lunes 23 de mayo de 2022

PERSONAJES | 22-09-2021 17:32

Conocé a Ángeles, la primera oficial trans del Servicio Penitenciario Bonaerense

Su actual trabajo pasa, justamente, por velar el bienestar físico y emocional de la población trans de las cárceles de la provincia.

Su nombre apareció investigando un tema bastante invisibilizado: la situación de las minorías sexuales en las cárceles argentinas. Preguntando e indagando, llegamos así a Ángeles Helguera, quien en 2012, y siendo padre de tres hijos, “transicionó” de un cuerpo masculino a uno femenino para convertirse en la persona que es hoy.

El año pasado, luciendo pelo largo y rush, se convirtió además en la primera persona trans en ocupar un puesto jerárquico en el del Servicio Penitenciario Bonaerense, sitio que en general es acusado de machista, homofóbico y trasnfóbico.

Desde su rol de coordinadora de población trans, hoy Ángeles recuerda que su metamorfosis física le valió al principio un sumario, un traslado arbitrario y burlas de algunos de sus compañeros, quienes creían que se vestía de mujer porque había perdido una apuesta.

 Ángeles tiene una mirada esperanzadora de “la fuerza”. Piensa que las cosas están cambiando, que asignarle un rol de coordinación demuestra que se puede acceder a puestos jerárquicos sin importar la condición sexual, agujereando el llamado “techo de cristal” (un modo de violencia simbólica que consiste en ponerle un tope al crecimiento profesional por motivos de género).

“Tanto la sociedad  como las instituciones se están abriendo. Todavía existe algún bolu… que quiere mantenerse en la vieja era, en la era del hielo, pero son muy pocos. Yo creo que el personal penitenciario que no se aggiorna a la institución, no tiene que estar”, asegura enfática.

Sobre su relación con las chicas trans que están alojadas en distintas cárceles, dice: “Estoy concentrada en que no se vulneren sus derechos, en que -dentro del encierro- la pasen lo mejor posible. Y estoy muy abocada a generar alianzas laborales que puedan abrirles puertas el día de mañana.”

El tiempo dirá si su designación es apenas una mueca (un cambio del Servicio Penitenciario para que todo siga igual) o si las minorías sexuales en contextos de encierro están yendo a una merecida igualdad de género y al respeto de los derechos humanos.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios