sábado 23 de octubre de 2021

PERSONAJES | 16-09-2021 19:30

Joshua Jackson: “Tenemos que seguir revisando a quiénes pusimos en la cima del poder”

El actor es el gran protagonista de Dr Death, serie que acaba de estrenar Starzplay y que relata la escalofriante historia real de un cirujano estrella que en realidad era un enorme fraude. Acá, todo sobre esa historia de privilegios, ego, locura y muerte.

Ídolo deportivo, inteligente, seductor, atractivo y promesa (luego “autocumplida”) de futura eminencia en la medicina.

Así podría haber sido rápidamente descripto Christopher Duntsch en sus años de universidad, bastante antes de su coronación como cirujano y médico estrella de Dallas, Texas, y mucho antes de su definitiva conversión en el Dr Muerte (Dr Death), sobrenombre con el que se lo terminó conociendo en todo Estados Unidos tras revelarse los numerosos casos de (voluntaria) mala praxis que el doctor escondía.  

Dr. Death
Christopher Duntsch capturó la atención de todo un país. 

¿Quién es Dr Death?

Esa historia real, que incluye altas dosis de simulación, fraude, psicopatía y daños irreversibles a una larga lista de pacientes, es el centro de Dr. Death, la miniserie que acaba de llegar a la plataforma Starzplay (todos los domingos, un nuevo episodio).

Basada en el podcast homónimo que recopiló de manera documental todos los datos del caso, la miniserie cuenta con las actuaciones de Alec Baldwin y Christian Slater, interpretando a los médicos que hicieron todo para encarcelarlo, Anna Sophia Robb, en la piel de la fiscal a cargo de acusarlo, y Joshua Jackson, como el gran y oscuro protagonista.

Tras su gran papel en The Affair, Joshua se mete de lleno así en un papel tan complejo como desafiante y polémico. Sobre eso, y mucho más, hablamos con él vía Zoom.

-¿Cómo se interpreta a alguien como Christopher Duntsch, tantas veces descripto como un “monstruo”? ¿La clave pasa por humanizarlo?

-Fue un tema de conversación desde el primer momento con Patrick (Macmanus), el creador de la serie. Él quería darle un mayor contexto a su historia y sobre todo, poder ver algunos de los pedazos que terminaron creando esa personalidad tan narcisista y psicópata.

¿Qué lo llevó a elegir ese camino y no otro?, ¿qué hitos en su vida ayudaron a que se convierta en ese “monstruo”? Lo interesante del caso es que Christopher es realmente un tipo brillante, muy probablemente tenga una mente de genio. Por eso mismo, uno de los principales desafíos para nosotros era no romantizar su historia, no glamourizarla ni glorificarla.

Era un equilibrio complejo, teníamos que volverlo humano, sí, pero no por eso un convertirlo en un antihéroe sexy y atractivo.

-¿Cómo fue tu proceso de preparación para el personaje?, ¿conociste o intentaste conocer al verdadero Christopher Duntsch?

-Asistí a varias cirugías, no de espina dorsal, pero sí a muchas de las otras que Dunstch solía practicar y también pasé mucho tiempo con los equipos médicos que suelen estar presente en una operación de espina dorsal, para empaparme bien de todo el aspecto técnico y la terminonolgía de ese trabajo.

Después hubo todo un proceso relacionado a la necesidad de mostrar dos etapas de la vida de Dunstch que requirió varias preparaciones específicas. Desde subir y bajar de peso, hasta usar un registro de voz diferente para cada etapa y también moverme de manera diferente.

Por último, respecto a conocerlo en persona: Dunstch no sólo está en prisión en este momento, sino que además está en proceso de apelar su sentencia por lo que sus abogados no autorizarían jamás un contacto directo.

Por suerte hay mucha información sobre él, audios, videos y los autores, con Patrick a la cabeza, me brindaron gran parte de ese material. Realmente no estoy seguro de si hubiese logrado algún tipo de claridad sobre conociéndolo. Creo que de alguna manera él sigue aferrado a una postura delirante sobre quién es y qué es lo que hizo. Supongo que habría sido interesante desde el punto de vista de mi curiosidad, pero no tanto para la interpretación en sí misma.

Dr. Death
Christian Slater como el cirujano Randall Kirby.

Una serie sobre el sistema y sus privilegios

-¿Cómo describirías a la serie? ¿Es una historia personal, un drama humano, una biopic que desnuda las fallas del sistema…?

-Antes que nada, creo que es una historia sobre la oscuridad que existe y vive en cada uno de nosotros. Por eso también era importante contar a Christopher Duntsch desde una perspectiva cercana, reconocible.

Por otro lado, y como contraparte de su historia, creo que la serie también refleja la relevancia de cierto heroísmo cotidiano. Sin capa, sin armas ni placa, dos tipos decidieron ir a fondo para hacer lo correcto, simplemente porque su moral así se los dictaba.

Dr. Death
Los médicos y la fiscal que lograron detener a Dunstch.

Y aunque eso casi les cuesta la carrera, siguieron haciendo lo imposible por detener a Duntsch y salvar a otras personas de él. Por último, me parece que es una historia que habla de cómo el sistema protege a los hombres, y en particular a los hombres blancos, por encima del resto.

No estoy seguro de cómo funciona el sistema sanitario en la Argentina, pero imagino que debe estar más cercano al canadiense y al europeo, en términos de entenderlo básicamente, como un servicio público y comunitario.

El caso norteamericano es bien diferente ya que la propia construcción del sistema se basa en torno a la idea de la ganancia privada, y estamos hablando de ganancias súper millonarias, por lo que la defensa corporativa de los que están arriba de esa pirámide suele ser muy pero muy poderosa. Y suele imponerse bastante sobre la idea de proteger al paciente, al débil.

En resumen, me parece que en la historia de Christopher se esconden diversas capas de disfuncionalidad. Por un lado, está la humana, pero también la sistémica sanitaria, la capitalista… Es una historia repleta de capas.

-Mencionaste recién la idea de poder y me gustaría saber cuánto te interpela ese concepto, ¿es importante para vos el poder?

-Mmm, sí, pero me interesa como medio y no tanto como fin… La diferencia con alguien como Christopher Duntsch es que en su caso la obtención de poder y la satisfacción de su ego se transformó en una gran meta en sí misma.

En mi metier, el poder también es importante, es lo que me habilita y me permite participar en proyectos como éste. Si no tenés el poder adecuado en esta industria, no llegás a formar parte de historias así. Y tampoco si no lo mantenés en el tiempo, cosa que no siempre logré hacer del todo bien, para serte sincero…

-En una entrevista reciente dijiste que es una serie que le habla de manera directa al “zeitgeist” (espíritu de era), de estos años. ¿Por qué?

-Creo que, de alguna u otra manera, la tarea de contar historias siempre está relacionada con el clima de época que le toca vivir. Me parece que estos años, entre otras cosas, han planteado un serio trabajo (que debemos seguir haciendo) de análisis y revisión sobre a qué tipo de personas hemos puesto en la cima del poder.

Brindándole además autoridad para ejercerlo. Esas personas, básicamente, somos nosotros: los hombres blancos. Creo que Christopher Duntsch entendió rápidamente eso y decidió que mucho mejor que estudiar medicina y aprender a salvar vidas era interpretar el papel del doctor ejemplar.

Se trataba de un tipo blanco, apuesto, deportista, inteligente y seductor. No necesitó más que eso para hacerlo a la perfección. Era la cara y cuerpo ideal para que ilustre los carteles, los folletos y las publicidades de cualquier centro médico.

-¿Creés que una doctora mujer hubiese llegado tan lejos como él?

-Uff, qué pregunta. Diría que no, definitivamente no. Y eso es parte de lo que estamos hablando y revisando en esta era.

Una pandemia extraña: crisis y paternidad

-Por último, ¿cómo fue rodar una serie en plena cuarentena?

-Complicado, para empezar, con muchos protocolos, mudanzas, equipos reducidos… Por otro lado, creo que esa condición nos hizo a todos estar extremadamente alertas de lo importante que éramos cada uno de nosotros para el resto del equipo.

Me tenía que cuidar por mí, pero sobre todo por el resto. Y lo mismo ellos conmigo. Para que pudiera estar con mi mujer y mi hija a la noche y para que todos los demás pudieran hacer lo mismo, debíamos cuidarnos en serio.

Dr. Death
Joshua fue papá por primera vez (de la pequeña Janie) junto a su mujer y colega, Jodie Turner-Smith.

Y una cosa más, así como en Tiburón la ruptura de uno de los robots ayudó en gran parte a crear un clima único para la película, siento que en esta serie la pandemia nos brindó una inesperada sorpresa: la claustrofobia.

Sí, el hecho de haber mudado gran parte de las locaciones y de haber trabajado en ambientes con muy poca gente, nos dio una atmósfera muy de encierro, como si el mundo estuviera cayendo sobre nuestras cabezas y me parece que en definitiva eso terminó siendo una virtud.

-Y a nivel personal, ¿qué te dio y sacó esta pandemia?

-Mi hija Janie (NDR: fruto de su relación con la actriz Jodie Turner-Smith) nació en la tercera semana de la cuarentena, por lo que llegó con absolutamente todos los protocolos en plena vigencia.

Sin embargo, lo más complejo de todo fueron las complicaciones a nivel familiar y social, con amigos y parientes queriendo conocer al bebé y encontrándose un no como respuesta, algo que no muchos querían escuchar…

Mi madre aún no lo conoce, vive en Canadá y no pudo viajar aún ni tampoco nosotros. Si Dios quiere, la conocerá este mes. También fue toda una presión el hecho de saber que no íbamos a tener trabajo por un largo tiempo y, por supuesto, toda la situación social, económica ¡y global! que nos rodeaba.

Pero, más allá de todo esto, debo decir que nunca en 30 años había tenido la chance de parar 6 meses en mi vida (ya sea porque estaba viajando, filmando o simplemente pensando en trabajo), y eso fue una increíble y muy grata novedad. Sobre todo por el momento de mi vida en que llegó, permitiéndome disfrutar cada instante de los primeros 6 meses de mi hija. Eso fue un completa bendición que prácticamente no cambiaría por nada en el mundo.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios