domingo 15 de septiembre de 2019

SOCIEDAD | Hace 5 meses

Ley de talles: “Vestirse es un derecho humano”

Brenda Mato y Bimbo analizan qué significa para ellas la aprobación de la Ley de talles que ya cuenta con media sanción en el Senado. 

Desnuda, con el pelo tapando sus lolas y un cartel con la leyenda “No tengo que ponerme” apenas cubriendo su pubis. Esas eran las prendas que un shopping del conurbano le ofrecían a la modelo Brenda Mato: ninguna. 


A los 37 años, y por primera vez, María Virgina Godoy, más conocida como Bimbo, pudo acceder a tener una campera de jean. No lo logró en Argentina, tuvo que llegar a Chile para poder hacerlo. 


“Para mí y para mucha gente, en este país no existe elegir. Los shoppings son lugares a los que no voy porque allí no hay nada, es como un mundo al que no perteneces”, cuenta Bimbo, que junto con Mato, ambas activistas, charlaron en exclusiva con Marie Claire sobre este tema. 


Pero este miércoles 20 de marzo, algo de toda esa injusticia que reproduce estereotipos y genera estigmas para una parte muy importante de la población comenzó a cambiar.  A pesar de los 13 proyectos de ley ya presentados y no implementados, se aprobó por unanimidad, traducido a 51 senadores que dijeron sí, el proyecto denominado “Ley de talles”. 


El dictamen decreta la creación de un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI) que se realizará a través de un estudio antropométrico que tome las medidas reales de la población. 


“Esto nos va a permitir, tener una tabla de talles con nuestras medidas y no seguir utilizando una que ha venido de afuera y que tiene más de 10 años. Lo importante es que a partir de ahora, al tener una tabla de talles que va a estar normalizada ya no vamos a tener que consultar nuestro talle en cada marca, sino que vamos a saber qué talle usamos y vamos a poder pedirlo en cualquier lado donde vayamos a comprar como sucede con el calzado”, cuenta Mato esperanzada. 

Brenda Mato


Bimbo, por su parte, considera: “Tener otras medidas que las que corresponden a un índice de masa corporal o talle de señores franceses del siglo XVIII y no de mujeres latinoamericanas de aquí y ahora, hace que no haya talles. Y eso es lo mínimo, que haya ropa. Por eso es necesario que se tengan medidas antropométricas de las personas actuales y que haya una variedad de talles y eso es lo que propone este proyecto dentro de la ley. Que se tomen otras medidas en las que se registren como son los cuerpos y que en base a eso se escalonen los talles y haya información”. 


Porque la dificultad a la hora de vestirse se manifiesta en el 70 por ciento de la población, según una encuesta realizada por Anybody Argentina a 8565 personas de un rango etario entre 11 y 88 años.


“Si tenés que ir a buscar trabajo, ¿qué te ponés cuando lo único que hay en tu talle es un joggin y una remera?. Qué es la buena presencia sino te podés ni siquiera vestir para eso. Es algo que no es una trivialidad, no es la moda como un tema menor, ni mucho menos como nos vestimos o la ropa con la que vivimos nuestra vida. Eso constituye tu autoestima y tu imagen de vos. Si para lo mínimo no existís y no lo podés tener, si no hay ni eso para vos, cuando tenés 12 años o sos adolescente y no tenés ropa, esa experiencia te constituye”, reflexiona Bimbo. 

Señorita Bimbo


“El camino todavía sigue, este recién es el primer paso, pero si bien es uno muy importante todavía nos queda la Cámara de Diputados y si todo sale bien y se aprueba queda luego la reglamentación, finalizar el estudio y luego volver a juntarnos con las marcas para poder seguir avanzando y sobre todo para que finalmente este proyecto cumpla su cometido que es que todas las personas independientemente del talle que utilizan puedan elegir cómo quieren vestirse”, finaliza Mato.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios