Sunday 23 de June de 2024

MODA | 30-05-2024 08:02

Tamara Ralph: descubrí el universo de esta diseñadora de alta costura australiana que triunfa en París

Es australiana, estudió en Londres y vive en París. Empezó a bocetar a los 12 años de la mano de su mamá y abuela de quien aprendió los secretos de la alta costura. Los moños, flores, pliegues artesanales se convirtieron en su sello.

El vestido de Meghan Markle para su compromiso con el principe Harry lleva su firma. También el que usó Eva Longoria en la alfombra roja del Oscar 2024, y muchos de los preferidos de Beyoncé, Rihanna, Angelina Jolie. Tamara Ralph nació en Sidney, Australia, en una familia de varias generaciones de modistas y diseñadoras. Empezó a bocetar a los 12 años y estudio en el prestigioso Whitehouse Institute of Design. Pronto se convirtió en un icono de su país pero quería más. En el 2005 se instala en Londres y en el 2010 funda Ralph & Russo junto con Michael Russo, y entonces llega su éxito en el mundo de la moda y el mercado del lujo.

Cuatro años comienza a desfilar en París Fashion Week y luego deja todo para dedicarse enteramente a su marca. Sus colecciones son de una femineidad audaz y usa su saber hacer artesanal sin limitaciones. Es impecable para tratar los colores, los metales, los corsés bordados, la sofisticación y la elegancia son su sello en la Alta Costura.

SAC 2023: Las mejores tendencias de alta costura Argentina

 

Tamara Ralph
Tamara Ralph.

 

-¿Cuándo comienza tu pasión por el diseño y la moda?

-Nací en el seno de cuatro generaciones dedicadas a la alta costura, y la moda despertó mi curiosidad desde muy chica. Me cautivaban los bocetos de mi madre y comencé a dibujar desde muy joven. Mi abuela se dio cuenta, me regalo mi primer maniquí y me enseñó todas las técnicas de alta costura de su carrera como modista. A partir de ahí, mi pasión siguió creciendo y nunca pensé en hacer otra cosa en mi vida.

-¿Y cómo te decidiste a dejar Sidney?

-Dejé Australia en el 2005 para perseguir mi sueño de convertirme en diseñadora.Allí, mi vida era relajada y familiar pero el mercado de la alta costura no existía. Entonces me mudé a Londres, donde empezó todo, el lugar ideal para iniciar mi marca porque ahí se valora el verdadero lujo y la artesanía.

Alta costura: estos son los talleres parisinos que hacen posible esta semana de la moda

 

-¿Cómo encaraste a lo largo de su carrera tus colecciones, tus creaciones y su propósito en una prenda?

-Soy conocida por la feminidad y el romanticismo de mis diseños. Sigo con esa sensibilidad pero con el lanzamiento de mi marca  mi enfoque del diseño evolucionó. Cada modelo es una obra de arte cohesiva en relación con la colección más amplia, pero que también es independiente y cuenta una historia individual. Se trata de piezas artesanales, muy ornamentadas, que requieren cientos de horas para darles vida. Están hechas para resistir al tiempo y se heredan de generación en generación.

-¿Hubo algún momento especial de inspiración a lo largo de tu carrera?

-Ha habido muchos momentos increíbles e inspiradores a lo largo de mi carrera, pero el que más destaca es, sin duda, cuando tuve a mi hija Haliya. Ella me inspira todos los días no sólo en mi trabajo, sino también para ser una mejor versión de mí misma. Quiero ser un modelo a seguir para ella y a su vez, inspirarla a medida que crece y encuentra su propio propósito en la vida.

 “Las australianas son muy relajadas y se divierten con la ropa. Las parisinas encapsulan la sencillez en su estilo. Ambos enfoques me parecen inspiradores”.

-Contanos cómo son las australianas con respecto a la moda ya que en general se las piensa como mujeres con un estilo muy deportivo.

-El mercado australiano, en lo que respecta a la alta costura y el lujo, ha evolucionado enormemente en los últimos años, lo cual ha sido increíble de presenciar. Es cierto que se les ha asociado durante mucho tiempo con el fitness, la salud y el bienestar, algo que sigue siendo cierto hasta el día de hoy, pero la industria del lujo realmente ha crecido hasta el punto de que ahora es uno de mis mercados más importantes.

 

En la retaguardia: los oficios de moda que aún subsisten

 

-¿Cuál es la diferencia en la forma de vestirse entre una australiana y una parisina?

-Incluso con la industria de la moda y el lujo creciendo en mi país natal, yo diría que las mujeres australianas todavía son muy relajadas, no se toman a sí mismas demasiado en serio y se divierten con su ropa como medio de expresión. Las francesas, por otro lado, son conocidas por encapsular una sensación de sencillez en su estilo. Son minimalistas, se apoyan en piezas bien confeccionadas y básicas del guardarropa. Ambos enfoques de la moda me parecen inspiradores y refrescantemente individuales.

Tamara Ralph
La ultima colección -debut- está inspirada en su propio viaje, tanto personal como profesional, suma nuevos materiales y expresa sus emociones. 

-¿Cómo te gusta vestirte en el día a día?

-Me gusta mezclar estilos y, por supuesto, depende mucho de mi estado de ánimo y de la ocasión, pero diría que me siento más segura y poderosa con un traje bien hecho.

-¿Y cuál sería el secreto de tu éxito?

-Yo diría que una gran parte de mi éxito se debe a que diseñó guiada por la verdadera y excepcional artesanía, la calidad y el savoir-faire que son símbolos de la alta costura. Este espíritu lo comparto con mi excepcional equipo de taller, todos ellos talentos increíbles. Soy muy afortunada por tenerlos a mi lado. 

at Lilian Rinar

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios