sábado 24 de febrero de 2024

BELLEZA | 31-10-2023 13:39

Natura muestra el detrás de escena de su fábrica en Brasil

Innovación, desarrollo e impacto positivo en el planeta y en la comunidad. El compromiso de Natura a 2030 y la génesis de cómo se logran los productos con propósito desde su fábrica de Brasil.

"Nos inspiramos en el Amazonas, un espacio con infinitos ingredientes y en donde los pueblos que viven allí comparten su conocimiento ancestral. El mismo que nos sirve -junto al de nuestros investigadores- para desarrollar productos con impacto positivo para las comunidades, el planeta y el bienestar”, cuenta Roseli Mello, Directora Global de Desarrollo e Innovación de Natura. Ella trabaja en Cajamar, la localidad en donde se encuentra la planta de 650 mil metros cuadrados rodeada de bosques y que se parece mucho más a un museo de arte contemporáneo que a un polo industrial. Sin dudas, en cada rincón de este enorme espacio se respira el espíritu de esta marca brasileña. “Buscamos fórmulas, con más del 80 por ciento de ingredientes de origen natural, proponemos la circularidad y la regeneración.

Sentir el Amazonas
Roseli Mello, Directora Global de Desarrollo e Innovación.

"No testeamos en animales y desarrollamos activos nuevos que no existen en el mundo, por eso tuvimos que estar a la vanguardia de la investigación”, apunta Roseli, mientras muestra los varios pisos de laboratorios de investigación que tienen en la planta. De allí salió una de las últimas líneas que lanzaron: Tukumá. “A esta palma se la conocía entre los pueblos como el Ave Fénix, ya que siempre fue la primera que florecía frente a la devastación de los terrenos".

"Entonces, investigamos por qué sucedía eso, qué propiedades poseía y descubrimos que tenía el poder de regenerar el ácido hialurónico de nuestra propia piel. Tardamos entre 3 y 5 años en desarrollar este producto”, detalla, quien agrega que en el caso de su lanzamiento más revolucionario Biome (SAF Dendê), les llevó 15. Saf Dendê es un sistema de producción agroforestal del aceite de palma diferente: comprobó que la palma (o dendê, como se la conoce en Brasil) es más productiva y sustentable cuando es producida en sistemas agroforestales en comparación con el sistema tradicional de monocultivo.

Sentir el Amazonas
La nueva línea Tukumá que ayuda a la regeneración del ácido hialurónico propio de la piel.

En contra de la creencia de que no se podría cultivar junto con otras especies, el SAF Dendê demostró tener buena productividad para mitigar los efectos del cambio climático. Además, es rentable para el agricultor dado que permite la cosecha en simultáneo de diferentes especies además de la palma. Con esta premisa lanzaron una innovadora línea de shampoo y bálsamo en barra con minimal waste llamada Biome con fórmulas veganas y cero utilización de plásticos.

IA y saber ancestral


“Inteligencia artificial, la ciencia de datos y la predicción conviven con el saber ancestral, es una fusión de dos mundos que Natura logró unir. Para cada nueva fórmula que desarrollamos, tenemos los datos de activos y los resultados físicos, químicos y sensoriales de casi 30 años, entonces podemos predecir al crear y desarrollar con ese programa de datos. Por ende se trabaja con más asertividad que antes cuando no contábamos con la inteligencia artificial”, señala Roseli, quien añade: “Nos sirve para llegar más rápido al producto final deseado y de forma más eficaz gracias a los biocientíficos que trabajan con bio data.

Sentir el Amazonas
Saf Dendê y Human on a Chio, dos innovadoras técnicas que se usan en Natura para el desarrollo de productos amigables con el cuerpo y el medio ambiente.

El impacto es muy bueno para la investigación, ya que antes teníamos muchos profesionales dedicados a hacer trabajos repetitivos de datos y ahora están disponibles para crear”. La compañía desarrolló en los laboratorios de Cajamar un revolucionario sistema que se llama Human on a Chip, que a partir de células humanas de la membrana intestinal y del hígado y piel artificial (generada en impresoras 3D) se conecta imitando el flujo sanguíneo para de esta manera detectar -en el caso que exista- toxicidad sistemática en estos dos órganos mencionados, ya que son los más rápidos en metabolizar cualquier activo. Para culminar Roseli apunta: “Es difícil de conmensurar si la ciencia es verde es más cara. Sí, es más difícil de desarrollar y necesita en un principio más inversión".

Sentir el Amazonas
Se lanzó el programa Visión 2030 que busca contribuir a la conservación y regeneración de 3 millones de hectáreas de selva amazónica

Tenemos la mejor tecnología, que por supuesto cuesta dinero, pero es parte de nuestra identidad. Si uno mirara solamente los números, esta inversión no se haría. Pero esta es una decisión de principios de Natura. Desde la compañía tenemos esa misión de cambiar hábitos para que la gente sea responsable también a la hora de consumir. Todo esto lo transforma en más costoso, pero tiene otro sentido”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios