domingo 1 de agosto de 2021

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 22-03-2021 08:00

Orgasmo femenino: descubrí tu clítoris y llegá al máximo placer

Una experta en sexología nos ayuda a conocer más sobre nuestras zonas erógenas y el placer.

Sabemos que el placer comienza desde el deseo, lo empezamos a sentir con las sensaciones eróticas, de tensión sexual. La estimulación puede ser tanto interna (deseos, fantasías, recuerdos) como externa (todo lo somático y sensoperceptivo, realizado por le compañerx sexual, unx mismx o cualquier elemento que esté en juego). Los pechos comienzan a hincharse, los pezones se erectan y se genera lubricación en la vagina, acompañada de la dilatación de los labios genitales que también cambian de color.
 

El clítoris es el único órgano que es exclusivo del cuerpo de las personas con vulva, tiene más 8000 terminaciones nerviosas; es por eso es tan sensible y genera tantas sensaciones placenteras. Mide de 10 a 12 cm en total, pero lo que vemos, es solo un octavo de su totalidad, el resto (raíces y bulbo) está “abrazando” internamente los labios de la vulva.

Cuando el querido clítoris se excita, circula más sangre y se erecta. Esto logramos verlo en el glande, esa porción sobre la uretra y cubierta bajo el capuchón. Cuando la excitación sucede, el glande crece en tamaño y es más notorio, lo cual hace que el capuchón se retraiga.

Entonces, al tener más de 8000 terminales nerviosas, es sumamente sensible a la estimulación, por eso hay quienes prefieren una estimulación directa, y quienes prefieren estimular el glande por arriba del capuchón.


Sabemos que la autoestimulación nos ayuda a explorarnos y conocernos, es la mejor forma de ir descubriendo que es lo que nos gusta, de qué forma conectar con las sensaciones, si nos gusta más acariciarlo directo sobre el capuchón, frotarlo contra una superficie, dejarnos la ropa interior o no, tocarlo con más o menos fricción bajo el capuchón.

Es importante que sepas que si te tocás (con dedos, algún juguete, o lo hace algún compañerx, etc) en la entrada vaginal o en los labios vaginales, de todas formas indirectamente también vas a estar estimulando tu clítoris, ya que las raíces y el bulbo tienen gran parte de las terminaciones nerviosas, y por eso nos hace sentir placer.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios