domingo 26 de septiembre de 2021

PERSONAJES | 05-06-2020 16:38

Paulina Gaitán: “La realidad no supera a la ficción, la complementa”

La conocimos como la esposa de Pablo Escobar en Narcos y ahora interpreta a la mujer del chileno Sergio Jadue, personaje clave en el FIFA Gate, en la flamante serie de Amazon Prime Video, El Presidente. Sobre corrupción, cuarentena, acentos y ambición hablamos con ella vía Zoom.

Saluda del otro lado de la pantalla y enseguida se le nota sus ganas de hablar y conectar. Está transitando la cuarentena, como ella misma admite, de manera “privilegiada”, ya que se mudó al “rancho” (así le dicen en México a las casas de campo) de su suegro en las afueras de Ciudad de México, bien cerca de Xochimilco. De manera resumida, explica que en México las restricciones nunca fueron obligatorias y que en general el pulso del DF se mantuvo prácticamente intacto.

“Acá la gente es muy necia y le costó y le cuesta entender mucho la necesidad de guardarse un tiempo. Por supuesto que las urgencias económicas varían mucho, y yo digo esto desde un lugar de privilegio, rodeada de mucho espacio, campo, animales y mi novio (el director chileno Daniel Blanco) y mi familia política”, afirma la actriz a quien conocimos primero como “Tata”, la abnegada esposa del Pablo Escobar que interpretó Wagner Moura en la serie de Netflix, Narcos.

Paulina Gaitán
Actualmente transita la cuarentena (no obligatoria) en un campo en las afueras de DF.

También te puede interesar: Eglantina Zinng: "Encontré el poder en dejar de depilarme"

Ahora, desde este viernes 5 de mayo, la podemos ver como “Nené”, la mujer de Sergio Jadue (interpretado por Andrés Parra, el Escobar de El patrón del mal)”, el ex presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile y figura clave del escándalo de corrupción conocido como FIFA Gate en la flamante serie de Amazon Prime Video, el Presidente.

Con producción y elenco multinacional, la serie también tiene un marcado acento argentino: está dirigida por Armando Bo, escrita por, entre otros, Mariana Levy y tiene como narrador principal a la ya fallecida figura del ex presidente de AFA, Julio Grondona.

-¿Es un desafío para vos interpretar nuevamente a una “mujer de”? ¿Cómo lográs, en todo caso, salir de ese “casillero “?

-Lo interesante es que nunca vi a Nené como la mujer de Sergio. Lo es sí, pero nunca la sentí como alguien que está más abajito suyo o subuygada. Más bien al contrario, Nené es una mujer muy manipuladora, que sabe a la perfección como controlar a su marido (y a otras personas) y que hace las cosas con un único objetivo en mente: su propio beneficio. Fue un regalo poder interpretar a un personaje como ella, tan repleta de matices y tensiones.

-¿La conociste o tuviste contacto con ella durante este proceso?

-No. Creo como actores tenemos la licencia de poder hacer ficción. Yo creo que la realidad no supera a la ficción, la complementa, y que siempre podemos darnos licencias para contar tal o cual historia o personaje. En este caso, preferí mantenerse algo alejada de la realidad más cruda, creo que la información que necesitaba de ella está en Internet y en base a eso pude crear el personaje.

-En Internet se puede encontrar además el derrotero de Nené post FIFA Gate y en una de sus últimas entrevistas contó que debió empezar su vida de nuevo, incluso trabajando en un local de comidas rápidas…

-Sí. En lo personal, conozco a mucha gente que ha tenido muchísimo y luego lo ha perdido todo. Es algo que sucede, sobre todo cuando no tenés los pies bien sobre la tierra. Estas situaciones suceden por algo, y nos enseñan un poco sobre la obsesión del poder y los peligros del exceso de ambición.

También te puede interesar: Quién es Julia Garner, la actriz de Ozark que hipnotizó al mundo

-¿Sabías algo del FIFA Gate previo a este proyecto?

-No. No soy fan del fútbol, respeto mucho a sus seguidores pero no tengo ese gusto. Había escuchado algo muy de lejos, por lo que cuando entré al proyecto una de las primeras cosas que tuve que hacer fue eso, empaparme de ese nuevo mundo y de ese tremendo caso de corrupción global…

Paulina Gaitán
Junto a su marido en la ficción, Sergio Jadue (Andrés Parra).

-Y en el medio, adoptar un nuevo acento además…

-(Ríe) Creo que ese fue el reto más difícil con este personaje. Mucha gente me dice: “te salen bien fácil los acentos!, pero yo siento que no, que me cuesta horrores. De hecho, antes de esta serie nunca antes había estado en Chile ni conocido a muchos chilenos.

Recuerdo que llegué un sábado, al día siguiente tuve una clase de una hora con un coach y el lunes ya estaba filmando. Fue muy duro e intenso, durante el primer mes llegaba a casa y me largaba a llorar por la presión que sentía respecto al acento. Pero después de ese mes, automáticamente todo empezó a fluir, fue muy extraño. Nené se apoderó de mi persona.

¡Y me convertí en chilena! (Ríe). Puede que finalmente sí tenga buen oído, pero igual cuesta.

También te puede interesar: Juan Minujín: “Ojalá esta pandemia nos ayude a replantear muchas cosas”

-Leí que de hecho has incursionado en la música en un momento…

-Esa nota salió hace un tiempo y sigue disponible en la web pero no es verdad, y lo gracioso es que siempre me preguntan por mi música. La que canta es mi hermana, yo solo lo hago en la regadera (ducha)… (ríe).

-La última Paulina, ¿Qué fue lo más te costó o te cuesta de este período de confinamiento?

-Yo creo que la ansiedad. La paciencia es algo que no existe en mí. Quiero todo ya. Y aprender que eso muchas veces no se puede fue todo un proceso. Traté de canalizar mi energía en nuevas cosas, me puse a tocar el ukelele, ando con clases de inglés, y hasta empecé a hacer un fashion film de manera remota. Definitivamente lidiar con la ansiedad ha sido para mí el gran tema de esta cuarentena.-

También te puede interesar: Kate Middleton se siente "agotada y atrapada" en cuarentena

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios