados. Con la mayoría del equipo de trabajo en contra, pero con el apoyo incondicional de Parker, logró el papel.

La filmación de Evita fue tortuosa, llena de trabas y complicaciones para todo el equipo. Una parte se filmó durante dos meses en Buenos Aires, cuando se fueron a Budapest cayó la bomba de que la actriz estaba embarazada (de su primera hija Lourde Leon).

También te puede interesar: Nueve años sin Amy Winehouse: recordamos sus mejores looks

Al fin y al cabo, Madonna consiguió dos de las cosas que más quería en el mundo: interpretar a Eva Perón y ser madre. El resultado de la película musical fue aceptable, tuvo buenas críticas y llegó a ganar premios. El parecido de la cantante con Evita quedó logrado y dejó más de un look para copiar.

 

La diosa del disco

Sí, Confessions on a Dance Floor fue quizá su última gran opus, desde lo conceptual, artístico y musical. Un  furioso caobaen el pelo y una pionera reivindicación de las mallas estilizadas y el look ochentoso de Fame marcaron el contexto visual de temas como Hung up, Sorry y Get together.

Madonna Confessions
Pelo caoba y un look que homenajeó como nadie el legado de Fame.

Para la gira mundial volvió a apelar a la ayuda de su gran amigo, Jean Paul Gaultier. Fue uno de sus tours más gigantes y recaudadores, pero también extenuantes, algo que la diva del pop, y hoy madre de 6 (Lourdes, David, las mellizas Estere y Stella, Mercy y Rocco) comenzará a evitar cada vez más.  

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios