miércoles 28 de octubre de 2020

SOCIEDAD | 25-09-2020 16:53

Más de medio siglo después que Neil Armstrong, en 2024 una mujer pisaría la Luna

El flamante programa de la NASA se llama Artemisa y aun no se sabe quién será la astronauta elegida. Los detalles de una nueva misión espacial histórica.

Mientras en Netflix vemos a Hilary Swank encabezar una larguísima misión a Marte (en la serie Lejos), por estos pagos los horizontes aún son más “modestos”.

Sí, a más de 50 años de aquel histórico 20 de julio de 1969, y del "pequeño gran paso" de Neil Armstrong, la NASA a acaba de anunciar su nuevo programa Artemisa con el que planea llevar a una mujer a la Luna.

Con un costo total de unos 28.000 millones de dólares, la misión comenzará el próximo año y se dividirá en tres fases: Artemis I (que durará todo 2012 y será sin astronautas) Artemis II, que volará con tripulación en 2023 llevando a los astronautas al espacio exterior y Artemis III que supone en aterrizaje lunar en 2024, a 52 años de la última misión lunar Apolo en 1972.

También te puede interesar: Nieves Zuberbühler y la comprometida campaña que ya es tendencia en redes

La noticia llega en medio de un fuerte renacer del furor especial, originado sobre todo gracias a las misiones privadas que lleva a cabo SpaceX, la firma creada por Elon Musk cuya cabeza absoluta es otra mujer: Gwynne Shotwell, una ingeniera experta en operaciones y naves espaciales.

Lo que aún no sabe del nuevo programa de la NASA es quién de sus 12 astronautas mujeres será la elegida para participar de la misión, una decisión que se irá tomando con el correr de los objetivos de la misma (y las pruebas que se realicen en cada paso).

También te puede interesar: SpaceX: Conocé a Gwynne Shotwell, la gran ingeniera detrás del histórico despegue

Pero sí ya contamos con varios detalles interesantes, como la reciente designación de Catherine Koerner como directora de Orion, el Programa madre de la NASA del que depende Artemisa y varios más. 

Otra mujer cetral para la misión es Amy Ross, cuyo objetivo será nada más y nada menos, que diseñar los nuevos y revolucionarios (bien inteligentes) trajes espaciales que tendrá la tripulación, incluida la astronauta elegida.

También te puede interesar: De influencer a enfermera: la historia de la bloguera que lucha contra el COVID-19

Con formación en diseño de Alta Costura, Amy tiene una larga ligazón a la Nasa ya que su padre Jerry Lynn Ross, era astronauta y tiene el récord de la mayor cantidad de viajes al espacio: siete. Sí, una vida en las estrellas podría decirse y no es casual que su mujer Karen, y madre de Amy, también estuviese muy involucrada en la causa: era la encargada de catering de la NASA.

Con el correr de los días y las semanas, la agencia norteamericana irá ampliando la información de Artemisa y, más adelante aún (sí, aún falta bastante para eso), compartirá el nombre de la histórica astronauta.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios