CULTURA | Hace 1 semana

Premios Oscar: ¿llegó realmente la hora de las mujeres en Hollywood?

Tras el #MeToo y las luchas para terminar con injusticias y abusos en el corazón de la gran industria del espectáculo, ¿cuál es su actual estado de situación en términos de igualdad y equidad de género? Cifras, nombres y perspectivas de un momento bisagra.

El dato enseguida se multiplicó, comentó y compartió en redes sociales (¿la gran caja de resonancia de esta era?): si bien Mujercitas acumulaba seis nominaciones en los próximos premios Oscar, su directora, la singular Greta Gerwig (nominada en 2017 como mejor directora por Lady Bird) había quedado afuera esta vez del listado de aspirantes a Mejor Director(a).

Muchas y muchos hicieron notar su bronca por esa decisión, aún frente a argumentos atendibles como que la nómina de directores nominados hace años se mantiene en cinco frente al importante crecimiento del rubro mejor película (este año son nueve, cantidad que se repite desde 2017).

“No podemos nominar a todos”, se defendieron rápidamente desde la Academia de Hollywood, con el “beneplácito” de no tener que usar el “todes” ya que el “everyone” inglés es inclusivo enough...

También te puede interesar: 6 podcast feministas que tenés que escuchar

Anécdotas y particularidades a un lado, conviene en todo caso tomar el “caso Greta” como puntapié para volver a pensar y repensar un tema tan recurrente como urgente: ¿por qué en Hollywood (reciente epicentro de un movimiento como el #MeToo, de impacto global) los hombres siguen dominando por abrumadora mayoría los roles claves de la industria, principalmente el de la dirección?

¿Qué ocurre con las directoras y autoras mujeres?, ¿no son tantas o permanecen en las sombras? Podría decirse que un poco de ambas, aunque una segunda lectura permite la entrada, algo sigilosa y tímida, de una nueva evidencia: lenta pero persistentemente las cosas están empezando a cambiar, tanto en términos cualitativos como cuantitativos.

Empecemos por las cifras. Y eso podría inaugurar una catarata de malas noticias ya que según el último relevamiento hecho por el Centro de Estudios Para la Mujer en Cine y Televisión, de las 100 películas más taquilleras de 2018, sólo el 4% fueron dirigidas por mujeres.

Directoras Hollywood

Según esa misma casa de estudios, dependiente de la Universidad de San Diego, si se toman como referencia los 250 títulos más recaudadores de ese año, esa cifra trepa a un modesto 8%...

¿Estadísticas de los premios Oscar? Ahí las cosas se ponen más oscuras aún, ya que en sus más de 90 años de historia, la Academia ha nominado a solo cinco (sí, cinco) mujeres en el rubro mejor Dirección, de las cuales una sola tuvo el privilegio de alzarse con el premio: Kathryn Bigelow, por Vivir al límite (una traducción muy antojadiza de The Hurt Locker), allá por 2010.

Pero dijimos antes que no todas eran malas noticias, aunque en rigor haya que aplicar para esa frase un poco de “vasomediollenismo”, ya que se necesita bastante optimismo para obtener cifras alentadoras.

Algo de ese espíritu debe haber flotado en la redacción de Variety, una de las revistas especializadas más célebres de Los Ángeles, que en un reciente informe sentenció: “Es plenamente cierto que el techo de cristal de Hollywood no se ha roto, pero al menos está empezando a agrietarse”.

¿En qué se apoyaron? en un flamante estudio de la Annenberg Inclusion Initiative (dependiente de la USC, University of Southern California) que reveló que en 2019 las directoras mujeres alcanzaron una participación inédita del 10,5% dentro de las 100 películas más taquilleras de los Estados Unidos.

Es un avance, claro, que muchos buscan magnificar afirmando que además dos de las diez películas más recaudadoras a nivel global en todo el año fueron dirigidas (mejor dicho, codirigidas) por mujeres: Frozen II (Jennifer Lee) y Capitana Marvel (Anna Boden).

También te puede interesar: “Unbelievable”, la nueva serie sobre víctimas de violación que deberías ver

Ni euforia ni desaliento, podría ser el título de una prudente recomendación ya que en efecto es un buen signo que las mujeres participen cada vez más del universo blockbusters (la industria, en definitiva, se mueve gracias a esos grandes número) pero todavía falta mucho camino por recorrer.

Y en la era del streaming, ¿qué está ocurriendo con las series y otros títulos on demand? Acá, claro, el panorama se diversifica y atomiza bastante más pero sin despegarse demasiado del cuadro general. Según el mismo estudio de la USC, el 20% de las películas de Netflix de 2019 fueron dirigidas por mujeres y alrededor del 31% de sus programas episódicos estuvieron a cargo de directoras.

Nota al pie: en las series, el rol de director no tiene tanto peso como el de creador, showrunner o incluso productor, de ahí que muchos de estos relevamientos se focalicen más en esos rubros que en la dirección propiamente dicha (que incluso suele recaer en varias personas diferentes por programa).

Otra fuente interesante para seguir de cerca estos temas es el sitio, creado por el colectivo homónimo, Women and Hollywood. Su largo apartado de estadísticas ayuda a reforzar la impresión que tenemos hasta aquí al revelar que si observamos la tevé tradicional, el porcentaje de la participación de creadoras mujeres en los shows fue el mismo: apenas 31%.

Directoras Hollywood

Y el mundo series nos introduce casi sin querer en la otra dimensión del asunto: el análisis cualitativo. Si bien muchísimo se ha hablado (incluso desde esta revista) de los impresionantes aportes que están haciendo las creadoras y directoras mujeres en la televisión y en las diversas plataformas VOD (Video On Demand), no viene mal resaltarlo una vez más.

Apenas un par de nombres esenciales como Phoebe Waller-Bridge (la británica que craneó gemas como Killing Eve, Crashing y Fleabag), Shonda Rhimes (la mujer que popularizó en el mundo el término showrunner) o incluso Amy Sherman-Palladino (creadora y directora de The Marvelous Mrs. Maisel) y las numerosas creadoras y productoras detrás de Big Litlle Lies, Girls o The Handmaid’s Tale alcanzan para dar cuenta de un fenómeno que es mucho más que eso.

Sobre todo porque ellas y otras tantas mujeres más están marcando un antes y un después en la industria y generando algo que tampoco debería pasar desapercibido y es sumamente valioso: el efecto contagio. ¿Por qué se acercarían mujeres a “probarse” detrás de cámara si nunca ven que ése sea un ámbito habitado por ellas? Y peor aún, si allí no se manejan temas que necesariamente las interpelan, seducen, conmueven, describen o interesan… 

En lo numérico, y muy especialmente en lo temático, esta era puede ser entonces un verdadero parte aguas y es allí que aquel vaso medio vacío comienza a llenarse con generosas dosis de virtuosismo y esperanza.

Directoras Hollywood

¿Es llamativa la omisión de Greta Gerwig en el listado de los Oscar? Sí, pero mucho más poderoso es todo lo que ella está ofreciendo, ahora con una conmovedora y moderna reversión de Mujercitas, aquel clásico inoxidable de Louisa May Alcott que marcó a tantas generaciones de mujeres.

¿Es malo que la gran ópera prima de Olivia Wilde (Booksmart, increíblemente traducida en Latinoamérica como La noche de las nerds) haya sido ninguneada (en nuestro país, de hecho, ni siquiera llegó a los cines) por muchos sectores de la industria?

Sí, es muy malo, pero su mera y audaz existencia -por favor tómense el trabajo de buscarla y verla- habla bastante de esta época que está poniendo patas para arriba (¿y para siempre?) las históricas asimetrías de un mundo que, por sobre todas las cosas, siempre invitó a soñar y a extender como nadie las fronteras de lo posible… -

También te puede interesar: ¿Quién es Billie Eilish, la cantante que arrasó en los Grammys?

La brasilera que va por el Oscar

Con su documental Al filo de la democracia, la directora brasilera Petra Costa logró varias cosas: que la crisis política de su país sea tema de debate global (la película está disponible en Netflix, plataforma que la produjo), la nominación a Mejor Documental en los próximos Oscar y el enojo de Jair Bolsonaro, que frente a periodistas se refirió al filme como “una porquería” y una “ficción para los que les gusta dar de comer a los buitres”… El próximo domingo 9 se sabrá si finalmente se lleva esa dorada y preciada estatuilla donde compiten tres (¡sí, tres!)  mujeres más, todas ellas, eso sí, como co-directoras

Directoras Hollywood

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios