lunes 21 de junio de 2021

SOCIEDAD | 05-05-2020 20:04

Elecciones en EEUU: el voto feminista puede complicar las chances de Joe Biden

Después de un largo silencio, Joe Biden negó las acusaciones de agresión sexual hechas por Tara Reade, una ex colaboradora suya. Los cargos provocaron mucho ruido e impactaron al interior del movimiento #MeToo.

Joe Biden finalmente rompió el silencio. "Nunca sucedió", repitió el actual candidato demócrata a la Casa Blanca en televisión el viernes 1 de mayo. Acusado de agresión sexual por parte de Tara Reade, una ex colaboradora, la ex mano derecha de Barack Obama negó las acusaciones, en una entrevista concedida al canal MSNBC.

Antes de este discurso largamente esperado, el séquito del candidato presidencial demócrata para los Estados Unidos había publicado un comunicado de prensa a fines de marzo en el que denunciaba "acusaciones falsas" e insistía en el compromiso del ex vicepresidente de los Estados Unidos a favor de los derechos de las mujeres.

Eleccion Joe Biden
Joe Biden, en el ojo de la tormenta.

"Ha dedicado su vida pública a cambiar la cultura y las leyes relacionadas con la violencia contra las mujeres", escribieron desde el campamento de campaña de Joe Biden. "No sucedió absolutamente", dijo la portavoz demócrata Kate Bedingfield el 13 de abril.

Agresión sexual a principios de la década de 1990

Tara Reade tenía 29 años en el momento de los supuestos hechos, entre diciembre de 1992 y agosto de 1993. En ese momento era una de las colaboradoras de Joe Biden, entonces senador de Delaware, estado en el que actualmente está confinado.

La mujer de 57 años dijo que estaba sola con él en los pasillos del Congreso, como detalló por primera vez en un podcast publicado el 25 de marzo. "Me puso contra la pared (...), me penetró con los dedos". Si bien los hechos prescribieron, Tara Reade presentó este informe del 9 de abril a la policía de Washington. Sin nombrar a su presunto agresor, ella afirma haber sido "víctima de agresión sexual" en 1993.

Varios testimonios confirman la versión de la presunta víctima

A principios de 2019, Tara Reade había testificado por primera vez contra Joe Biden, junto con otras siete mujeres. Describió gestos inapropiados en los hombros y el cuello, pero no mencionó ninguna agresión sexual, por temor a ser despreciada por el equipo de Joe Biden, explica.

Desde entonces, el New York Times la entrevistó varias veces, así como a sus familiares y a unas 20 personas que trabajaron con Joe Biden en el momento de los supuestos eventos. Una amiga de Tara Reade confirmó al diario de Nueva York que esta última "le contó los detalles de esta acusación en ese momento". Otra amiga, pero también el hermano de la presunta víctima, dijo que unos años después les había contado un "evento sexual traumático que involucraba al Sr. Biden".

El New York Times, por otro lado, explica haber entrevistado a varios ex colaboradores de Joe Biden, que trabajaban en el Senado al mismo tiempo que Tara Reade, y que declararon a los medios que nunca habían oído hablar de este ataque. Tara Reade, por su parte, afirma haber informado a varios miembros del equipo del senador en el momento de los eventos.

La desesperación de los votantes feministas

En los Estados Unidos, el asunto causó revuelo cuando Joe Biden fue recientemente investido como candidato del Partido Demócrata en las próximas elecciones presidenciales, al final de las elecciones primarias. En particular recibió el apoyo de Hillary Clinton y de Bernie Sanders.

Si el caso es controvertido, también lo es porque Joe Biden disfruta de un aura positiva con los votantes democráticos: durante dos períodos, él y Barack Obama formaron un dúo político "cool", progresista y dinámico, e incluso conmovedor, porque se muestra muy cercano y leal, especialmente cuando Joe Biden perdió a uno de sus hijos, Beau Biden, por cáncer en 2015.

Eleccion Joe Biden
Alyssa Milano, referente del #MeToo, fue de las pocas que salió a apoyar a Biden.

Joe Biden, por lo tanto, representa el único baluarte contra Donald Trump, que se postula para un segundo mandato. Para disgusto de muchos votantes demócratas. Desde su candidatura a las primarias, algunos se negaron a votar por él, porque no siempre fue un ferviente defensor del derecho al aborto, y porque los rumores sobre su comportamiento inapropiado hacia las mujeres habían estado circulando durante mucho tiempo.

"No puedo creer que voy a tener que votar por Joe Biden", dijo la periodista y ensayista feminista Jessica Valenti, en Medium, resumiendo el sentimiento de muchos votantes demócratas.

"Una vez más, se pide a las mujeres demócratas que ayuden a salvar al país votando por un hombre profundamente problemático", escribió.

Al otro lado del Atlántico, estos cargos de agresión sexual contra Joe Biden dividen a las feministas. Alyssa Milano, quien revivió el movimiento #MeToo en todo el mundo, y que incluso estuvo presente en la audiencia del juez Brett Kavanaugh, acusado de agresión sexual cuando Trump lo nombró a la Corte Suprema, decidió apoyar al candidato demócrata.

En un podcast publicado en abril, la actriz dijo: "La sociedad debe creer en más mujeres, pero eso no significa que deba hacerse a expensas de los hombres y las investigaciones. Es indispensable ser justos en ambas direcciones". Palabras fuertemente criticadas por activistas, incluida la actriz Rose McGowan, otra figura del movimiento #MeToo.

El 29 de abril, Alyssa Milano incluso firmó una columna en Deadline para justificar su posición.

Allí explicó: "la elección imposible de las mujeres" en un mundo donde la violencia sexual está muy presente: "No es para que las mujeres den una conferencia o absuelvan a los agresores, o para ser vistas como cómplices si no lo hacemos. Depende de las mujeres evolucionar en un sistema establecido por hombres, tomar decisiones pragmáticas que, esperamos, nos lleven a un futuro más igualitario. Siempre apoyo a Joe Biden porque creo que es la mejor opción para este futuro, y de nuevo, no es para que las mujeres reprendan a los atacantes".

Desde Marie Claire Francia

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios