lunes 28 de noviembre de 2022

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 03-10-2022 21:48

Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa? 

Las relaciones sexuales con ex parejas pueden generar inconvenientes, pero eso depende de ciertos factores. 

Cuando una pareja termina una relación, muchas veces es difícil cortar el vínculo. Si bien en algunos casos las relaciones amorosas pueden terminar en buenos términos; en otras oportunidades eso no suele suceder. Puede que los integrantes del vínculo amoroso sigan teniendo contacto y eso puede derivar en tener relaciones sexuales. Pero, ¿esta práctica es saludable o puede ser riesgosa? 

Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa? 
Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa?

Luego de la ruptura sentimental, el sexo puede producirse porque el vínculo emocional sigue existiendo o también porque persiste la atracción sexual entre ambos. El sexo luego de terminar una relación también puede darse porque se está en duda sobre la veracidad del final de la relación, o también porque ambos sienten una confianza a la hora de intimidar. Si bien no se puede generalizar, esta situación depende de muchos factores. 

En términos generales, el sexo después de una separación puede convertirse en un problema, siempre y cuando se persigan distintos objetivos. Pero para que esto no suceda es importante que ambos sean transparentes. Según la psicóloga Susana García, “se trata de una conducta que impide que el vínculo se corte de una manera firme, pasando de ser pareja a personas que solo tienen sexo”. Si la situación persiste, esto puede generar un problema emocional al no transitar el correspondiente duelo, o también a crear falsas expectativas sobre la idea de “volver”. 

Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa? 
Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa?

Cuando se termina un vínculo amoroso, lo importante es mantener ciertos límites sin generar falsas expectativas. Si esto no sucede, puede generar consecuencias emocionales. En los casos en que el sexo entre exparejas se da de manera precipitada, puede generar confusión de sentimientos o también dependencia emocional. Esto puede venir acompañado de pérdida de autoestima, ansiedad, depresión, obsesión, celos y apego, haciendo difícil continuar con la vida sentimental individual. 

Expertos coinciden en que la única forma de que el sexo entre exparejas sea una práctica saludable, requiere de la existencia de un tiempo prudente entre la finalización del vínculo y el posible encuentro. Sólo así, cada uno podrá haber realizado un trabajo interno personal, para poder relacionarse con otra persona.

Sexo
Sexo con una expareja, ¿es una práctica riesgosa?

 

at. Redacción Marie Claire.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios