lunes 27 de septiembre de 2021

CULTURA | 09-06-2021 20:00

Todo sobre “Punto de Quiebre”: la primera serie argentina filmada en realidad virtual

El canal UN3 rompió el molde con esta original apuesta protagonizada entre otros, por Florencia Torrente, Santiago Talledo y Jazmín Stuart. ¿Su tema? El amor.

Para los amantes tech y de las ficciones argentinas, el canal UN3, perteneciente a la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) en co-producción con la productora de contenidos inmersivos Virtual 360, acaba de lanzar “Punto de Quiebre”, la primera serie de ficción argentina filmada en 360 que ya puede verse de forma completamente gratuita en la plataforma www.un3.tv, en su app y canal de YouTube.

La miniserie de 8 episodios irrumpe con un nuevo formato audiovisual y permite una experiencia inmersiva. ¿Cómo? A través del uso de lentes especiales de realidad virtual o desde cualquier pantalla digital donde el espectador podrá guiar con sus dedos o mouse la dirección de la imagen que desea ver, pudiendo llegar a un rango de visión 360       de cada escena, viviendo cada historia como si fuese un protagonista más.

Punto de Quiebre
Tomás Fonzi y Magui Bravi, al inicio de su historia de amor.

Esta apuesta cuenta con nutrido elenco integrado por Florencia Torrente, Jazmín Stuart, Tomás Fonzi, Magui Bravi, Santiago Talledo, Manuela Viale,  Facundo Gambandé, Andrés Gil y Maia Tarcic. La dirección de es de Gabriel Pomeraniec y Lucho Leyrado y el guión de Fernando Milsztajn. Gonzalo Arias, Director Ejecutivo y Productor General de UN3, relata a Marie Claire cómo se gestó la producción de esta serie.

-¿Qué motivó que “Punto de Quiebre” sea la ficción elegida para filmarse con la tecnología 360?

-Primero llegó el interés por el formato, pensamos desde un primer momento qué historia queríamos contar que pudiera dar espacio a jugar con esta tecnología y potenciarla.

UN3 tiene como fundamento ser un espacio de innovación y experimentación audiovisual, por eso hace unos años decidimos incursionar en la tecnología de videos 360 que era algo que estaba generando mucho interés y que tenía todavía para explorar un gran potencial narrativo. Además de su potencial en relación a las nuevas formas de consumir contenidos, especialmente a través de Internet.

Con esa premisa hicimos el primer streaming 360 de Argentina con la presentación en vivo del disco Ni antes Ni después, de Soledad Villamil. Luego, realizamos una biblioteca virtual con 19 contenidos educativos inmersivos para el Ministerio de Educación de la Nación, con cuadernillos para trabajarlos en clase, una App y tutoriales para los docentes.

Después de estas experiencias nos quedaba pendiente la ficción, que es nuestro punto fuerte desde que inició el canal y que fue reconocido en varios festivales internacionales.

Así que decidimos juntarnos con Virtual 360, y trabajar en conjunto con Gabriel Pomeraniec y Lucho Leyrado, dos grandes directores con los que ya habíamos trabajado, y con Fernando Milsztajn como guionista, un joven talento que realizó diversas series en UN3 que han sido también muy reconocidas, y así produjimos una ficción con una temática tan universal como es el amor.

La serie está estructurada con escenas íntimas de parejas que están iniciando o terminando una relación, son situaciones con las que todos podemos sentirnos identificados, por eso nos pareció importante narrativamente el recurso 360, la idea de poder “espiar” una escena como esa y al mismo tiempo sentirse parte, pudiendo elegir libremente los puntos de vista posibles.

-¿Cómo se lleva a cabo este tipo de tecnología en el set? ¿Hay algo distinto para los actores y actrices al momento de realizar una escena?

-La principal diferencia en relación a un rodaje tradicional es que se trabaja con una cámara compuesta por 6 lentes que toma constantemente la imagen a 360 grados.

Por lo tanto, no se piensan los planos, los encuadres y el montaje plano a plano, sino que de alguna forma es más teatral el desarrollo de la escena, la actuación se realiza casi en un plano secuencia y los encuadres y el montaje los va a ir realizando el espectador, la forma de guiar su mirada es con la entrada y salida y el movimiento de los personajes y con el sonido.

-Para el espectador es todo un desafío estar atento a los diálogos y a la vez querer ver todo el entorno que rodea la escena y no perderse nada. Las historias de “Punto de Quiebre” se desarrollan orgánicamente muy bien con todo ese entorno. ¿Hay algo que se les haya dificultado al momento de producir la puesta en escena?

-En concreto la principal dificultad de este formato es que no hay un “detrás de escena" donde se ubica el equipo por fuera del plano. Todo está en plano por lo que el equipo tiene que “camuflarse” o esconderse en el entorno. Tampoco puede participar el director dando indicaciones detrás de la cámara como estamos acostumbrados tradicionalmente en los rodajes. Así que todo tiene que estar perfectamente coreografiado.

También la iluminación se complejiza porque todas las luces y soportes que se colocan deben borrarse posteriormente en postproducción.

Para los equipos de arte y producción también se vuelve más difícil la elección y el trabajo en una locación ya que el espacio se ve completo, en una filmación tradicional el recorte del plano permite limitarse a un espacio reducido para decorar e incluso falsear muchos espacios, en 360 no está esa posibilidad.

Punto de Quiebre
Flor Torrente y Jazmín Stuart bajo el gran lente 360º.

-“Punto de Quiebre” cuenta historias que muestran el antes y el después de un punto de quiebre. ¿Creés que también será un punto de quiebre en la producción de ficción argentina y vendrán a futuro otros proyectos filmados con la misma tecnología?

-Las narrativas inmersivas han crecido mucho en el mundo y seguramente veremos nuevos proyectos donde se trabaje con esta tecnología. Al mismo tiempo, no podría asegurar que sea un punto de quiebre, sino más bien un momento bisagra.

En una industria tan dinámica y cambiante lo que vemos hasta ahora es que la clave y lo que siempre permanece es la calidad del contenido y la narrativa más allá de la técnica que utilicen. A futuro esperamos que vengan muchos otros proyectos filmados con esta tecnología.

Para los actores y actrices que participaron filmar en este nuevo formato también fue un gran desafío. El joven Santiago Talledo nos cuenta su experiencia.

-¿Cómo fue la experiencia de haber rodado una ficción en formato 360? ¿Qué sentiste?

-Fue algo muy nuevo. Al principio la puesta parecía como cualquier otro rodaje y a la hora de hacer la escena fue algo completamente nuevo. Lo más loco fue verlo después. Estuvo muy interesante.

-Gonzalo Arias nos comentaba que una de las dificultades al momento de grabar es que todo estaba en plano y el equipo de filmación tenía que “camuflarse” o esconderse en el  entorno. ¿Cuál fue tu principal desafío en esta experiencia?

-Eso fue lo que lo hacía diferenciarse mucho de cualquier otra producción tradicional. Se montaba toda la escena, y cuando la terminábamos de pasar, todo el equipo se escondía y era lo opuesto a grabar con mucha gente alrededor. Actuar sabiendo que siempre vas a estar en plano por qué todo se está viendo, me pareció lo más interesante porque termina siendo bastante teatral en un punto.

Punto de Quiebre
Santiago Talledo (en el centro), junto a Facundo Gambandé en pleno rodaje.

-¿Qué opinás de este nuevo formato? ¿Creés que es el comienzo de un cambio de paradigma con respecto al formato tradicional de contenidos? 

-Sinceramente, me pareció extraño cuando lo grabamos, por ser la primera vez que lo hacía. Había hecho varios proyectos con UN3, amo a todo el equipo, y cuando propusieron esto me pareció muy divertido.

Pero más me sorprendió cuando lo vi terminado. Ver los capítulos que grabamos en 360 me pareció una locura, fue algo muy experimental que siento que puede ir creciendo mucho.

-Hablando sobre los capítulos en los que participás, en el episodio “Testigo”, tu personaje “Andy” es retenido en la calle por la policía para salir testigo de un hecho. ¿Alguna vez viviste una situación parecida?

-Lo detienen a Santi Korovsky por fumar marihuana en la calle y me querían a mí como testigo. Eso nunca me pasó y ojalá se legalice pronto para que no le suceda a nadie.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios