miércoles 28 de octubre de 2020

PERSONAJES | 20-08-2020 17:48

Demi Lovato festeja sus 28 años tras una larga lucha contra las adicciones y el qué dirán

La cantante estadounidense ha pasado por años difíciles que tuvieron varias consecuencias. En medio de un profundo proceso de sanación, hoy comparte en redes su especial mirada sobre el bullying y el movimiento “body positive”.

Demetria Devonne Lovato cumple 28 años de vida y otras tantos de carrera y fama. Sus comienzos, en ese sentido, son muy parecidos al de muchas otras artistas como Britney Spears, Miley Cyrus, Ariana Grande o Selena Gómez.

La cantante y compositora nacida en Albuquerque, Nuevo México, siempre tuvo una conexión importante con la música, toca el piano desde los siete años y fue parte del coro de su escuela. Hace 20 años comenzó su carrera de actriz en Barney & Friends, luego hizo una aparición en la serie Prison Break que le dio paso para entrar al universo Nickelodeon con Just Jordan.

También te puede interesar: Adicciones, estrés y depresión post parto: las razones detrás del largo silencio de Alanis Morissette

Pero su gran despegue masivo fue ingresar a Disney Channel, primero con As the Bell Rings y luego con (el ya clásico de películas musicales) Camp Rock, donde compartió protagonismo con los Jonas Brothers.

Los éxitos en el canal de Mickey Mouse siguieron con distintas series y películas, incluyendo una segunda parte de Camp Rock.

También te puede interesar: Miley Cyrus: todo sobre su regreso y su nueva reinvención

En 2008, aprovechando el éxito de la película musical y su amistad con los Jonas Brothers, Demi fue telonera del Burnin´Up Tour. En septiembre de ese año lanzó su primer álbum Don’t Forget y de ahí no paró, al año siguiente sacó uno nuevo llamado Here We Go Again.

Para 2010 la actriz de Princess Protection Program era invitada a un montón de programas de televisión estadounidenses y series del momento como Grey´s Anatomy, pero el torbellino del éxito superó a Lovato y en plena gira con los Jonas Brothers en Sudamérica, tuvo que abandonar el tour para entrar a un centro de rehabilitación por sus problemas emocionales que derivaban en desórdenes alimenticios.

Al parecer la compositora de “Cool for the Summer” ya venía con ataques de estrés y aún no había superado terminar la relación con Joe Jonas, quien ya estaba en pareja con la actriz Ashley Greene que estaba en la gira con ellos. También la cantante había golpeado a una de las bailarinas por haberla delatado por irse de fiesta.

También te puede interesar: Body positive en Argentina: realidad o marketing

Coincidiendo con su salida del centro de rehabilitación en 2011, Demi Lovato lanzó su tercer disco Unbroken. A partir de ese momento decidió enfocarse absolutamente en su carrera musical con la ayuda de médicos, familiares y amigos. También fue jurado de la segunda y tercera temporada The X Factor USA hasta 2013.

Luego volvió a la actuación (solo para algunos episodios) en la aclamada serie musical Glee.

Después del susto de sus fans, la cantante de “Heart Attack”, lanzó su cuarto álbum “Demi” y fue la voz principal de la canción de Frozen, “Let It Go”, quizás el tema más cantado de toda una nueva generación de niños.

En 2015, Lovato sacó su quinto disco llamado Confident y fue la productora de la banda sonora de la película Charming.

Dos años después, la cantante de “Sorry Not Sorry”, lanzó su  sexto álbum Tell Me You Love Me y un documental revelador sobre su vida y carrera: Demi Lovato: Simply Complicated, que se puede ver en YouTube. También colaboró con el cantante puertorriqueño Luis Fonsi en “Échame la culpa”, cantando en español.

También te puede interesar: Girl Power: Dua Lipa se rodea de grandes mujeres para relanzar su último disco​

En 2018 la performer millennial sorprendió a todos con el single “Sober”, que habla sobre su lucha contra el alcoholismo y donde les pide perdón a todos, sobre todo a sí misma, por caer en las adicciones de nuevo. Un mes después de su lanzamiento tuvo una sobredosis de fentanilo (la misma droga que terminó con la vida de Prince en 2016), un analgésico más fuerte que la morfina.

Luego de salir del hospital, Demi ingresó a un centro de rehabilitación durante tres meses.

Sobre su cuerpo, objeto de debates (muchas veces, agresivos) en foros y en los comentarios en su perfil, la artista expresó:

“Estoy cansada de estar avergonzada de mi cuerpo. Escuchamos el término ‘body positve’ todo el tiempo y para ser honesta, no siempre me siento positiva acerca de mi cuerpo. No me miento a mí misma que tengo un cuerpo increíble. Todo lo que tengo que decir es que estoy sana. He pasado por mucho y realmente me veo como una luchadora", dijo a la vez que se mostró partidaria de utilizar el término "body acceptance" ("aceptación del cuerpo”).

También te puede interesar: Natalia Oreiro: “Yo misma me dije: ‘no quiero ser una popstar, quiero y necesito hacer otras cosas'”

Hoy en día la cantante de “I Love Me” (su último single) se toma su vida con más calma. Está muy comprometida contra el bullying en los más jóvenes y siempre se muestra dispuesta a ayudarlos participando de charlas. También es defensora de los derechos LGBTIQ y es parte de varias organizaciones benéficas relacionadas con los niños, hospitales especializados en enfermedades como el cáncer y salud mental.

En enero Demi Lovato presentó en los Grammy la canción “Anyone”, tema que es un grito de auxilio para los que luchan contra sus adicciones. Y al mismo tiempo, como no todo es oscuridad, Demi encontró el amor y está comprometida con el actor Max Ehrich. Sin dudas esperamos que este camino de sanación continué en su vida y nos regale un disco más lleno de enseñanzas.

También te puede interesar: El Body positive es un boom, pero... ¿por qué no puedo aceptar mi cuerpo?

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios