viernes 23 de febrero de 2024

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 08-02-2024 09:19

Por qué cada útero tiene su propia historia y es importante conocerla

Incluso nosotras, las mujeres, sabemos aún demasiado poco al respecto. Un hermoso ensayo que nos lleva a descubrir el órgano más milagroso y desconocido del cuerpo humano, del cual todos venimos. Y que también está conectado con el cerebro.

Cada útero tiene su propia historia. Puede centrarse en el ciclo menstrual, el parto, la infertilidad, la menopausia o la histerectomía. Cada historia, ya sea buena o mala, es única y solo cada mujer la conoce íntimamente. La autora inglesa Leah Hazard nos guía con "Útero. Historia íntima del lugar del que todos venimos" en un extenso y apasionante relato en el que explora estas historias y los misterios del cuerpo femenino.

Un ensayo empático y cautivador de 400 páginas que celebra un órgano, un conjunto de fibras musculares y tejido conectivo de aproximadamente 7 cm de alto y 5 cm de ancho que late en el abdomen femenino, aún demasiado ignorado y descuidado. Y lo explora en cada una de sus partes porque "no se puede entender el útero adulto sin antes mirar el órgano en su infancia, no se pueden apreciar las contracciones del parto sin haber comprendido las pequeñas pulsaciones en los primeros momentos de la concepción".

Cada 4 horas una mujer muere por cáncer de útero en Argentina

"Con el nacimiento de mi primera hija en 2003, pasé por momentos difíciles durante y después del parto. Quería intentar entender cómo mejorar las cosas", nos cuenta cuando la entrevistamos, explicando que después de graduarse en Harvard trabajó como periodista de televisión, luego estudió obstetricia y ahora trabaja en Escocia para el servicio de salud nacional. "Escribir un libro me pareció la lente ideal para hablar sobre la salud y la justicia reproductiva de las mujeres".

Además, señala que todos los órganos tienen ensayos con muchas páginas dedicadas, pero el útero aún no tenía uno completo, quizás porque el sistema reproductivo femenino fue durante mucho tiempo una frontera que los hombres que detentaban el poder médico y social podían conquistar. "Deténganse todos, porque este libro es para ustedes", afirma Hazard, calculando la brecha de ignorancia en la que viven, aún hoy, muchas chicas que no pueden nombrar con precisión las partes del aparato reproductor y el 50% de los hombres que frente a una ilustración anatómica ni siquiera puede identificar la vagina.

Naomi Watts:"La menopausia no es una enfermedad. Es simplemente algo que debe suceder"

 

Pero empecemos desde el principio. Desde que nacemos. Porque es ahí donde todo comienza y de ahí se despliegan los 14 capítulos del libro: un viaje cronológico que atraviesa el útero estéril de una niña, la menstruación, el flujo dorado, como lo llama Hazard, los debates sobre el flujo, los silenciados tiempos del ciclo por una píldora, los costos de comprar diversos productos, aplicaciones y absorbentes inteligentes. Y el llanto por las mujeres que han sufrido dolores durante años antes de que se les diagnosticara la endometriosis. Luego la anticoncepción, el útero hostil (un término que Hazard considera reduccionista y crítico en un momento difícil para una mujer que está tratando de concebir), la concepción, el embarazo, las contracciones, el trabajo de parto (la autora es muy crítica con las cesáreas y los tratamientos hormonales), la fertilización asistida, el aborto espontáneo o voluntario, las enfermedades, el trasplante, el cáncer de endometrio.

 

Alimentos recomendados en la menopausia

 

 

En resumen, desde el nacimiento hasta la muerte. Nada falta. Incluso se relata la experiencia personal de la autora, que, escondida en el baño, vaporiza su vagina con hierbas en agua hirviendo en busca de la verdad. El extenso ensayo también incluye interesantes digresiones históricas, como la que nos lleva a la Grecia de Hipócrates, que creía que "el sexo podía equilibrar a la mujer innatamente húmeda" o, a fines del siglo pasado, a las prácticas del Dr. John Kellogg (¡el inventor de los cornflakes!), considerado un pionero de la medicina alternativa y en realidad un charlatán que en su sanatorio sugería tratamientos brutales para las mujeres como "tampones empapados en vinagre y ácido bórico y la aplicación de ácido carbólico en el clítoris". También hay entrevistas con científicos, como la australiana Frances Byrne de la Escuela de Biotecnología y Ciencias Biomoleculares de la Universidad de Nueva Gales del Sur, que estudia el microbioma uterino para comprender los procesos relacionados con el cáncer.

"Sin embargo, cinco descubrimientos me impactaron más que otros", agrega Hazard. "Que se encontraron úteros en hombres cisgénero (biológicamente masculinos). Que el tejido menstrual tiene una huella bioquímica única que puede ayudarnos a diagnosticar y predecir enfermedades. Que el útero tiene su microbioma. Que muchos países tienen una historia de esterilización forzada, utilizando el útero como centro de opresión reproductiva.

Y sobre todo, que casi con certeza existe una conexión útero/cerebro, solo que aún no la comprendemos completamente". Concluye defendiendo elecciones informadas y aconsejando a las nuevas generaciones que aprendan lo más posible sobre la salud reproductiva utilizando el lenguaje correcto. "Busca siempre ayuda si crees que algo no está bien y sigue preguntando hasta obtener una respuesta", sugiere a las chicas. "Y recuerda: tu útero te pertenece a ti y a nadie más". Ahí radica el milagro de (tu) vida.

Fuente: MC Italia

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios