Thursday 25 de July de 2024

SOCIEDAD | 04-07-2024 08:02

Salud mental: la desigualdad también en el cuidado

Las enfermedades mentales afectan a todo el entorno del paciente, y mucho más aún a las mujeres que son responsables en su mayoría de las tareas de cuidado. Marco legal e historias en primera persona.

La compañía juega un rol muy relevante en todos los procesos, muy especialmente cuando una persona está transitando una enfermedad física o mental. “Sin lugar a dudas, un trastorno en la salud mental afecta a todos los entornos, no solamente a la familia”, destaca Lucas González, Licenciado en Psicología. El trabajo integral de todos los actores que son parte de la vida del paciente es fundamental para la efectividad de los tratamientos y para el bienestar de todos los involucrados. “Los dispositivos terapéuticos se ponen a disposición para los procedimientos. Todos trabajan, no solamente con la persona que tiene la problemática, sino que además lo hacen con su familia”, suma el especialista.

Además, la compañía no solo ofrece apoyo emocional y terapéutico, sino que también facilita recursos educativos y de capacitación para los familiares y cuidadores, permitiéndoles comprender mejor la naturaleza de la enfermedad y cómo pueden contribuir positivamente al proceso de recuperación. “Es crucial empoderar a la familia y a los cuidadores con las herramientas y el conocimiento necesarios para afrontar los desafíos que presenta la enfermedad”, añade González.

Esta aproximación holística asegura que el paciente reciba un apoyo consistente y comprensivo desde todos los frentes, lo que incrementa significativamente las posibilidades de una recuperación exitosa. De hecho, investigaciones recientes muestran que los pacientes que cuentan con un fuerte sistema de apoyo social tienen mejores resultados en sus tratamientos. La integración de la familia y la comunidad en el proceso terapéutico también ayuda a reducir el estigma asociado a las enfermedades mentales, promoviendo una mayor comprensión y aceptación. Así, la compañía no solo trata la enfermedad, sino que también trabaja para crear un entorno más inclusivo y solidario. Finalmente, este enfoque colaborativo y multifacético es esencial para abordar los complejos desafíos que presentan las enfermedades físicas y mentales en la sociedad actual. 

La mayoría de cuidadores son mujeres que se encuentran en situación de desempleo. Asimismo, la ansiedad está presente en más del 85% de los cuidadores y hasta un 80% presenta posible depresión. 

Datos que importan

En el XVIII Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría se realizaron un par de estudios relacionados al Rol de los Cuidadores de los Pacientes de Salud Mental. El estudio determina que la mayoría de cuidadores son mujeres que se encuentran en situación de desempleo. Asimismo, la ansiedad está presente en más del 85% de los cuidadores y hasta un 80% presenta posible depresión. 

Por su parte, en una investigación de la Secretaría de políticas económicas ‘El costo de cuidar, las brechas de género en la economía argentina’ destaca que según datos publicados por el INDEC, la tasa de participación de las mujeres en el Trabajo Doméstico y de Cuidados No Remunerado (TDCNR) fue del 91,7% mientras que la de los varones fue 75,1%. En promedio, este trabajo les insume a las mujeres 6,5 horas diarias, en tanto que a los varones les lleva 3,7 horas por día. 

“Cuando hay una cuestión en relación a la salud mental, a un consumo problemático, un diagnóstico de psicosis afecta muchísimo a la familia porque de algún modo tienen que empezar a hacer tareas de cuidado. Eso siempre trae mucha cuestión alrededor y ahí también podemos pensar en este atravesamiento de la perspectiva de género porque quienes realizan las tareas de cuidado generalmente son las mujeres; las madres o las hermanas”, resalta la Licenciada Andrea Pineda. “Por ejemplo: cuando hay que hacer una visita en una internación, generalmente quienes terminan tomando la posta son las mujeres de la familia y van llevando adelante todo ese contexto de entrevistas con los profesionales, de pedidos de ayuda y no siempre son escuchadas”. 

En 2023, el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la UBA realizó un estudio que destacaba que el 45,5% de los acompañantes atravesaban una crisis. El 46,2% considera que es por razones económicas. Por otro lado, un 49 % considera que los motivos son vitales. En el mismo reporte, el 28% realiza terapia. El número de quienes no reciben tratamiento psicológico alcanza a un 51,71%. A su vez, estos últimos lo consideran como una herramienta necesaria.

 

at Candela Barbieri.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios