viernes 24 de septiembre de 2021

LIFESTYLE | 07-04-2020 13:08

Cuarentena: qué es el upcycling y por qué es importante ponerlo en práctica

En medio de la crisis que actualmente atraviesa el planeta, son pocas las probabilidades de mantener nuestro antiguo estilo de vida, poco sostenible y desfavorable para todos los involucrados.

Es casi obligatorio recurrir al cambio, invertir mejor el dinero y comprar nuestra ropa en marcas que estén alineadas con nuestros valores actuales.

Marcas como Biótico y U+1 por ejemplo, dos proyectos sostenibles, cuyas piezas están formadas a partir de prendas recicladas y elaboradas con técnicas como el upcycling, que permite aprovechar el exceso de producción de la industria.

“El upcycling es un recurso creativo sostenible que aporta más valor a los elementos desechados; esta acción transforma la “basura” en productos potencialmente comercializables: puede hacerse cambiando y agregando un toque personal al diseño, mejorando la calidad del material o arreglando un objeto en desuso”, afirma Jessica Pullo, creadora de Biótico.

Se estima que cada año se desechan 50 millones de toneladas de ropa, y la mayor parte no se biodegrada en un vertedero. (Los materiales sintéticos como el poliéster o el nylon también pueden filtrar sustancias químicas en la tierra, y si se incineran, pueden volverse cancerígenos).

También te puede interesar: ¿Qué podés hacer con la ropa que ya no usas? 

Una sola remera de algodón puede requerir hasta 700 galones de agua y puede viajar a través de varios países durante la producción. Pero incluso si está manchado o dañado al final de su vida útil, probablemente podría reciclarse en otra cosa, el tema es que pocos son conscientes de todo esto.

 “El upcycling utiliza residuos pre o post-consumo o, posiblemente, una combinación de ambos. Los residuos de pre-consumo se hacen en la fábrica, como los restos de telas que sobran del corte; los post-consumo se refieren a la ropa en desuso que normalmente encontramos en tiendas de segunda mano o vintage.

Actualmente se practica la economía lineal donde comprar, usar y luego tirar es la norma. Este sistema contribuye a que se desechen millones de kilos de residuos textiles, aunque la mayoría sean reciclables.

Las empresas de moda rápida o fast fashion son grandes contribuyentes a estos problemas, ya que su propósito principal es producir ropa barata en grandes cantidades y la mayoría con condiciones de trabajo lamentables”, agrega Pullo. 

Dejar esto claro para los consumidores será clave para hacer que la moda sea más sostenible en el futuro. Estamos eliminando gradualmente las bolsas de plástico y papel de un solo uso de nuestras vidas, y debemos pensar en nuestra ropa de la misma manera.

¿Qué pasará con esta remera, bolso o zapatillas cuando termine de usarla? A corto plazo, debemos cambiar la forma en la que compramos, porque solo compraremos cosas con un valor legítimo y un uso final factible.
 
“Si queremos vivir una vida sostenible, necesitamos opciones de ropa de moda lenta y el upcycling es una solución posible, ya que pone en práctica un modelo de economía circular, donde los recursos se utilizan durante el mayor tiempo posible, obteniendo más valor mientras están en uso, para luego restaurarlos y reutilizarlos cuando los dejemos de usar. 

También te puede interesar: ¿Qué es la moda circular?

El suprarreciclaje ayuda al ambiente y ofrece beneficios económicos; al reutilizar materiales, se pueden hacer grandes ahorros en la compra de insumos para uso comercial o personal”, concluye la fundadora de Biótico. 

Una industria de la moda más sostenible depende del uso de lo que existe, eliminando el problema de la ropa en los vertederos y reformulando la forma en que valoramos nuestras prendas.

Me parece completamente factible que algún día, todos reciclemos la ropa que más usamos cuando ya esté desgastada,sin desperdiciar nada en el proceso.

Y todo lo demás en nuestro placard sean piezas que realmente nos gusten y queramos conservar, algo que compremos con la intención de mantenerlo durante mucho tiempo, ya sea un blazer clásico o un bolso de colección.

¿Qué no tendrá sentido en los próximos meses y años? gastar grandes cantidades de dinero en una remera de diseñador o disfrutar de una emoción momentánea gracias a la moda rápida. Una vez que sepas con precisión lo que conlleva crear una prenda - lo bueno y lo malo- es imposible volver a comprar tan descuidadamente.

Upcycling en cuarentena by UpcyclingU+1

Dadas las circunstancias actuales de cuarentena, la fundadora de la marca UpcyclingU+1, Agustina dos Santos Claro, responde algunas preguntas sobre cómo poner en práctica esta técnica creativa desde casa: 

  • ¿Qué tipo de materiales se pueden utilizar para darle vida a nuevas prendas?

Las posibilidades para darle vida a una prenda son infinitas, y en muchos casos no se necesita más que una tijera, hilo, aguja y creatividad.

Hay una diversidad de materiales que se pueden usar y muchos los podemos encontrar en nuestras casas: canutillos, mostacillas, lentejuelas y tachas, cintas diversas, pintura para telas o anilinas, encajes, puntillas, etc.  ¡Ahora es un buen momento para usarlas!

Para las que no se dan mucha maña con las manualidades, ¿alguna idea para que puedan practicar el upcycling de manera sencilla?

El upcycling tiene un sin fin de posibilidades y técnicas, la clave es investigar y ver cual les interesa probar o con cual se sienten más cómodos para arrancar.

Mi propuesta para estos días las voy a diferenciar en dos categorías: una donde se interviene la prenda con distintas técnicas, pero no se altera la forma de esta y otra donde ya se usa tijera y mucha imaginación para cambiar completamente la prenda.

También te puede interesar: La moda argentina ante un nuevo paradigma de producción: el modelo slow

  • Se pueden intervenir las prendas:
  1. Pintando, si tienen pintura para tela, es algo sencillo y divertido. Además, es una actividad en la que pueden participar los más chiquitos.
  2. Aplicando tachas, vienen de muchas formas algunas se pegan con calor, otras se cosen, etc.
  3. Bordando con hilos o con canutillos, mostacillas y lentejuelas.
  4. Tiñendo completamente o con alguna técnica de nudos para lograr algún batik. Pueden utilizar anilinas para teñir o investigar sobre formas sustentables de teñido.
  5. Con parches bordados, algunos se aplican con la plancha otros hay que coserlos, pero es una forma sencilla de darle vida y actitud a cualquier prenda.
  6. Las puntillas, cintas o encajes aplicados en detalles en la prenda, como en los puños o ruedos le pueden dar un toque diferencial a una prenda básica. 
  • Para los que se animan pueden transformar completamente las prendas tan solo cortándolas, por ejemplo:
  1. Un vestido holgado largo, pueden cortarlo y transformarlo en dos piezas, un top y una falda.
  2. Pueden agarrar una camisa de hombre y transformarla en un vestido, una blusa, o inclusive en una falda.
  3. O algo más sencillo para quienes no se animan a algo muy complejo. Pueden agarrar una remera básica de hombre o mujer y probar cortarla. Sacarle las mangas, acortar el largo, etc.

Todas las propuestas enumeradas no son muy complejas, las de transformar completamente la prenda son las más arriesgadas, pero no imposible, se requiere confianza solamente.

Yo les propongo que se animen, prueben, experimenten y pongan en marcha su creatividad.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios