Saturday 13 de April de 2024

SOCIEDAD | 04-03-2024 08:12

¿Con cuántas personas tuviste relaciones sexuales?: el "body count", un doble estándar sexista que culpabiliza más a las mujeres

Un término de moda, el "body count", está presente en todas las redes sociales. Y cuando se hace la pregunta "¿con cuántas personas has tenido relaciones sexuales?", las reacciones son drásticamente diferentes según el género de la persona que responde. Un doble estándar que refleja muchas creencias arraigadas en una sociedad patriarcal donde la sexualidad de las mujeres molesta.

"Body count" es un término que solíamos usar para referirnos al número de víctimas de un asesino en serie o para contar los muertos en tiempos de guerra.

Pero hoy en día, el "body count" se ha convertido en una enumeración sexista, obteniendo fuerza en la cultura pop y las redes sociales.

 

Violencia de genéro digital: en qué lugar se encuentra Argentina frente a esta problemática

 

Recuerden a Anna Faris como la heroína de (S)ex List (2011), que descubre, a través de un artículo de prensa, que las mujeres que han tenido más de veinte parejas sexuales permanecen solteras toda su vida. Finalmente, es su vecino, interpretado por Chris Evans, quien resulta ser el vigésimo y... el correcto, validando la teoría defectuosa en el último momento. O también a John-David, el "don Juan" de la temporada 2 de Secret Story (TF1), y sus 780 conquistas en su "lista de caza".

Estos ejemplos son muy ilustrativos y reflejan la marcada diferencia en el tratamiento del "body count" entre mujeres y hombres. Mientras que la primera pronto será considerada "caduca" e indigna del amor verdadero porque ha "revoloteado" demasiado, el segundo es glorificado, erigiéndose como el macho alfa de referencia.

 

Violencia de género: Qué se hizo, qué falta y qué hay que corregir para generar el cambio

 

Esta retórica sexista actualmente goza de una visibilidad aterradora en las redes sociales, incluso convirtiéndose en un argumento para movimientos anti-feministas que exigen más control sobre el cuerpo de las mujeres.

El "body count" o la banalización de la intimidad

En TikTok, el influencer Ugo Original obtiene millones de visitas al filmar encuestas callejeras, donde los participantes deben responder a preguntas cada vez más incómodas.

Entre las más populares, una pregunta que se repite es: "¿qué piensas que es su 'body count'?", que lanza a un transeúnte, mostrándole la foto de una persona que él/ella no conoce. Un "juego" visto por más de 1,8 millones de seguidores.

"Estos son TikToks que circulan mucho, porque se supone que son divertidos, pero a mí me molestan un poco", confiesa Adrien*, de 19 años y estudiante. Recientemente salido del instituto, el joven admite que estas discusiones sobre los recuentos personales son comunes en su grupo de amigos. Aunque le cuesta aceptar la idea de "acostarse por acostarse", y mucho menos hacer una lista de ello.

 

Femicidios: una víctima de violencia de género cada 26 horas en 2023

 

"Tengo algunos amigos que lo preguntan directamente en la primera cita. Se ha vuelto muy común hablar directamente de lo íntimo", continúa él.

Un hecho que también observa Amal Tahir, coach en neurociencias especializada en relaciones amorosas y sexualidad positiva, y autora de varios libros, incluido "Aimer Sainement" (Ed. Leduc). "Sí, es típicamente una pregunta que surge rápidamente en la cita romántica", confirma ella.

Hombre seductor vs. Mujer fácil

Aunque la popularización del término en inglés es relativamente nueva, la pregunta que se esconde detrás de ella no lo es. "Lo escuché cuando estaba en sexto grado. Ya notábamos una connotación diferente cuando se hablaba de las conquistas de las chicas y las de los chicos", recuerda Ève*, de 28 años, empleada en turismo.

No eran reproches directos, sino pequeñas puyas. "Ah, sí, claro".

La joven menciona una "reprobación implícita" cuando el recuento era "alto" y que se entendía como: el hombre es un seductor, la mujer es una chica fácil.

A lo largo de los años y las relaciones, Ève también ha sido víctima de este doble estándar. "No eran reproches directos, sino pequeñas puyas. 'Ah, sí, claro'. Esto podría haber creado complejos en algunos de mis compañeros, porque parecía que era 'demasiado exigente' en el sexo. Es fácil sentirse culpable rápidamente".

Un recuento que se impone como un doble estándar

El sentimiento es compartido por Émilie, de 34 años, periodista audiovisual. "Ya no digo mi 'body count'. De hecho, ni siquiera lo sé", anuncia ella de inmediato.

Al igual que Ève, la treintañera también ha recibido comentarios de varios compañeros. "Ya he chocado al dar la cifra, y luego seguían un montón de preguntas, solo por una noche".

"A los hombres a menudo les molesta, porque quieren ser los únicos para ti, ya que la virginidad se asocia con la pureza en las mujeres. A menudo me decían: 'ah, pero ahora las chicas son como los chicos'. Porque la sexualidad sigue siendo puramente masculina. Esto toca una masculinidad frágil, tóxica, porque si tienes tanta experiencia como un macho alfa, pierde su poder".

"Cuando recibimos reproches, es porque el chico tiene un problema de ego y otro con la sexualidad femenina", añade Ève.

Y Amal Tahir está de acuerdo. Por lo general, los hombres nunca tienen reparos en compartir su "body count", e incluso tienden a exagerar. "Mientras que las mujeres ya no lo hacen, porque saben que pueden ser juzgadas y esto puede crear una ansiedad en las citas".

Por lo general, tampoco se les cree, como destaca la especialista en relaciones amorosas. En sus videos sobre el tema, Ugo Original utiliza la "regla del 3" cuando una mujer le da su "body count". "Porque a las chicas no les gusta decir la cifra real", por lo que se debería multiplicar sistemáticamente su respuesta por tres.

Una tendencia reveladora de creencias patriarcales arraigadas

Porque el "body count" no solo es molesto y problemático. También revela muchas creencias arraigadas en nuestra sociedad patriarcal, incluidas ideas deterministas (y biológicamente falsas).

"La idea de que los hombres tienen necesidades, mientras que nosotras no", cita especialmente Émilie. De hecho, según un estudio del INSERM de 2007 (la última gran encuesta nacional hasta la fecha), el 73 % de las mujeres y el 59 % de los hombres adherirían a la frase: "por naturaleza, los hombres tienen más necesidades sexuales que las mujeres".

Sin embargo, investigaciones realizadas en 2016 y publicadas en el Journal of the American Psychological Association mostraron que "los hombres no percibían las señales de deseo de las mujeres y subestimaban esto. Ellas tenían más ganas de lo que pensaban, pero no lo manifestaban lo suficientemente claro como para que ellos lo sintieran según ellos".

Para Amal Tahir, las reacciones que rodean el debate sobre el "body count" ilustran la necesidad societal de tener "control sobre la sexualidad femenina" y de controlar "lo que las mujeres hacen con sus cuerpos".

La ilustración perfecta de la falta de educación sexual

Y si la pregunta se ha planteado muchas veces por mi parte, ningún hombre ha expresado interés en el "body count" de una pareja (o ha asegurado jactarse del suyo).

Como Baptiste*, periodista de 26 años. "Para mí, no es importante, al menos, espontáneamente no es algo en lo que vaya a pensar. Lo que me interesa es el presente, no voy a sondear el pasado. Es algo que vi cuando era más joven, con chicos que 'encadenaban' chicas para beneficiarse de esa imagen de macho alfa. Es una postura de un adolescente incómodo", comenta él.

Sin embargo, aquellos con posturas de adolescentes están ampliamente presentes en las redes sociales, donde las falsas informaciones y las estigmatizaciones están a la orden del día. Especialmente en plataformas como X, donde se ven tweets que explican que cuantas más relaciones sexuales tenga una mujer con hombres diferentes, más se "deforma" su vagina.

Si bien estas publicaciones son principalmente una muestra de una clamorosa falta de educación sexual, y de conocimiento de la anatomía femenina, siempre es bueno recordar que se trata de un mito.

"Nada demuestra que las relaciones sexuales provoquen un aflojamiento de la vagina con el tiempo. La vagina está temporalmente más abierta antes, durante y después de las relaciones sexuales. Es un poco como si la boca se estirara para bostezar o comer, y luego volviera a su forma habitual", resume Medical News Today.

Por su parte, Amal Tahir agrega que "si un bebé puede pasar, no es un pene lo que asusta a la naturaleza humana".

Pan comido para los discursos anti-feministas

El problema es que estos mitos y otras reacciones misóginas relacionadas con el "body count" de las mujeres benefician a los discursos de extrema derecha, que buscan controlar el cuerpo de las mujeres.

En un video de TikTok publicado el 12 de mayo de 2023, Thaïs d'Escufon (ex portavoz de Génération identitaire) afirma que "cuantas más experiencias haya tenido una mujer, menos oxitocina produce y menos apta es para vincularse de manera duradera a un hombre". Por lo tanto, las mujeres deben prestar mucha atención a su "body count", o de lo contrario, se quedarán solas de por vida.

Si la química amorosa es compleja, esto es una noticia falsa, como demuestra Marcel Hibert, profesor emérito de química orgánica en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Estrasburgo, en un artículo para France Info. "La producción de oxitocina no está reservada a las mujeres", por lo que el argumento de Thaïs d'Escufon es "completamente fantasioso y no se basa en ningún dato científico".

En los Estados Unidos también, este tipo de discursos es utilizado por los detractores de las feministas. "Esto forma parte de un proyecto regresivo más amplio que sostiene que las mujeres no deberían disfrutar de las mismas libertades que los hombres, afirmando que las mujeres que tienen relaciones sexuales con múltiples parejas valen menos que aquellas que no lo hacen", resume Callum Hood, responsable de investigación en el Center for Countering Digital Hate, para la revista Dazed.

Body count: ¿deberíamos hablar de ello en pareja?

Pero, lejos de las redes sociales y en la intimidad de la pareja, ¿deberíamos hablar de nuestro "body count"?

Si Émilie decide guardar silencio, Ève cree que es importante hablar de ello con su pareja, "aunque no sea un tema central".

"La discusión puede desdramatizar el complejo de la persona en relación con las relaciones pasadas. También es una oportunidad para hablar de lo que nos gusta o no en la sexualidad. Pero hay que ser abierto y evitar las comparaciones", lista la joven.

Para Amal Tahir, si la pregunta surge demasiado rápido en la relación, se puede ver como una señal de alerta. "No es una buena idea comprometerse con este tipo de personas, porque no se obtiene nada. Preguntarle a alguien qué le gusta en la sexualidad es pertinente, pero preguntar por el 'body count', ¿qué significa concretamente? Puedes haber tenido relaciones con cientos de personas y no haber aprendido nada en la sexualidad".

En la pareja, si surge la pregunta, pero el juicio no está invitado a la mesa de discusiones, entonces "el diálogo puede ser interesante". De lo contrario, la relación incipiente probablemente no valga su tiempo. Porque entonces, "el riesgo es nunca sentirse a uno mismo, tener siempre la necesidad de justificarse o de ocultar estas cosas sobre uno mismo", destaca la sexoterapeuta.

 

Fuente: MC France

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios