Wednesday 24 de April de 2024

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 07-06-2023 07:32

Inteligencia sexual: claves para disfrutar del sexo toda la vida

Una experta en longevidad nos brinda claves para poder vivir el sexo en plenitud.

La sexualidad es una dimensión importante para una longevidad positiva. Que nuestro erotismo no caduque requiere cambiar el relato sobre la sexualidad en la madurez y vejez. Dejar atrás ideas patologizantes que se proyectan sobre la menopausia, andropausia y el climaterio, implica una decisión: abrazar con una mirada realista, amorosa y actitud positiva (¿por qué no?) el paso del tiempo. Ese tiempo que impacta en nuestro cuerpo, el terreno en el que la sexualidad se materializa.

 

En todas las personas las constantes anatómicas se modifican con el tiempo. Sin embargo, los expertos explican que a pesar de los cambios, el deseo se suele mantener. Si bien la lubricación y la capacidad eréctil o intensidad del orgasmo se modifican, la piel no deja de sentir, el cerebro no pierde la capacidad de fantasear y en las mujeres el clítoris, órgano responsable del placer, no deja de funcionar. 

 

Entonces, ¿Cambia nuestro cuerpo? Sí. ¿Cambia su respuesta? Por supuesto. ¿Cambia nuestro erotismo? No necesariamente. Para seguir teniendo una vida sexual satisfactoria, lo más importante es decidir tenerla. ¿Cómo? Echando mano de la inteligencia sexual: desarrollando recursos para seguir gozando, si eso es algo importante para nosotros.

 

Así como se habla tanto de la inteligencia emocional o la artificial. Me gusta pensar que incorporar los cambios físicos y emocionales que vamos experimentando e integrarlos a nuestro favor, parándose en lo que sí podemos sexualmente ,  da cuenta de nuestra inteligencia sexual. ¡Una habilidad que definitivamente es bueno, y muy placentero,  cultivar!

 

Esta etapa, puede ser la oportunidad de reconvertir el erotismo en uno no centrado en la penetración; uno que privilegia el contacto, la piel, los besos, los matices de estimulación vulvar o peneana con la boca, las manos y juguetes; uno en donde el órgano sexual que se estimula es el más importante de todos: el cerebro. En cuanto a lo emocional, tratar de elaborar los cambios y cuidar la autoestima con conciencia y tenacidad, es una buena idea. En ese sentido, el autoerotismo siempre es una práctica positiva, que nos mantiene conectados con nuestro cuerpo y con lo que nos erotiza.  Las fantasías y las sensaciones siempre aportan bienestar físico y emocional. 

 

El ejercicio de la sexualidad no puede escapar de las posibilidades o limitaciones que impone nuestro cuerpo. Los años nos dan dos herramientas maravillosas: la experiencia y el autoconocimiento. A medida que vivimos vamos conociendo nuestras preferencias. Podemos discernir qué nos enciende, que nos excita, qué nos da placer y qué no. Solos o acompañados, nuestro repertorio crece y nuestra capacidad de expresión también. ¿No es eso estimulante?

 

No quiero romantizar los desafíos que nos impone el paso del tiempo. Sí invitarnos, a nombrar los cambios, ponerle un poco de humor a las situaciones nuevas, no dejar de experimentar y sobre todo a tener una mirada benévola sobre nuestros cuerpos. Agradecer que nos trajeron hasta aquí y que toda la vida serán capaces de sentir y gozar. 



Flora Proverbio: Es divulgadora y activista de la Longevidad Positiva. Trabaja por un cambio social y cultural para que podamos vivir con plenitud nuestras vidas cada vez más largas. 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios