lunes 21 de junio de 2021

SOCIEDAD | 15-05-2020 17:57

¿Crisis es oportunidad? Hablamos con el argentino que hizo de los memes un gran negocio

Mateo Duhalde tiene 22 años y ya acumula más de 10 millones de seguidores en varias cuentas paródicas. Escribió un libro sobre cómo monetarizar las redes sociales y creó además su propia academia. En esta cuarentena, charlamos con él sobre todos estos temas.

Una primera búsqueda en Google demuestra que Mateo Duhalde también es muy prolijo para comunicar sus logros. En efecto, por todos lados aparecen sus datos salientes: tienen 22 años, creó su primera cuenta a los 15 (sí, a los 15) y hoy acumula más de 10 millones de seguidores en diferentes cuentas que crean y comparten de memes como @mufalsa @elcositodelvisto y @elcositodelabic.

La suya personal también andas por lo ciento de miles de seguidores y algo de toda esa precoz expertise fue volcada en un libro cuyo título no deja lugar a dudas sobre su contenido “La clave para conseguir 100.000 seguidores en 6 meses y generar ingresos con redes sociales”. Coca-Cola, Unilever, McDonald’s, Chevrolet, Maybelline, Quilmes y Movistar, son algunas de las marcas con las que trabajó en todo este tiempo.

Hoy Mateo está plenamente abocado además a “Jóvenes Ambiciosos”, la academia online que fundó y en la que enseña estrategias para construir audiencias y monetarizar diversos emprendimientos web. Sí, estamos ante un joven emprendedor muy orgulloso de su condición que además disfruta reflexionando sobre su universo y ese otro mucho más infinito e inasible llamado Internet.

También te puede interesar: Venta online: las claves para transformar tu negocio

-¿Puede haber propiedad intelectual detrás de un “meme”? ¿Podés asegurar que el material que se sube a tus redes no son plagios de una idea ajena y que a su vez eso no te suceda a vos?

-Mirá, generalmente el contenido para un meme o para una comunidad de humor surge de situaciones cotidianas, de la vida misma, digamos, y eso es muy difícil de rastrear. A veces pasa, es cierto, que un meme empieza a hacerse viral, se empieza a compartir en todos lados y no se respeta el "derecho de autor" de la persona que lo creó, pero bueno, por ahora son así las reglas del juego.

Mateo Duhalde
"Jóvenes Ambiciosos" se llama su academia para generar comunidades en la web.

-Solés repetir que las “redes sociales pueden ser un gran negocio”. Pero ¿no está ya superpoblado de gente buscando hacer negocio? Desde Instagrammers a cuentas paródicas y de memes, influencers, famosos, cuentas corporativas...

-Yo no creo que esté superpoblado. De hecho, me parece que aún hay mucha, demasiada, oportunidad allí. El mercado de Internet es tan grande que todos pueden sacar una buena tajada. Estamos muy lejos de que esté superpoblado. Creo que sí es un mercado lleno de problemas y necesidades. Las personas que logren identificar el problema X y satisfacer esa necesidad, son las realmente van a lograr un negocio rentable con las redes sociales. 

-¿Qué consejos básicos darías para aprovechar esta cuarentena y esta (nueva) explosión de las redes?

-A cualquiera que esté interesado en esa oportunidad le diría lo mismo: “estoy seguro que vos dominás algún tema o tenés más conocimiento que los demás sobre algo en particular, porque lo atravesaste, porque te apasiona o interesa o por lo que sea. Lo que te recomiendo es que empieces a compartir ese conocimiento en un lugar determinado donde las demás personas se puedan ver beneficiadas o sentir que aprenden de vos.

Una gran comunidad, una buena audiencia es el mejor activo que podés tener, no sólo vas a poder ayudar a muchas personas sino que además podrás armar un negocio rentable”.

-¿Qué errores, comunes y no tanto, NO hay que cometer en ese camino?

-El error más común que se comete es imitar lo que hacen los demás. Generalmente porque una persona tuvo cierto éxito en una comunidad o hablando de un tema, la gente tiende a copiarlos y piensan que si a esa persona le fue bien, "a mí también me va a ir bien". A la gente no le gusta ver siempre el mismo contenido, y las copias nunca llegan lejos. Entonces lo que yo recomiendo es buscar la diferenciación siempre. Si van analizar a la competencia que sea para inspirarse y reinterpretarlo, no para copiarla. Eso lo veo mucho y es el principal error.

También te puede interesar: Cuarentena: cómo detectar el abuso financiero​

Un segundo error es creer que vas a tener resultados rápidos. Si lo que vos querés es construir una comunidad fiel y sólida, tenés que saber que no se consigue de la noche a la mañana. De pronto podés tener un golpe de suerte, pero a esto le pasa al %1. Si realmente querés construir algo sólido, construir un buen negocio digital que te permita generar ingresos desde tu casa, viajando o lo que sea, tenés que estar dispuesto a trabajar incluso cuando no ves los resultados que deseás.

Hay que seguir y seguir. Se trata de persistir, de tener disciplina y de saber fracasar, ya que seguramente eso les va a pasar, todos nos equivocamos y mucho al comienzo. El mundo emprender no es para todas las personas, es para aquellas que saben que pueden fallar en la primera y en la segunda y en otras más también pero que en la sumatoria de fracasos de alguna les va a ir bien. En cada uno de eso fracasos siempre irá aprendiendo cosas. Es importante saber y retener –no muchos lo hacen- que los resultados rápidos no existen.

-Respecto a tu propia vida, ¿cambio muchó en todo este tiempo? Digo, comenzaste de muy chico en este camino...

-Sí, mi vida cambió mucho. De hecho, siento que la parte de la adolescencia se me acortó mucho porque desde los 15, 16 años empecé a tener dinero y a pensar más como empresario que como adolescente. Pero la vida es cambio permanente, y la clave está en saber adaptarse.

-Hay sobrados ejemplos de gente que "la pega" de joven y enseguida se "le suben los humos a la cabeza" ¿Pensaste en esa posibilidad, la tenés evaluada/trabajada?

-Particularmente no conozco nadie así. Si conozco mucha gente que la "pegó" de joven pero no creo que haya sido por un golpe de suerte. Todas esas personas que conozco que alcanzaron sus objetivos fue porque, primero, los desearon muchísimo; segundo, porque armaron un plan estratégico para alcanzarlos y, tercero, porque tomaron un plan de acción masivo y, como resultado lógico, la “pegaron”.

Respecto a los humos, es algo que puede pasar, pero me parece que tiene que ver con una característica del ser humano y no necesariamente ocurre porque "la hayan pegado". Yo conozco más personas "con humos" que no han logrado nada que aquellos emprendedores que trabajaron duro por un objetivo y son super humildes y muy centrados en todo lo que tienen y en lo que les falta conseguir.

Y eso me lleva a un último tema: creo que hay mucha confusión respecto al concepto "humildad": la gente piensa que es creerse menos o por ahí tener un perfil bajo. No necesariamente es así, creo que es indefectible que el ego crezca cuando mirás todo lo que hiciste pero también es indispensable pensar en todo lo que te falta conseguir. Ahí es cuando crece la humildad. 

Si yo por ejemplo te digo: ”Por mi academia pasaron más de 10 mil personas y ayudé a un montón de gente a obtener resultados y un negocio digital con las redes sociales", ahí está hablando el ego.

Pero si te digo "Mirá, ahí afuera hay un montón de personas que necesitan aprender, a crear un negocio digital porque la situación está muy difícil, más que nada en esta cuarentena, todos se ven obligados a trabajar desde la casa, algunos fueron despedidos de sus empleos, hay muchas personas por ayudar, muchas personas por impactar…. Además tengo muchísimos libros por leer, no tengo nada de conocimiento respecto a tantas cosas, me queda tanto por recorrer y conocer”, significa que todavía siento que no soy nadie respecto a lo que podría ser. Es ahí, cuando te ponés en esa posición, que resulta imposible que los humos se te suban a la cabeza.

También te puede interesar: Cocina, compras y limpieza: las mujeres son las más afectadas de la cuarentena

-¿Con qué ambicionás o soñás hacia delante?

-Respecto a la academia, mi objetivo es posicionarla en los próximos años como la más fuerte de Latinoamérica o de habla hispana. Darle herramientas a la gente para que puedan emprender de cero y puedan armar un buen negocio y una buena empresa.

Quiero desarrollar la mayor cantidad de emprendedores posible. Esa es mi visión desde el aspecto profesional: impactar a la mayor cantidad de personas que pueda positivamente y ayudarlos a mejorar sus ingresos. Respecto a lo personal, ambiciono seguir trabajando en mí, seguir puliendo para alcanzar mi mejor versión -que estoy muy lejos de eso-. Quiero viajar mucho, tener experiencias extraordinarias, quiero construir relaciones sólidas y sanas que permanezcan en el tiempo y disfrutar la vida, ser feliz. Esa es mi mayor ambición.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios