domingo 5 de diciembre de 2021

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 16-11-2021 07:51

Sexo: ¡Adiós al 69! Descubrí el 68, la postura sexual más atrevida

¿Cansados de la rutina? Atrevete con el derivado del clásico 69. Aunque el placer solo se dé en un sentido, os asegura disfrutar sin límites. A probar.

Absolutamente todos conocemos la postura del 69, ¿verdad? La clásica posición para practicar sexo oral–aunque es un tanto acrobática- garantiza el placer a los dos miembros de la pareja en la relación sexual. Pero quizás te interese saber que hay una postura muy parecida a esta pero que es todavía mejor y que se convertirá en tu nueva favorita.

Hablamos del “68”, una variante de la postura tradicional, aunque eso sí, tenemos que destacar que esta posición no ofrece placer mutuo al mismo tiempo como el 69, sino sólo a una de las partes, que eso sí, disfrutará de lo lindo. Si querés experimentarla, tomá nota de cómo tenés que colocarte: uno de los miembros de la pareja debe tumbarse sobre su espalda con las rodillas ligeramente flexionadas.

El otro deberá tumbarse también hacia arriba, directamente sobre su pecho, pero con la cabeza sobre los muslos de la pareja, entre sus piernas. En el caso de la mujer, ésta debe colocar la vagina sobre la boca de su pareja para, en definitiva, facilitarle a ésta el acceso directo a la zona de acción.

El 68 puede parecer una postura de lo más sencilla, pero también requiere de algo de práctica y sobre todo, un poco de equilibrio: si lo necesitás, apoyate sobre los codos para liberar a tu pareja de algo de tu peso corporal o relaja todo tu cuerpo hacia atrás, posando la cabeza en el suelo o en la cama. También es recomendable realizar esta postura sobre una superficie lo suficientemente dura y lisa, como en el suelo –con unos cojines- o sobre un colchón que sea bastante firme.

Con esta variante del 69 solo una de las partes –la que esté colocada arriba- recibe placer de una forma más directa, pero una de sus ventajas es que permite explorar el cuerpo de formas totalmente distintas y dar rienda suelta a la total desinhibición. Al dejar las manos libres, el 68 permite explorar todas las zonas erógenas -pechos, orejas, nuca...- que muchas veces quedan olvidadas, y es una postura perfecta para hacer caricias, para la masturbación o para el uso de algunos juguetes eróticos. Además, la persona que esté debajo tendrá una imagen visual de su amante –colocado encima- de lo más completa y satisfactoria…

El 68 es solo una de las muchas versiones que existen de las clásicas posturas del kamasutra que prometen aumentar todavía más el placer obtenido en las relaciones sexuales. Algo similar ocurre con el método Kivin, una nueva forma de reinventar el sexo oral que asegura orgasmos increíbles para las mujeres en menos de cinco minutos…

 

Fuente: Marie Claire España

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios