lunes 4 de diciembre de 2023

LIFESTYLE | 12-04-2023 08:02

La interiorista Irina Khatsernova nos recomienda cómo decorar el ambiente con flores

La diseñadora de interiores nació en Moscú, vivió en Nueva York, y llegó a Buenos Aires para plasmar su impronta incursionando en las instalaciones con flores.

Irina Khatsernova, especialista en diseño, reveló los mejores secretos para decorar un ambiente con flores. Cuando en 1992 se mudó a Estados Unidos, tenía 20 años y nunca imaginó que terminaría viviendo en Argentina. Por ese entonces, trabajaba como niñera para aprender inglés y buscaba dónde plasmar una incipiente inclinación artística. Hasta hace poco, en Moscú, había sido estudiante de Física.

Estados Unidos le abrió las puertas a mundos antes impensados y, si bien en Rusia había transitado las obligatorias clases de ballet, la apertura norteamericana la llevó por nuevos rumbos creativos. Se decidió por el interiorismo y el lugar elegido fue el Fashion Institute of Technology de la Universidad de Nueva York.

Ya recibida, trabajó en algunos de los estudios más renombrados de la gran manzana y su ocupación –mayormente el diseño de tiendas, restaurantes y hoteles- la llevó a viajar por todo el mundo. Fue entonces que surgió la curiosidad por conocer más y nuevos lugares.

Universo floral
Una de las creaciones que Irina está preparando para una muestra.

Cómo llegó Irina Khatsernova a suelo Argentino 

Argentina fue uno de los elegidos. Atrapada por el tango, fue y vino varias veces hasta que su pareja, un escritor y periodista argentino, recibió una propuesta laboral en Buenos Aires. Era el año 2014 e Irina sintió que era natural instalarse en esta ciudad que amaba. “Si bien no hablaba casi nada de castellano, dije que sí y enseguida nos mudamos”, relata.

Mientras se asentaba mantuvo su trabajo para Nueva York. “Nos llevó un tiempo encontrar la zona que queríamos y este departamento. Al principio vivíamos en Palermo, pero enseguida quedé embarazada y buscamos algo más céntrico, cerca del trabajo de Hernán”, cuenta Irina y agrega que, si bien la zona –entre Tribunales y Recoleta- es bastante ruidosa, al ser un departamento al contrafrente, ubicado en un último piso, la sensación es completamente distinta a la que se vive en la calle. “Ni bien entré, sentí una paz que no coincidía en nada con lo que pasaba afuera”.

Deco Flores
La cocina de su departamento, es el lugar de trabajo de Irina.


Entonces decidió armar su propia historia en Argentina. Dejó el interiorismo postergado y empezó con la floristería que, para ella, es una mezcla de diseño, ciudad y naturaleza. “Siempre quise hacer algo con flores. Mis trabajos como interiorista eran muy urbanos y sentía una necesidad inmensa de naturaleza”, comenta.

No fue difícil empezar, “En Argentina la gente te ayuda, te abre puertas. Acá le decís a alguien ´hola soy Irina, me encanta tu trabajo, ¿tenés tiempo para toma un cafecito?´ Y te responden que si. ¡Es maravilloso!”. De esta forma, una amiga la introdujo en el mundillo de las flores locales, conoció el mercado, se adecuó a sus horarios y eligió proveedores. Después todo empezó a girar.

Universo floral
Cómo decorar el ambiente con flores


“Tenía una idea sobre qué tipo de naturaleza quería trabajar y cómo quería fusionarla con el diseño”, explica Irina sobre sus obras que pronto tomaron la original forma de naturalezas muertas vivientes o de instalaciones florales. En cualquier caso, piezas que, muy a la vanguardia de todo lo conocido en nuestro país, incorporaban frutas, frutos y otras especies desconocidas en el ámbito de la floristería local.
Sin embargo, asegura, “no quería identificarme con ningún estilo. Me gustaba y me sigue gustando trabajar con distintos estilos y creo que mi estilo es darle lugar a cada flor - que es única - y hacerla visible”. Después todo sucede. “A veces me gusta el drama, a veces el minimalismo”, dice.

Universo floral
Decorar el ambiente con flores


En el departamento que comparte con su marido y su hijo Lev, sucede algo parecido. “Lo que hago es ecléctico, y siento que en este espacio hay un poco de cada cosa que me gusta. Busco combinar todo eso armónicamente, sin formulas, es algo que va sucediendo y lo que me importa es que sea un lugar cómodo, cálido y acogedor para nosotros y también para Lev que es chiquito y necesita sus espacios de juego”.

Desde hace un tiempo, Irina también desarrolla complementos a través de su marca Luir; una instancia en la que logró reunir sus dos profesiones con originales floreros de diseño. “No era fácil conseguir lo que yo imaginaba para mis proyectos”, explica.

Actualmente, las obras de Irina Khatsernova aparecen en sets de fotografías para marcas, en muestras de arte, en eventos y como complemento del trabajo de algunos interioristas que deciden recurrir a ella para decorar ambientes. “Creo que las flores le dan al espacio lo mismo que una tela o un mueble, por eso son elegidas especialmente y por eso no es lo mismo cualquier flor”, concluye.

at Daniela Rusak

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios