domingo 26 de septiembre de 2021

SOCIEDAD | 15-08-2020 09:02

Ana de Inglaterra, los 70 años de la auténtica heredera Windsor

La princesa da la bienvenida a una nueva década siendo considerada la mejor opción para suceder a su madre en el trono.

La realeza británica está de celebración. Hoy cumple años la princesa Ana de Inglaterra, la única hija de la reina Isabel y del príncipe Felipe y una de las figuras más visibles en primera línea de la Corona. Y es que pese a que mediáticamente la hermana de Carlos de Inglaterra haya permanecido en un segundo plano, Ana es conocida como la “princesa trabajadora” y es una de las más activas de la familia, manteniendo en todo momento una actitud responsable y austera muy aplaudida por todos los británicos.

A sus 70 años de vida, la princesa Ana puede presumir de dar la bienvenida a una nueva década habiendo formado parte de algunas de las anécdotas más atípicas de la monarquía británica. Y es que pese a que nunca llegará a ser Reina, la hermana del príncipe Andrés ha demostrado con creces ser completamente válida para llevar a cabo una buena gestión de su país, habiéndose convertido ya en una de las piezas clave de la historia de este llegando a hacerse cargo de 506 actos públicos a lo largo del 2019.

 

También te puede interesar: Así es la nueva mansión de 15 millones de dólares de Meghan y Harry

 

De hecho, la mayoría de ingleses creen que la princesa Ana habría sido la mejor opción a la hora de suceder a su madre, incluso por delante del príncipe heredero. Tanto es así, que hace una década, ‘Daily Mail’ publicó un artículo titulado ‘Why Princess Anne is the best King we never had’ (‘Por qué la princesa Ana es el mejor rey que nunca hayamos tenido’).

Es evidente que sobran motivos para creer que la princesa Ana sería una muy buena sucesora de la monarca británica. Prueba de ello es su encomiable labor a la hora de mantener dentro de sus prioridades el bienestar de su país. Para ello, en más de una ocasión la Princesa ha dejado de lado lujos innecesarios, por ejemplo, rechazando títulos para sus propios hijos, Peter y Zara. Pese a ser nietos de la Reina, ambos podrán tener una vida normal sin permanecer atados a cargo de los deberes reales que conlleva ser miembro de esta familia.

Además, si alguna característica destaca sobre el resto dentro de la personalidad de Ana, es su actitud cercana. La Princesa se conforma con vivir un día a día de manera mucho  más “llana” que el resto de sus familiares, y es bastante habitual verla viajando en metro o en tren como cualquier ciudadano de a pie.

 

Fuente: Marie Claire España

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios