domingo 22 de septiembre de 2019

MODA | Hace 2 semanas

¿Existe una verdadera inclusión en las pasarelas locales?

Si hablamos de inclusión en la pasarela, un par de temas se nos vienen a la cabeza: modelos plus size y variedad étnica son algunos, pero la discusión es aún más profunda. Estamos retrasados en discusiones que Argentina debería ser pionera.

Googleamos “semana de moda” y “Buenos Aires” en la misma oración y somos golpeados con una fatalidad de información – first of all, dejemos en claro que apenas una semana de la moda no es suficiente para el típico consumidor porteño.

Son necesarios 3 eventos (de grande magnitud y distintos conceptos) con una lista gigante de marcas para calmar los ánimos y las ganas de pertenecer al exclusivo mundo de la moda – y si sentís que mi última frase te pegó en el corazón, entonces yes, estoy hablando con vos.

La cosa es, con tantas propuestas ¿por qué no se ve diversidad en la pasarela? Quiero decir, ¿pensaste alguna vez en el número de modelos que deben trabajar solamente en las semanas de moda?

Lo único más insoportable que tener que caminar en tacos que no son de tu talle todos los días, a lo largo de todo un mes (pobres pies los de las modelos), es sentirse aún más excluido por no ver una representación justa de los perfiles de consumidores de dichas marcas – y no estamos hablando de firmas chicas.

También te puede interesar: Desigualdad salarial en Hollywood: la lista de Forbes 2019

Mientras en Europa, etiquetas como Gucci y Fendi (por nombrar algunas) cancelan apariciones en las semanas de moda masculina – con la intención de unificar la pasarela para él y ella -, en Brasil tenemos SPFW que dicta clases de lo que realmente significa INCLUIR en el catwalk.

Acá en Argentina, existe Madness Clothing que tiene la palabra osadía marcada en el ADN – jamás nos olvidaremos de la pasarela SS 18’ que estuvo repleta de modelos de distintos shapes, tones, géneros y perfiles dejando claro que su ropa es para todes.

Después de eso, chicos en tacones y vestidos aparecieron en una u otra marca a lo largo de las temporadas que siguieron, pero nada extremadamente real. Algo que (personalmente) me parece mucho más una movida de marketing que algo genuino.

Y no – chicos en tacones no significa incluir. De hecho, la comunidad LGBTQ+ está mucho mejor sin este género de publicidad vacía y que busca generar likes.

También te puede interesar: Paola Antonini, la modelo con pierna biónica que triunfa en las redes 

Si hablamos de inclusión hay una lista de cosas que una marca debería tener en consideración: variedad etaria, étnica, de formas y tamaños, diferentes perfiles del espectro de género, y muchos temas más que pueden cambiar de acuerdo con lo que una marca quiere proponer para su público.

Pero, ¿por qué la inclusión en la moda es tan importante? Bueno, eso es simple: porque la moda no tiene que dictar cómo deberíamos aspirar a ser; la moda sirve para reflejar y ampliar lo que somos y queremos, como un todo, acercándose a la realidad de sus consumidores y mostrándoles cómo ser la mejor versión de sí mismo.

También te puede interesar: En primera persona: “Lucho para que mi hija trans viva libre y feliz”

No hace falta abrir que personalidad de la marca coincida con esa idea para hacer eso. Es tan solo una cuestión de conocer a su público.

De esa manera, quizás en la próxima temporada, no va a hacer falta que una chica trans se meta en un desfile para pedir una oportunidad – esa chica va a estar en el backstage, esperando su turno para salir a la pasarela.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios