Sunday 19 de May de 2024

BELLEZA | 05-07-2023 15:21

Pelo lacio sin preocupaciones: descubri cómo tener un cabello liso sin comprometer su salud con las planchas

Tener un cabello liso y suave es uno de los deseos más comunes para muchas mujeres. Para lograrlo, muchas recurren a las planchas para el pelo, pero surge la pregunta: ¿con qué frecuencia puedo usarlas sin dañar mi cabello?

Las herramientas de calor como el secador, la buclera y la plancha no tienen buena fama para usarlas en el pelo de forma recurrente. Porque sabemos que es importante tener en cuenta que el uso excesivo de las planchas puede provocar daños en el cabello, como la pérdida de hidratación, la aparición de puntas abiertas y la fragilidad. Sin embargo, esto no significa que debas decirle adiós a tus planchas favoritas. La clave está en utilizarlas de manera responsable y seguir algunos cuidados para minimizar los posibles daños como usar protección y utilizar una buena tecnología.

En la actualidad, hay muchos productos que tienen la mejor tecnología para no dañar tu pelo. A partir de los 185 grados, la keratina del cabello se comienza a debilitar y como consecuencia llega a la deshidratación, la rotura y el daño en la cutícula. Pero también es el mínimo en grados que se utilizan en las herramientas de calor, por eso los productos al día de hoy cuentan con medidor de temperatura para su regulación. Entonces ¿Cuándo más alta la temperatura significa que más daño me hago?

¿Cual es la frecuencia para utilizar las planchas y mantener el cabello saludable?

En realidad no existe una frecuencia determinada para plancharse el pelo, todo depende de la calidad del cabello y de los procesos químicos a los que se exponga, así como de la temperatura de la herramienta.

Daño estructural: El calor extremo puede debilitar la estructura interna del cabello, dañando su capa protectora y provocando la pérdida de humedad. Esto resulta en un cabello seco, quebradizo y propenso a las puntas abiertas.

Falta de Hidratación: Las altas temperaturas eliminan la humedad natural del cabello, lo deja deshidratado y sin vida que lo vuelve opaco y difícil de peinar

Debilitamiento y quiebre: El uso continuo de la plancha de cabello debilita las proteínas del cabello, como la queratina, lo que resulta en una mayor fragilidad y al quiebre. El cabello comienza a romperse fácilmente como el cepillado o al atarse.

¿Que debo hacer para evitar lastimar mi cabello?

¿Cual es la frecuencia para utilizar las planchas y mantener el cabello saludable?

Para prevenir estas consecuencias dañinas para el cabello, es fundamental seguir algunos consejos. En primer lugar, limita el uso de herramientas de calor como planchas, rizadores y secadores de pelo a ocasiones especiales y evita el uso diario siempre que puedas a pesar de que ya existen herramientas que trabajan con sensores y monitorizan la información del cabello, con el fin de cuidar al máximo el cabello. Utiliza siempre un protector térmico antes de aplicar cualquier tipo de calor en tu cabello.

Ajusta la temperatura de las herramientas de calor a un nivel moderado y evita las temperaturas extremas, Según tu tipo de cabello hay cosas que puedes tener en cuenta con el fin de evitar que sufra. En un cabello fino, que esté dañado, lo mejor es utilizar temperaturas más bajas, alrededor de 120-150 grados. Si el cabello es de grosor medio a grueso, utiliza temperaturas entre 150-180 grados. Y si tienes cabello muy grueso o rizado, es posible que necesites temperaturas más altas, en el rango de 180-210 grados.

Además, es esencial mantener una rutina de cuidado capilar adecuada. Utiliza productos hidratantes y nutritivos para mantener la humedad del cabello. Realiza tratamientos de acondicionamiento profundo regularmente y evita el exceso de productos químicos agresivos.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios