Thursday 20 de June de 2024

BELLEZA | 01-07-2023 08:02

Medicina estética: descubrí esta opción tan innovadora como diferente

Este nuevo balón gástrico no requiere cirugía, endoscopía ni anestesia y revoluciona la forma de bajar de peso y establecer buenos hábitos a largo plazo.

Se trata de un programa integral que permite perder entre el 10 y el 15 por ciento del peso corporal, en solo 6 meses. En el mundo se han colocado más de 100 mil balones en todo el mundo (y más de 2500 en nuestro país) sin necesidad de pasar por un quirófano, el dispositivo se coloca en el estómago del paciente en una simple visita de 20 minutos al médico. Produce sensación de saciedad y es el inicio para quienes deseen un cambio en su vida sostenido en el tiempo.

Allurion Tecnoimagen
De fácil aplicación y con resultados visibles a corto y largo plazo. 


“Más de 2 billones de personas en el mundo padecen sobrepeso u obesidad y se estima que para el 2030 el 50 por ciento de la población mundial también estará excedida de peso o con algún grado de obesidad. En Argentina, actualmente, alrededor del 60% de la población tiene problemas de sobrepeso y obesidad”, explica la Dra. Noelia Rossetti, especialista en cirugía general y directora médica de CEMEQ Argentina.

Por su parte el Dr. Francisco Calderon, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, destaca que: “Se trata de un programa que comienza en el consultorio, sin necesidad de una cirugía y de manera ambulatoria, el balón intragástrico ingerible es una gran solución para las personas con sobrepeso que deseen mejorar su salud y cambiar su estilo de vida. En menos de media hora, el paciente puede volver a su casa y continuar con sus actividades”.


“El Programa Allurion es un plan integral que va más allá de la implantación del balón. Se trata de un procedimiento multidisciplinario que busca enseñar a comer al paciente y que este adquiera hábitos saludables a largo plazo. Por eso, recibe asistencia médica y nutricional a lo largo de todo el programa y cuenta con la última tecnología que lo acompaña en sus avances”. Para este proceso, no es necesario realizar ninguna sedación, ni endoscopia para introducir el balón en el estómago, simplemente se realiza un control radiográfico de unos minutos para verificar su correcta implantación. Una vez ingerida la cápsula, al llegar al estómago, se procede al llenado del balón con 550 cc de líquido. El balón dura en el organismo 4 meses y después de este tiempo una válvula de descarga permite que se vacíe para la eliminación del balón de forma natural. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios