martes 26 de mayo de 2020

SOCIEDAD | Hace 4 días

La historia de June Almeida, la investigadora que descubrió el primer coronavirus en 1964

Hace más de medio siglo descubrió los primeros coronavirus gracias a una técnica de microscopía que ella misma había inventado. Se necesitó una pandemia mundial para que esta viróloga escocesa sea destacada.

"Sin lugar a dudas, ella es una de las científicas eméritas escocesas de su generación, pero desafortunadamente en gran medida olvidada", lamenta Hugh Pennington, profesor emérito de bacteriología en la Universidad de Aberdeen, en el diario escocés The Herald, sobre June Almeida. En 1964, esta científica británica descubrió el primer coronavirus. A mediados de abril, la BBC fue el primer medio de comunicación en contar los descubrimientos clave de esta investigadora olvidada y honrar su condición de pionera, trece años después de su muerte. 

Ella fue la primera investigadora en observar los coronavirus, gracias a una técnica de microscopía que ella misma había desarrollado en la década de 1960. La técnica utilizada por China para identificar rápidamente al covid-19. La  técnica en cuestión fue revolucionaria hace seis décadas, ya que identificaba si las partículas microscópicas eran virus o células. Además, la experta pensó en usar anticuerpos tomados de personas previamente infectadas para sanar a los afectados por esta enfermedad.

También te puede interesar: “También hay luz en este encierro”

June Almeida identificó varios virus, incluida la rubéola. Después de sus descubrimientos, los médicos comenzaron a usar su técnica de microscopía electrónica para diagnosticar infecciones virales. Este descubrimiento lo logró a los 34 años, pero su carrera comenzó a los 16 años cuando decidió convertirse en técnica de histopatología, es decir, el estudio debajo el microscopio de tejidos afectados por una enfermedad. Fue docente en la universidad de Toronto y trabajó en el Hospital Saint Thomas de Londres, el mismo en el que estuvo internado Boris Johnson hace poco tiempo. Fue allí, donde el Dr. David Tyrrel la contactó para investigar un virus similar a la gripe.

"No teníamos muchas esperanzas, pero pensamos que valía la pena intentarlo", dijo el médico británico en su libro Cold Wars: la lucha contra los resfríos. Usando un microscopio electrónico, la investigadora de 34 años logró producir imágenes claras del virus. Ella observó un punto redondo y gris, pero también picos, que se forman como una corona, alrededor del virus.  En ese momento, la  joven investigadora había tratado de advertir sobre su peculiaridad nunca vista en un artículo, pero este último había sido rechazado. Para los revisores, las imágenes de June Almeida eran simplemente de baja calidad, no era más que el virus de la gripe. Pero con esta tercera observación, en el laboratorio de David Tyrrel, June Almeida comprendió que había descubierto un nuevo grupo de virus. Cuando el médico inglés, el supervisor de June Almeida, y ella se reúnen para sacar las conclusiones de sus observaciones, debaten un nombre para encontrar este grupo de virus descubierto. Eligen la palabra latina corona, que significa "corona", en referencia al halo de picos observados alrededor del virus. Esta designación será validada por el Comité Internacional de Taxonomía de Virus solo en 1975. Unos años más tarde, la investigadora se alejó del microscopio para convertirse en profesora de yoga. En los años 80, volvió a investigar por un tiempo sobre el VIH. Murió el 1 de diciembre de 2007, en Bexhill-on-Sea, Reino Unido, a la edad de 77 años.

Marie Claire Francia

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios