martes 22 de junio de 2021

SOCIEDAD | 21-05-2021 08:34

¿En qué consiste un parto respetado? Claves para entenderlo y aplicarlo

En la Semana del Parto Respetado una experta nos cuenta cuáles son las características de este tipo de nacimientos y por qué debemos adoptarlo.

El momento del nacimiento de un hijo es algo imborrable para cualquier mujer, por lo cual ese momento debe ser único, mágico y respetado por el profesional que haya elegido. Un parto respetado es aquél donde se respeta el proceso fisiológico del parto y el nacimiento, significa que la mujer vuelve a ser la protagonista de ese momento.

En nuestro país existe la Ley 25.929 de parto respetado, sancionada y promulgada en el año 2004 donde detalla los derechos que tiene una mujer en el momento del parto, entre éstos debe ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar durante el parto, de manera que pueda optar libremente cuando existieren diferentes alternativas y además, tiene derecho al parto natural, respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la mujer o de la persona por nacer. Se considera violencia obstétrica a la ejercida por el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresado en un trato deshumanizado, abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales.

Recordemos que el parto vaginal puede ser espontáneo o con intervención del equipo tratante (cuando se requiere de medicación o de alguna instrumentación para facilitar el nacimiento). Cuando es un parto espontáneo y el trabajo de parto evoluciona favorablemente sin necesidad de intervención del equipo médico tratante, éste sólo acompañará a la mujer en su proceso y estará atento a sus necesidades. Una nueva modalidad de parto sin intervención, que en el Sanatorio Otamendi comenzamos a implementar, es el parto en el agua, donde en una de las salas de parto contamos con una bañera donde la mujer realiza su trabajo de parto y parto generándole a ella y su bebé múltiples beneficios aportados por la hidroterapia, fundamentalmente la disminución del dolor, la tensión y ansiedad por parte de la madre y estimular el contacto piel a piel desde el minuto cero. Son conocidos como “partos suaves”.

Por otra parte, se encuentra la cesárea, que por supuesto se indica cuando no es posible el parto vaginal, o cuando sea la elección de la mujer.

En la Semana Mundial del Parto Respetado es importante recordar que la persona gestante tiene derecho a ser tratada con respeto, de modo personalizado, que garantice su intimidad y sus pautas culturales. Puede estar acompañada por alguien de su elección durante el trabajo de parto, parto y postparto; tener a su lado a su hijo/a durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.

 

Por Dra. Adriana Abadie, MN: 133621, miembro del Servicio de Obstetricia y Neonatología del Sanatorio Otamendi.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios