Friday 19 de April de 2024

PERSONAJES | 18-08-2023 22:53

Aceite de argán: el gran aliado para un cabello hidratado y saludable

El aceite marroquí es excelente para nutrir la fibra capilar y conseguir un cabello saludable a largo plazo. Conocé sus propiedades y beneficios.

El aceite de argán es el producto estrella para el cuidado del cabello, ya que aporta nutrientes y mejora el aspecto de la fibra capilar. Este producto llegado desde Marruecos es un aliado en la rutina de belleza de muchas personas. Descubri sus propiedades y cómo usarlo para mejorar la salud de tu pelo.

Este aceite se extrae de las semillas del árbol de argán, una especie que crece en las regiones áridas del sudoeste de Marruecos.

Es un producto rico en ácidos grasos, vitamina E y antioxidantes, por lo que es especialmente recomendado para cabellos que requieren un shock de hidratación y nutrición. 

El aceite penetra las fibras capilares, dejándolas suaves, manejables y con un brillo especial. Es capaz de mejorar las cabelleras más maltratadas. 

Aceite de argán: el gran aliado para un cabello hidratado y saludable

Reparación profunda y con efecto prolongado

Es un producto ideal para problemas como las puntas abiertas y el cabello dañado como consecuencia del uso de calor o químicos. Sus compuestos ayudan a sellar la cutícula y restauran la vitalidad del cabello maltratado. Además, es un protector natural del calor, rayos UV y otros factores ambientales.

El aliado ideal para el tratamiento de la caspa

Sus funciones no son solo estéticas, ya que actúa sobre el cuero cabelludo y contribuye a su salud. Tiene propiedades antibacterianas y fungicidas, por lo que es perfecto para prevenir y tratar la caspa o seborrea. 

Aliado en el proceso de crecimiento capilar 

Al aplicarlo en forma consistente en el cuero cabelludo, permite que este se mantenga en equilibrio. Esto favorece el cremiento del cabello y genera una cabellera más abundante. 

Aceite de argán: el gran aliado para un cabello hidratado y saludable

Cómo usar el aceite de argán 

El aceite se debe aplicar después del baño. Es importante lavar el cabello con shampoo suave y secar ligeramente con una toalla de algodón o microfibra. Luego de esto, se deben colocar una gotas del producto en las manos y es recomendable frotarlas para calentarlo. 

Se coloca desde raíces a puntas y se lo debe dejar reposar unos minutos. Pasado ese tiempo, se debe retirar con un lavado suave y si se desea acondicionador.  

Aceite de argán: el gran aliado para un cabello hidratado y saludable

Este aceite se adapta a las necesidades de cada pelo, por lo que puede ser utilizado por personas con cabello normal, seco o graso. Lo importante en este último tipo es ajustar la cantidad que se usa y retirarlo bien. Se puede usar diariamente o un par de veces a la semana.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios