miércoles 21 de abril de 2021

PERSONAJES | 24-11-2020 20:35

Julieta Venegas: penas y alegrías de la cantante latina más “argentina” de todas

La artista cumple hoy 50 años y lo celebra en Buenos Aires, ciudad que adoptó hace tiempo como propia. Su historia, su hija, su música y su pionero activismo.

Julieta Venegas Percevault nació en Estados Unidos pero tiene sangre puramente mexicana. Su vida se vio empapada de arte desde que nació. Sus padres son fotógrafos y ha tenido la posibilidad de estudiar piano, ballet y pintura desde muy chica.

Los pasos de Venegas por la música son variados e interesantes. Intregró por unos meses la banda ska, Tijuana No!, en donde junto a Alex Zuñiga, compuso el tema “Pobre de Ti”, una de las más populares hasta el día de hoy.

Después decidió musicalizar obras de teatro en Monterrey y en Ciudad de México, en donde armó un grupo llamado “La Milagrosa” y brindaban mini conciertos. Para 1996 la discográfica BMG puso los ojos en ella y logró un contrato por 8 años.

El primer disco de Julieta, “Aquí” (1997), fue producido por Gustavo Santaolalla. La mayoría de las canciones las compuso ella, algo realmente llamativo por ese entonces. La cantante fue invitada el mismo año para ser telonera de Soda Stereo y rápidamente ganó un premio MTV a “Mejor Interpretación Femenina” por el tema “Cómo sé”.

Julieta Venegas
Sus gustos, causas y recitales suelen formar parte de su cuenta de Instagram.

Su contacto con artistas argentinos continuó y tocó el acordeón en un show acústico de los Enanitos Verdes que hoy puede verse por Youtube.

Se podría decir que Julieta Venegas rápidamente ingresó en el mundillo musical del momento, era invitada como telonera de varios grupos “indie” latinoamericanos y participaba de festivales internacionales como el aclamado Rock Al Parque en Bogotá, Colombia. También comenzó a prestar su voz para bandas sonoras de películas como la célebre “Amores Perros”, de Alejandro González Iñárritu.

Para el año 2000 la compositora de “Fe” siguió producida por Santaolalla, con el álbum “Bueninvento”, siendo dueña de la mayoría del repertorio y sin dejarse de mover en la escena musical. En 2001 participó de la gira Fémina Rock de la ya fallecida y maravillosa María Gabriela Epumer, junto a otras mujeres del rock.

En 2003 llegaría su momento y disco “mainstream” llamado “Sí”, con producción de los argentinos Coti Sorokin, “Cachorro” López y la misma Venegas, por primera vez como co-productora.

Canciones como “Lento”, “Andar Conmigo”, “Algo Está Cambiando” y “Oleada” se apoderaron rápidamente de todas las radios latinoamericanas. Hasta arrasó en los premios MTV como “Artista del Año”, “Mejor Artista Solo” y “Mejor Artista Norte” y hasta se llevó un Grammy Latino a “Mejor Álbum Rock Vocal”, por nombrar algunos de los más importantes.

Los éxitos de la artista no se detuvieron: estuvo en el famoso Festival Viña del Mar en Chile, fue invitada al MTV Unplugged de Diego Torres y a un show grabado de Coti, junto a Paulina Rubio, para cantar “Nada de esto fue un Error”, tema que hasta el día de hoy es un “clásico” de karaoke.

En 2006 salió el álbum “Limón y Sal”, grabado en Buenos Aires, en el cual tiene una divertida colaboración con Dante Spinetta en “Primer Día” y hasta se animó a realizar un cover de “Sin Documentos”; sin dejar la ranchera, Julieta contentó con “Me Voy” para hacerle honor al nombre del disco.

El álbum fue su pasaporte a varios países europeos a los cuales la cantante no había llegado antes y también a Estados Unidos, donde llegó al escenario del Festival Coachella…pisado al mismo tiempo por Björk y Amy Winehouse.

Julieta Venegas también ha sido parte de distintas campañas benéficas. En 2007 ayudó a las víctimas del terremoto en Perú, mediante la fundación América Latina en Acción Solidaria (ALAS) y la Cruz Roja. Para el décimo aniversario de su carrera, lanzó el álbum “Realmente Lo Mejor” y al año siguiente grabó su MTV Unplugged, con grandiosas invitaciones a mujeres como La Mala Rodríguez y Natalia Lafourcade.

Tiempo más tarde la compositora de “Despedida” intervino en los Premios Nobel de la Paz, fue nombrada en México Embajadora de buena voluntad” de UNICEF y se unió a la campaña de violencia contra las mujeres que promovió el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidos para la Mujer (UNIFEM). También fue parte de la producción de “Mi Plan”, el disco en español de la canadiense Nelly Furtado.

Para 2009 Venegas fue demandada por 74 mil dólares por Rodolfo Alcobe, su ex bajista durante 6 años, por incumplimiento de salarios y por haberlo despedido sin previo aviso. Alcobe hizo varias declaraciiones polémicas sobre su ex compañera en los medios. Hasta el 2015 no habían llegado a ningún acuerdo legal para saldar la deuda, tampoco hubo nuevas noticias. El mismo año, Julieta participó del 70º aniversario de la ONU en la canción “The Price of Silence”, que cantó junto a otros artistas de diferentes partes del mundo.

En 2010 salió su sexto álbum “Otra Cosa”, en donde compuso junto a Ale Sergi, de Miranda!, el primer sencillo “Bien o Mal”. La cantante se dejó ver en la gira embarazada de su única hija, Simona, fruto de una fugaz relación con el músico argentino Rodrigo García Prieto. Meses más tarde dio a luz en su casa de México y registró a la bebé como madre soltera.

La relación con Prieto comenzó a empeorar cada vez más, pasaron casi dos años sin que Prieto tuviera contacto con su hija, período en el que volcó varias declaraciones cruzadas sobre la tenencia de la pequeña en la red social Twitter.

Todo explotó en un uno de sus conciertos en el Gran Rex, cuando la abuela paterna reclamó por su nieta y se viralizó. La situación terminó con un examen de ADN para comprobar la paternidad de Prieto en la Justicia, que dio positivo, y obligó en 2014 a que la niña lleve el apellido de su padre y que tengan la tenencia compartida.

Para 2013, Venegas grabó el disco “Los Momentos” en su estudio personal en Ciudad de México y lo lanzó vía streaming, lo que la convirtió en la primera artista latinoamericana en hacerlo. Es uno de los álbumes más originales y el que dio pie a una música totalmente diferente y nueva en su carrera. El éxito se vio muy bien reflejado en Brasil, donde dio 7 shows en distintas ciudades del país.

Dos años después, de manera independiente, salió “Algo Sucede”, un disco muy maduro que logró llevarse un Grammy Latino a Mejor Álbum Pop/Rock. Paralelamente, la activista se unió al grupo Meteoros, junto a Ale Sergi, Cachorro López y Didi Gutman (Brazilian Girls), con quienes lanzaron un disco de 10 canciones.

Su último álbum, “La Enamorada”, lo protagonizó a fines de 2019 en teatro, como un unipersonal escrito por Santiago Loza y dirigido por Guillermo Cacace, que tuvo muy buena recepción del público, ya que era la primera incursión en la actuación de Julieta.

Los 50 años de la actriz están llenos de historia. Es una mujer que fue parte esencial de la escena musical latinoamericana y se permitió los cambios radicales en su estilo sin importarle seguir siendo mainstream. Julieta Venegas es fiel a experimentar y seguir en la búsqueda misma de la vida, como mujer, madre y artista.

Hoy la cantante está en pareja con el empresario librero argentino Pablo Braun, en paz con el padre de Simona, y vive en Argentina. Su vida es más tranquila en la ciudad porteña, en donde le dedica más tiempo a su hija de ya 10 años y se mete de lleno en las lecturas de Eterna Cadencia, que le gusta reseñar en Instagram, además de concientizar sobre el consumo responsable de comprar ropa confeccionada con fibras naturales.

Para celebrar su cumpleaños, Venegas ha dado un show en Montevideo (Uruguay), que fue filmado especialmente para esta fecha y será estrenado por su canal de YouTube a las 19. “La enamorada me enseñó a estar sola en el escenario. Guillermo Cacace me ayudó a trabajar en cómo te contactas con la gente y cómo vivir a través de un texto. Son muchas cosas que jamás había hecho y me sumaron un montón”, contó en una entrevista la co-compositora de “Alma Radiante”.

Su aporte feminista este año fue el tema “Mujeres”, que la inspiró al ver las marchas de mujeres en México. Julieta escribió nuevas canciones en cuarentena y está lista para grabarlas. De seguro habrá noticias para el 2021 que se avecina y asegura que será algo inspirado en su proceso artístico y su intuición, sin depender de una disquera grande.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios