miércoles 2 de diciembre de 2020

SOCIEDAD | 21-10-2020 20:11

Home Office: Algunos consejos para evitar el síndrome burn-out

Según un relevamiento de Bumeran, en Argentina el 88% de las personas sufrió síntomas de estrés laboral crónica en medio de esta pandemia. ¿Cuáles son sus posibles antídotos?

Ineficacia, agotamiento mental, incapacidad de concretar las tareas o de hacerlas adecuadamente, parecen sentimientos que, pandemia mediante, han pasado a formar parte de la rutina de cualquier trabajo.

Según un reciente relevamiento del sitio laboral Bumeran, casi el 88% de los argentinos asegura haber sufrido alguno de estos síntomas a causa del teletrabajo en cuarentena. Además, entre ellos, casi el 70% dijo trabajar más horas desde que realiza home office y cerca del 45% manifestó no poder separar la vida laboral de la vida personal. De todas formas, el estrés laboral es una problemática histórica.  

También te puede interesar: Cuarentena: un nuevo estudio revela un mayor impacto en madres trabajadoras

Todos "quemados"

Por su falta de control y de prevención, el estrés laboral -más conocido como “burnout” o simplemente “estar quemado”- es la puerta de entrada de otras patologías psíquicas.

En base a la gran cantidad de diagnósticos de este estado de salud mental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la reconoció como enfermedad en 2019. Aunque el término fue utilizado por primera vez ya en 1974, el año pasado fue la primera vez que el desgaste profesional entró en clasificación como patología. 

“Desde las empresas se puede brindar información e incentivar buenas prácticas para evitar que los empleados lleguen a ese extremo en su salud mental”, señala Lucas Mailland, especialista en Recursos Humanos y fundador de Fichap, una start-up de gestión de equipos de trabajo.

Con esa mirada coinciden en Gympass, una app y plataforma basada en lograr el bienestar corporativo y que alerta además sobre varias consecuencias inmediatas de ese síndrome:

  • Sentimiento de inferioridad profesional: inseguridad en el empleo y desmotivación
  • Sentirse excluido de la empresa y del equipo: algo que ahora, con la virtualidad, puede sentirse más palpable (reuniones virtuales donde no nos incluyen, encuentros perdidos, etc)

También te puede interesar: Los derechos laborales que debes conocer bien en tiempos de cuarentena

  • Dificultad para poner límites: hoy, con la compu delante nuestro, en nuestra propia casa, las 24hs, poner un punto a la jornada laboral, se hace complicado (aunque la ley de teletrabajo ya estipula un horario de desconexión).
  • Dificultad para separar la vida profesional de la vida laboral. Trabajar desde casa dificulta aún más la misión de establecer el tiempo que se invertirá en la producción profesional y el dedicado a la familia.
  • Actitud cínica o muy crítica. Los signos de irritabilidad e impaciencia constantes con colegas o clientes pueden estar directamente relacionados con el agotamiento y necesitan ser un punto de atención antes de causar un burnout.

Los antídotos

Entre ambos aportes, se puede delinear una suerte de guía para salir del “encierro burnout”:

  • Crear rutinas de trabajo. “Para los trabajadores que realizan actividades desde sus hogares es muy importante planificar la jornada y organizar sus horarios de la misma manera que lo harían en un espacio físico compartido”, aclara Mailland. Establecer horas de inicio y finalización, horarios de almuerzo y respetar el descanso, son los pilares básicos para mantener el orden mental.
  • Trabajar en equipo. Todos sabemos que la motivación es contagiosa: mantener reuniones virtuales, utilizar plataformas de trabajo colaborativo y herramientas para estar interconectados, ayuda a combatir el peor enemigo del trabajo -y que fue muy frecuente durante la cuarentena- que es el desinterés.
  • Espacios de trabajo adecuados. Si bien no todo el mundo puede acceder a un espacio cómodo, aireado y luminoso, es importante acondicionar un lugar donde puedan evitarse ruidos molestos, el paso constante de otras personas, y donde se pueda cuidar el cuerpo y la postura.

También te puede interesar: Presentan el "Primer Laboratorio de Reinvención Laboral" para este contexto de crisis

  • El estrés también es un asunto extra laboral. “Ya sea de forma individual o familiar, hacer ejercicio, leer un libro, cocinar o realizar algún tipo de hobby nos desconecta y nos permite estar mejor”, señala Mailland.
  • Buenos hábitos. Desde Gympass insisten que en esto debe estar comprometidos tnato el trabajador como el empleador. Alimentarse de una manera saludable, favorecer la desconexión, poner énfasis en la importancia de cuidar la salud mental y fomentar prácticas de meditación, relajación e incluso de actividades más holísticas deberían ser parte, cada vez más, de la “nueva normalidad”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios