Sunday 19 de May de 2024

PERSONAJES | 21-04-2024 09:02

Mina Serrano: conocé a la actriz que interpretará a Cris Miró en la serie sobre su vida

Mina Serrano es Cris Miró en la serie de TNT y Flow que se estrena en junio. Una charla con esta actriz española sobre arte, identidad y lucha bajo las luces de neón de los años 90.

Se me pegó el mate, ¡ahora esta señora de París pone el mate!“, dice Mina Serrano argentinizada desde Francia mientras busca un lugar con señal digna para que charlemos un buen rato. Habla en porteño, lo agita con algunos giros castizos, recuerda sus fotos frente a las marquesinas del centro. Y cuando pensamos que en tiempos convulsionados solo vivimos para agredirnos, suelta una llamativa y dulce observación: “Mirá, una cosa que tienen los argentinos es la educación, ustedes siempre preguntan, ¿cómo estás? antes de empezar cualquier diálogo”.

Carolina Unrein: "Cualquier persona trans que esté en los medios de la forma que sea hace una diferencia"

 

Mina Serrano, actriz, performer, supermodelo, niña darkie española nacida en Granada, reina trans del vinilo y las luces de neón, fuerza de la naturaleza empeñada en resistir cualquier clasificación. Si pudo pasar bajo el radar mientras estuvo filmando en las calles porteñas no será por mucho tiempo, encarnará a Cris Miró en la serie homónima de TNT y Flow donde compartirá elenco con Agustín Rada Aristarán, Katja Alemann y Victorio D´Alessandro.

Mina Serrano
Camisa clásica (Pablo Ramírez). Falda plisada y boina con apliques (Prada).


Cris fue la primera vedette transgénero abrazada por el  mainstream en aquellos años 90 de hombría impostada, pizza y champagne. Vivió rápido, murió bella y dejó un recuerdo que se hizo libro, mito, fantasía, carne. “Después de todo vos sos la última muralla, si no la saltás nunca darás un solo paso”, decía el Flaco Spinetta, Mina Serrano toma carrera y se eleva en esta conversación.

LGBT: Qué es el archivo de la memoria trans y por qué es tan importante para la democracia

 

-Cris Miró, alguien que fue emblema de una época que no viviste. ¿De dónde se agarra una actriz como vos para encarnarla?
-Pues hay que componer el rompecabezas con distintas piezas. Por un lado, soy fanática del mundo de la revista, conocía todo el género del varieté en París y en España y empecé a investigar por ahí. Me sabía todas, ¿viste? Todas las vedettes argentinas desde los 70, Moria, Susana, la Lobato, Nélida Roca, Las hermanas Rojo… Empecé por la revista por mi gusto personal pero también porque Cris bebió de eso. Después comencé a meterme en la sociedad argentina de los 90 que es un momento muy particular, vi entrevistas de esa época para conocer quiénes eran las personalidades e imaginar el contexto. Por otro lado, empecé a intentar enfocarme y vivir un poco en el ritmo que lo hubiera hecho Cris.

“A veces en el arte echamos a un costado lo visual, el adorno y la belleza porque pensamos que es algo vacío. Yo reivindico lo frívolo porque a través de lo que consideramos vacuo podemos hacer mucho y utilizar la seducción a nuestro favor”.

-Hoy el mundo es otro y el Buenos Aires de los 90 ya no está pero queda la gente que lo vivió. ¿Charlar fue una buena para entender el espíritu de ese tiempo?
-Mirá, tuve la suerte de que antes de filmar la serie yo estaba presentando un cabaret del Crazy Horse de París en Ibiza e Ibiza es tan noventosa que empecé a resonar con eso (risas). Esa nocturnidad, el culto al cuerpo, la seducción y la sexualidad. Después cuando llegué a Buenos Aires me crucé con mucha gente que conoció a Cris, tuve la fortuna inmensa de hablar con amigas suyas que me abrieron su corazón. Además sabía que era un personaje que vivió la noche porteña y yo tenía que hacer eso, salí un montón y me lo pasé muy bien, intenté respirar en todos los lugares donde lo hizo ella. Entrené como una loca, Cris vivió un tiempo de gran culto al cuerpo, tenía una obsesión con eso y cultivó su imagen como una atleta....¡y también está el tema de los amantes porteños! (risas). Cris es famosa porque era híper atractiva y le encantaba serlo, seducir a sus chongos. Yo soy un poco más tímida pero empecé a identificarme con esa parte y confieso que fue un trabajo de campo muy divertido.

 

Laverne Cox, protagonista de su propia serie sobre la comunidad LGBTQ+ en Hollywood

 

-Mientras hablabas pensaba que Cris solía ir a un restaurante muy tradicional donde cenaban los elencos teatrales de la calle Corrientes y cuando entraba los mozos se distraían al tomar los pedidos, doy fe..
-¡El restaurante Edelweiss! Fui como tres o cuatro veces. Lo que decís es verdad, la gente me habla cosas fascinantes de Cris, del magnetismo que emanaba. Podemos pensar que el tiempo hace que exageremos nuestros recuerdos pero yo creo que en ella había algo genuino.

Mina Serrano
Vestido de lentejuela y transparencias (Miu Miu).


-Se atrevió a ir a los programas más conservadores y machistas de la televisión donde muchas veces le hacían preguntas ofensivas que enfrentaba con superlativa elegancia. Cuando murió cierto medio publicó un obituario deningrante, nadie se acuerda quien lo firmó pero todos recordamos a Cris. ¿Estamos lejos de eso o no tanto como creemos?
-Siempre se dice que fue valiente, ¿pero sabes que pasa con esa palabra? En nuestro colectivo se nos habla de valentía, pero realmente es lo único que podemos hacer. No soy valiente por ser quien soy, yo soy quien soy y pago un precio alto. Quizás me requiere más valor que a otra persona por mi condición pero no es una elección, no me queda otra. Tenés razón en eso de que enfrentaba a gente que iba a denostarla y ahí hay una clave que la vi en muy pocas personas. Ha habido mujeres trans que han marcado mi vida y tienen una cualidad que también tenía Cris y es la bondad. Frente a la crítica y al ataque siempre dar una respuesta desde la bondad, la apertura y la falta de prejuicio.


-¿En mundos tan expuestos como el del entretenimiento o el de la moda cómo se logra esa respuesta?
-Eso es lo más difícil de hacer, porque lo natural cuando estás en situaciones como las que pasó Cris y que siguen pasando, es defenderte. Eso es lo intuitivo y lo más fácil pero hay algo profundo en entender que el otro está esperando una reacción violenta tuya para justificar su accionar. Si vos vas un paso más allá y los tratás con la bondad con la que ellos deberían tratarte los desactivás. Ahí la discusión se eleva a otro nivel y creo que eso es lo que nos traspasa y nos conmueve de Cris, ese ejercicio de apertura y de preservar la frescura frente al ataque. En nuestro colectivo esa es una de las cosas más complicadas de hacer.

“En la esfera pública las primeras personas disidentes que han tenido un foco mediático han sido en la moda, ahí hemos visto a mujeres, negras, curvys y trans, después ese efecto se ha amplificado y ha ido contagiando al cine y a la televisión”.

-Se repite mucho lo de la creciente representación del colectivo trans en ficciones pero siempre se nombran los mismos ejemplos, Veneno y Pose. ¿Esa representación trans en los medios es genuina o corre peligro de que la absorba la moda y la convierta en tendencia?
-No podemos negar que hay mucha gente que lo utiliza como tendencia, como tema de actualidad. Yo me posiciono en usarlo a nuestro favor para contar cosas que son necesarias, aunque la intención por desgracia a veces es “vayamos con este asunto que está de moda”. Creo que debemos ser inteligentes y aprovecharlo.
Por supuesto está el peligro de la etiqueta y la tendencia, lo cual redundaría en que metamos todo en la misma caja. Yo lucho contra eso que inevitablemente pasa, porque por ejemplo, ¿qué tendrá que ver Pose y la escena del Ballroom de los 80 con la revista porteña o la España de los 90? ¡Hay tantas historias de mujeres fascinantes para apreciar en su diversidad!


-La moda siempre está en el centro del debate por la diversidad. ¿La apertura es un cambio real o existe la cuota de minorías para tranquilizar conciencias?
-A mí la moda me abrió muchas puertas porque si bien es verdad que tiene este asunto del tokenismo que busca una repercusión social y comercial pescando clientes entre las minorías, siento que tradicionalmente la moda ha sido el primer medio que ha dado oportunidades a las disidencias. En la esfera pública las primeras personas disidentes que han tenido un foco mediático han sido en la moda, ahí hemos visto a mujeres, negras, curvys y trans, después ese efecto se ha amplificado y ha ido contagiando al cine y a la televisión. Creo que por ese carácter cíclico a buscar lo nuevo que tiene la moda siempre ha abierto sus puertas a gente que no encajaba. Conozco personalmente a diseñadores que admiro han sido personas que no lograban encajar. Son freaks como yo y otros muchos. Hemos crecido en el mismo ambiente, fuimos a las mismas fiestas en distintas épocas y contextos históricos, hay un universo compartido. Después por supuesto también existen intereses comerciales de las marcas que a veces se perturban las mejores intenciones.

Mina Serrano
Entero negro manga larga (Mugler). Casquete de vedette con plumas negras (Archivo Teatro Tabaris). 


-Dijiste que conociste a alguno de esos diseñadores que admiraste toda tu vida. ¿Algún nombre para revelarnos?
-Sí, por ejemplo a mí la primera gran oportunidad me la dio Riccardo Tisci. Y fue una experiencia bastante mágica porque él también posicionó en el panorama mundial a Lea T, una de las primeras supermodelos trans. Lea siempre me inspiró muchísimo, tuve el honor de conocerla y gracias a ella llegué hasta Tisci. Le habló de mí y él me dio la primera oportunidad con Burberry, ahí podemos decir que empezó mi carrera en la moda, fue una experiencia surrealista para mí. De pronto estar en Londres con esta mujer a la que admiro tanto, frente a Riccardo que siempre apostó por una diversidad genuina y fue extremadamente generoso conmigo, me hizo soñar. Un día estás en una sala con Riccardo Tisci, Naomi Campbell, Kate Moss, con toda esa gente de la que tenías posters en la pared cuando eras pequeña y te hace decir, ¿por qué no? Quizás empiezo a ver que puede darse todo eso que pensé que en esta vida era imposible de cumplir.


-Cris le puso el cuerpo a vivir como vedette. Dicen que cuando estaba enferma se recluyó porque su deseo era morir bella. ¿Qué pensás de eso?
-Tomo a la vedette como una figura de mujer multidisplinaria, pero más allá de la técnica más profunda me parece que es una manera de abrazar el glamour y la frivolidad por lo que pueden contar. A veces en el arte echamos a un costado lo visual, el adorno y la belleza porque pensamos que es algo vacío. Yo reivindico lo frívolo porque a través de lo que consideramos vacuo podemos hacer mucho y utilizar la seducción a nuestro favor. La frase de Cris sobre morir bella es mucho más profunda de lo que suena, creo que ella construyó su legado a través de la belleza porque no era solo un atributo físico. Yo interpreto que cuando hablaba de ser bella se refería al orgullo de haber podido construir una identidad que trascendió, conectó y emocionó a la gente en muchos niveles. Para mí la belleza no es algo superficial sino un lenguaje que nos conmueve. 

TEXTO: MARCELA SOBERANO.
FOTOS: LUCAS RICCI.
ESTILISMO Y DIRECCIÓN CREATIVA: GASTÓN OLMOS. 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios