lunes 11 de noviembre de 2019

LIFESTYLE | Hace 2 meses

El whisky es cosa de chicas

Cómo pasó de ser una bebida aburrida, clásica y “de caballeros” a una opción canchera, deliciosa y preferida por todos. Las expertas opinan y nos dan tips para sumarnos a la tendencia.

Las mujeres tomamos whisky desde siempre, pero hoy por suerte estamos ganando más exposición para naturalizar y dejar de tener que dar explicaciones sobre nuestros gustos”, lanza Agustina Blanco creadora de contenido sobre bebidas desde su usuario @agusblancorm .

Este destilado de origen tuvo siempre fama de ser únicamente para caballeros, con paladares exigentes, de gusto fuerte y que se debía beber al estilo Mad Men, con un cigarrillo en mano sentado en un sillón de cuero. Hoy estamos muy lejos de esa construcción, pero no todavía en la liberación total de la bebida.

El whisky no tiene género, lo podés tomar sentada en la vereda o escuchando trap en un bar de barrio”, cuenta Ani Varela, asesora gastronómica de Sede Whisky (Guevara 421) un reducto en Chacarita que se propuso abrir el juego y ofrecer este destilado en un ambiente descontracturado y sin prejucios.

Por su parte, Florencia Capella, fundadora de 878 Bar apunta: “Desde que abrimos en 2004 tuvimos políticas de apertura en la barra en general y con los whiskies en particular. Hoy se nota la caída del prejuicio de bebidas para mujeres y estamos orgulloses de formar parte de esta movida”.

También te puede interesar: Boulevardier: el cocktail que invita a tomar whisky de una manera diferente

En este clásico bar de Thames 878 se llevan a cabo los domingos a la tardecita noches de whisky con el fin de sacar a la bebida “del imaginario de la whiskería con tipos de masculinidad antigua en plan trampa”. Sara Gandulfo, Brand Manager de Chivas y Jameson, apunta que el 30 por ciento de los consumidores de esta bebida son mujeres.

El destilado ganó terreno entre las mujeres y demostró que, como todas, es una bebida sin género

“Este número no es claramente menor, hay un gran interés por parte de las mujeres y se organizaron incluso en redes sociales como @minaswhisky o @wachaswhiskeras. Hoy en día desde las marcas planteamos la comunicación desde un lugar genérico, haciendo hincapié en compartir y disfrutar de la experiencia”, cuenta.

Por su parte, desde Wild Turkey suman que “las mujeres fueron ganando espacio en la industria de las bebidas en general, no sólo desde el consumidor si no también desde el colectivo de bares y bartenders que impulsan propuestas que incluyen desde su producción e idea un espacio de participación inclusiva”.

También te puede interesar: ¿Dónde tomar el mejor vermú de Buenos Aires?

Para las que todavía no se sumaron a la tendencia o no se animan a probar este destilado Agus Blanco recomienda empezar con un bourbon (N. de la R.: Wild Turkey, por ejemplo) que suele tener más notas avainilladas y dulces o si no pasarse directamente al equipo de los single malts (Genglivet 12 años, por ejemplo).

“Las opciones van variando, se puede empezar a entrenar el paladar con coctelería y luego continuar por un whisky americano o irlandés”, aconseja Varela. Para culminar Blanco sentencia que esta movida no es moda ni marketing, sino que “lo tomamos porque nos gusta y ese es el camino”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios