jueves 17 de junio de 2021

BELLEZA | 08-06-2020 13:05

11 consejos para hidratar tu piel en invierno

Se acerca la temporada más fría del año y los cambios de temperatura a los que nuestra dermis se ve sometida por la calefacción pueden generar una perdida hídrica cutánea muy grave. Acá las recomendaciones de una profesional para evitar la sequedad.

Con la llegada del invierno hay que tener en cuenta no solo las bajas temperaturas y el viento frío sino también los cambios de temperaturas del frío al calor a los que se ve sometida la piel cuando se la expone a ambientes climatizados, sumándole el uso de ropa abrigada y alteraciones inmunológicas en donde se acentúa la perdida hídrica cutánea.

Esta reducción de los niveles de hidratación de nuestro cuerpo nos dará síntomas como irritación, rojeces, picor y tirantez de la piel.

Podemos sumar el efecto estresor de la cuarentena, más allá de los cambios hormonales (como cortisol) también tiene un efecto en la inmunidad produciendo “citoquinas inflamatorias” que pueden empeorar la deshidratación.

Hidratar tu piel en invierno
Los cambios de temperatura del frío al calor pueden deshidratar la piel

Todo esto suena como la “tormenta perfecta” para la piel, aunque es en realidad una condición temporal que nos está afectando y puede producir cierto daño que nos lleva a un envejecimiento “precoz”.

Por eso charlamos con la médica cirujana y especialista en belleza y cuidados del cuerpo y de la piel Cristina Sciales, que nos recomienda una serie de principios básicos para evitar la deshidratación. 

También te puede interesar: Ahorrá en tu rutina de belleza con estos productos unisex

  • Es muy importante para contrarrestarlo mantener ciertas rutinas como limpiar la cara de día y de noche, aunque no nos maquillemos dado que los poros se dilatan y eso hace que sea importante su limpieza diaria, cuidar la temperatura del agua porque el exceso de calor causa deshidratación (ideal entre 25 y 30 grados).
  • Desmaquillarse bien, preferentemente con un producto que se adapte a su tipo de piel, y realizar masajes circulares muy suaves, nunca utilizar alcohol porque reseca más la cara.
  • Tomar mucha agua, consumir entre 1 y 2 litros de agua diariamente en lo posible, en invierno es habitual disminuir la ingesta de agua, pero se recomienda para oxigenar y limpiar la piel. 
  • El agua mantendrá la piel suave e hidratada joven y esponjada, al mismo tiempo que ayuda a eliminar toxinas por lo que tendrá un papel positivo en las pieles con acné.
  • Es importante desarrollar la capacidad de saber cuándo tu cuerpo te pide hidratación y descartar esa necesidad con refrescos u otras bebidas.
  • Un maquillaje liviano y no abusivo durante el día porque a veces contienen químicos fuertes que resecan la piel.
  • Comer sanamente para evitar que la piel se torne grasosa dejando dulces, fritos, comida chatarra. Comer mucha fruta y verdura para hidratar e incorporar vitaminas y minerales.  
  • Usar una crema hidratante de acuerdo al tipo de piel especialmente las que son livianas y con factores de hidratación, ejemplo con Ceramidas, ácido hialurónico, Células Madres, etcétera.
  • Usar las mismas rutinas de cuidado con la piel del cuerpo.
Hidratar tu piel en invierno
Es importante mantener las mismas rutinas del cuerpo en la piel de la cara
  • Lo mejor es exfoliarse una vez por semana o cada diez días (no se puede abusar de la misma porque lograremos el efecto inverso dado que la piel se defiende y aumenta el turn over, engrosando la capa cornea, que aumenta la opacidad y la vuelve refractaria a la humectación). El scrub puede ser casero (leche en polvo con azúcar etcétera) o alguno adquirido (los mejores son los que tienen glicolico y ácido salicílico). Lograremos mejor penetración de las cremas hidratantes, luminosidad, tersura y cerraremos los poros.

También te puede interesar: Rituales para cuidar cada tipo de piel en cuarentena

  • Evitar el alcohol y el cigarrillo que no solo resecan la piel sino que la envejecen con facilidad y aceleraría la aparición de arrugas.

Como elegir el mejor producto:

Tienen que cumplir los 3 principios: ser humectante (controla la perdida de agua que contiene la piel), emoliente (suaviza y mejora la textura y por lo tanto brindan una mejor apariencia) e hidratante (evita la deshidratación ayudando a incorporar agua y disminuye los signos de sequedad, mejora la elasticidad y facilita su aplicación).

Hidratar tu piel en invierno
Para hidratar la piel correctamente es necesario contar con un producto humectante, emoliente e hidratante

No tenemos que olvidarnos de “el contorno de ojos” una zona delicada y donde aparecen pequeñas arrugas al menor signo de deshidratación por eso usaremos productos específicos como serums. Y en cuello y manos agregamos nutrición porque son lugares que muestran envejecimiento rápidamente.

También te puede interesar: Cómo será el protocolo para la apertura de los centros de estética

Apenas podamos acceder a un tratamiento en consultorio se procederá a efectuar un peeling suave y luego se oxigenará la piel. Dos elementos fundamentales para lograr un efecto glow y antiage. Esta es la mejor época para ir preparando la piel para el verano. •   

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios