domingo 26 de septiembre de 2021

MODA | 11-08-2021 20:00

Una por una, cuáles son las series más fashionistas

La moda se ha transformado en un gran protagonista de la series. De The Bold Type, a la nueva Sex and the city, un recorrido por historias y vestuarios que también están marcando tendencia.

Fue a comienzos del siglo XX cuando la moda occidental empezó a mirar hacia Oriente. Una cultura que instantáneamente se convirtió en fuente de inspiración para muchísimos creadores.

Sin embargo, esto inició en el teatro, con los ballets rusos, más específicamente con Léon Bakst (1866-1924), diseñador de vestuario que entendió la importancia de elaborar un concepto estético como una herramienta más para contar una historia.

La moda como lenguaje

La influencia que logró fue tan grande, que la moda oriental llegó a diseñadores como Paul Poiret, cuenta Marnie Fogg en su libro Moda, Toda la Historia.

La ropa siempre funcionó como un lenguaje, una alternativa estética para manifestar algo y eso queda muy claro, sobre todo en el mundo del arte donde contratan gente que se dedica a crear un vestuario específico para contar esa historia.

El indumento es desde hace siglos una herramienta importante a la hora de comunicar, pero también lo es en nuestra vida diaria. Lo que usamos representa cómo nos percibimos, nuestro estado de ánimo y tantas otras cosas más. Por eso, cuando en una serie vemos a un personaje luciendo determinado atuendo, está tratando de decirnos algo, y es así como lo percibimos. 

Series fashion
Run the world (Starzplay)

Series ícono

Sex and the City se estrenó hace veintitrés años y ya están filmando su regreso, del cual sólo se sabe que Kim Cattrall no será de la partida.

Pero más allá de la historia, la serie se destacó por su vestuario que fue pensado por Patricia Field, una de las estilistas más reconocidas del espectáculo. No es casualidad que Sarah Jessica Parker, quien interpretaba a una escritora que publicaba su columna en Vogue, fuera la más vanguardista de las cuatro amigas con looks que incluían tutús y Manolos a diario.

Mientras que Charlotte (Kristin Davis) que era la más “clásica” se animaba al rosa en casi todas sus tonalidades. Los atuendos sensuales eran para Kim Cattrall, con vestidos de cocktail que a la vez incluían piezas de joyería de alto impacto y sombreros. Y los Power Suits, esos trajes impecables, eran para Miranda, la abogada del grupo interpretada por Cynthia Nixon. 
El lenguaje visual que logró esta serie impactó tanto que hoy continúa influenciando a las nuevas generaciones.

Series fashion
Emily in Paris (Netflix)

En tanto, Run the World, la nueva serie de Starzplay, sigue el mismo camino e incluso comparte estilista con Sex and The City. Una historia sobre cuatro amigas afroamericanas que si bien no tienen relación con la moda, muestra un vestuario que impacta a lo largo de cada capitulo.

Field es una experta en mezclar piezas de pasarela con vintage, y Run the World es una gran fuente de inspiración. Otra pérdida para los fanáticos de SATC es que la estilista no formará parte de la nueva edición porque se encuentra en Francia grabando Emily in Paris.

 

Nuevas referentes

La serie protagonizada por Lily Collins es otra en la que la ropa se ha robado todo el protagonismo y no siempre de manera positiva. Acusada de ser poco realista por sus costosos atuendos, la historia tiene un relato predecible que lo único que quiere es gustar a sus espectadores y llamar la atención a través de los looks.

El claro ejemplo de que no siempre el vestuario transmite lo deseado, y por esto se criticó mucho a la serie, sobre todo entre las parisinas que para nada vieron reflejado sus estilos en la pantalla. Eso sí, como consecuencia de Emily in Paris, hubo un boom de ventas de boinas, algo que refleja su enorme poder de influencia.

“La ropa en una historia puede convertirse casi en otro personaje, ya que puede dar al espectador la capacidad de mirar, relacionarse instantáneamente con él y saber  exactamente quién es”, afirma la vestuarista de The Bold Type.

Una serie con una estética impecable, pero que no logró gran popularidad es The Collection. Una historia situada en París tras la Segunda Guerra Mundial que tiene como protagonista al diseñador de alta costura Paul Sabine, interpretado por Richard Coyle.

Ideal para ver esa dicotomía entre el glamour de la moda y lo que había dejado la guerra. La capital francesa vivió sus mejores momentos con Balmain, Fath y Dior que revolucionaron la moda de la posguerra, y es un poco por ahí donde se sitúa este relato realizado por Oliver Goldstick, uno de los creadores de Bridgerton.

Sin dudas, acá sí la moda es dueña y protagonista con un vestuario creado por Françoise Bourrec, más conocido como Chattoune. Acá podemos ver la necesidad de la sociedad de dejar atrás la austeridad, la mujer quería volver a su femineidad con siluetas que lo reflejarán. 

Series fashion
The Bold Type (Netflix)

 

Las revistas y el diseño al poder

Una alternativa más contemporánea, es The Bold Type, la serie de Netflix que tiene cuatro temporadas, la quinta y última está próxima a estrenarse, y cuenta la historia de tres amigas que trabajan en Scarlett, una revista de moda femenina en Nueva York.

La responsable de vestuario de la cuarta temporada, fue Daniella Launzel quien asegura que al haberse sumado con los estilos de los personajes ya definidos, tuvo la posibilidad de ver qué funcionaba y qué no. Para cada uno armó un tablero de looks y colores, y luego trabajo directamente con los actores para estar en sintonía.

“Cuando llegué, Jane estaba preparándose para hacerse cargo de Scarlett, por lo que debía tener un aspecto más profesional. Kat me dio la posibilidad de explorar un poco más con su estilo, ya que estaba tratando de encontrarse a sí misma. Y Sutton, estaba pasando por muchos cambios en su vida, necesitaba estilos que se adelantaran a eso, para lograrlo me inspire en mí como diseñadora, a veces estilista, con zapatos cómodos y bolsos cruzados. Con atuendos que podían pasar fácilmente de la oficina a una sesión de fotos”, cuenta la estilista.

“Creo que la ropa en una historia puede convertirse casi en otro personaje, ya que puede dar al espectador la capacidad de mirar, relacionarse instantáneamente con él y saber exactamente quién es. Ayuda a informar la historia visualmente en lugar de tener esas ideas y detalles verbalizados. Y es una línea muy fina, porque si la gente se fija demasiado en esos detalles, el diseñador no está haciendo bien su trabajo”, dice Launzel, que también está a cargo del vestuario de la tercera temporada de You, que todavía no se estrenó.

Claramente en The Bold Type la moda es un lenguaje que pisa fuerte y genera admiración entre sus seguidoras que copian sus estilos. Atento a esto, Netflix entiende el poder de la moda, y lo podemos ver con una de sus últimas apuestas: Halston.

Creada por Ryan Murphy, cuenta la historia del diseñador estadounidense que si bien hizo un gran aporte a la industria con sus creaciones, no está entre los nombres más populares. Con una estética típica de la década de los 70, cuando vivió su época dorada, vemos cómo él mismo cambió su atuendo y su imagen antes de consagrarse con un look total black que se convirtió en su insignia.

Y todo el vestuario es parte del relato de cómo se va desencadenando su historia. Además, como parte del lanzamiento de la serie, la firma Halston se unió a Netflix para relanzar algunos de los trajes de archivo creados por el famoso diseñador. 

Estas son algunas series que han llevado el vestuario a un nuevo nivel. La moda es un gran aporte a la cultura, aunque muchas veces no se le da el reconocimiento que merece. Un lenguaje no verbal que hace grandes aportes y ayuda a contar historias desde otra perspectiva.

La ropa puede verse como frívola porque siempre se la vinculó a la femenino y se le ha sacado la importancia que tiene. Algo que ya señalaba la escritora Virginia Woolf, en el libro Una habitación propia: “son los valores masculinos los que prevalecen... el fútbol y el deporte son ‘importantes’; mientras que el culto a la moda, la compra de ropa, trivial”. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios