sábado 31 de julio de 2021

PERSONAJES | 31-05-2020 16:26

SpaceX: Conocé a Gwynne Shotwell, la gran ingeniera detrás del histórico despegue

Es la presidenta y jefa de operaciones de la firma creada por Elon Musk que logró un verdadero hito al llevar a cabo con éxito el primer viaje al espacio con astronautas por parte de una compañía privada. Acá, su historia.

La hija del medio. Con ese ancestral “sambenito” creció Gwynne, que siempre habló maravillas de sus dos hermanas y de su infancia en las afueras de Chicago, donde ya de chica comenzó a descubrir su pasión por la mecánica y por "cómo funcionan las cosas”.

También fue porrista, amante de los deportes (basket y ¡lacrosse!) y sobre todo una muy buena alumna, que gracias a un promedio impecable logró entrar sin problemas a la única universidad que aplicó, lo cual es una auténtica rareza pero para ella era su gran objetivo: la Northwestern University, en Evanston, Illinois (sí, muy cerca de su casa de toda la vida).

Gwynne Shotwell
Es la gran responsable de este nuevo paradigma de producción y exploración en base a naves reutilizables.

También te puede interesar: Las mil y una máscaras de Nancy Pelosi

Una conferencia de la Society of Women Engineers (Sociedad de Mujeres Ingenieras) la convenció del todo, ella también sería ingeniera. Con su título bajo el brazo (de los 36 estudiantes de su camada, solo 3 eran mujeres) consiguió su primer trabajo en Chrylser, donde todos le recomendaron ir para iniciar una rendidora carrera en la industria automovilística.

Pero, una vez más, Gwynne fue fiel a sus deseos y en 1988, tras terminar una master en matemáticas aplicadas, dio un curioso volantazo aplicando para un trabajo en The Aerospace Corporation, una fundación orientada a la investigación espacial. De ahí pasó a Microcosm Inc., donde terminó siendo Directora de la División Sistemas Espaciales.

En 2002 se pasó a SpaceX, la por entonces ignota compañía de Elon Musk que había nacido ese mismo año con el ambicioso plan de colonizar Marte. Para esa instancia ya estaba casada por segunda vez, ahora con Robert Shotwell, un ingeniero de la NASA al que conoció en un proyecto de voluntariado y que se convirtió en el padre de sus dos hijos.

Carismática y según todos coinciden, muy divertida, Gwynne se transformó con el tiempo en la mano derecha de Elon Musk y en la que dio en la tecla para llevar a cabo los iniciales (pero también muy ambiciosos) planes de la compañía.

También te puede interesar: De influencer a enfermera: la historia de la bloguera que lucha contra el COVID-19

¿Cómo? A través de sus diseños de cohetes y naves espaciales, primero con las cápsulas Crew Dragon y luego con toda la gama Falcon, con la que realizó más de 80 envíos al espacio bajo un nuevo paradigma: el de las naves reutilizables, algo que rebajará abismalmente los costos de la exploración espacial.

Fue el cohete Falcon9 el que logró en 2017 el gran cometido de acoplar la cabina Dragon a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus silgas en inglés) y el que repitió el cometido ayer, esta vez llevando a dos astronautas de la NASA, Bob Behnken y Doug Hurley.

Seguida en todo el mundo a través de la impecable trasmisión de la NASA (la agencia sigue siendo la principal fuente de dinero para la exploración espacial), la hazaña marca un nuevo hito en la vida de SpaceX y de su gran brazo ejecutor, Gwynne.

También te puede interesar: Del horror al (corrosivo) humor, la increíble historia de Hannah Gadsby

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios