Saturday 13 de April de 2024

SOCIEDAD | 17-05-2023 08:32

Luchar contra la violencia en las escuelas: por qué el silencio nos hace cómplices

Está en nuestras manos proteger a los niños y adolescentes del acoso y la violencia. Es fundamental saber cómo detectarlo y cómo actuar rápidamente.

El 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Violencia, y solo un día después, Serbia fue sacudida por una terrible tragedia en la escuela primaria "Vladislav Ribnikar" en Belgrado.

La violencia y el acoso generalmente comienzan en la escuela primaria, pero también ocurren en las escuelas secundarias, y si los maestros, la familia y otros actores sociales no se comprometen a detenerlo, seguramente aumentará, según los expertos.

El acoso generalmente se define como una forma de violencia o maltrato en la que uno o más estudiantes atacan sistemáticamente y repetidamente a otro. El agresor causa daño a la víctima física y/o psicológicamente, mediante golpes o insultos. La violencia y el acoso son cada vez más frecuentes en la actualidad, incluso en el mundo virtual, principalmente en las redes sociales.

Sin embargo, como sociedad, hemos comenzado a ser más conscientes de lo que significa la violencia, y solo una de estas situaciones violentas es suficiente para activar las alarmas. Los expertos señalan que los cambios en el comportamiento de los niños que acosan a sus compañeros pueden ser detectados si prestamos más atención.

 

 

 

Lucha contra la violencia

Signos de que un niño está siendo maltratado:

-El niño (víctima) se vuelve repentinamente más callado y retraído.

-El niño comienza a aislarse.

-Se observan lesiones y moretones en el cuerpo.

-El rendimiento escolar disminuye.

-Hay pérdida de atención y dificultades de memoria.

-Problemas de sueño. Ansiedad, irritabilidad, depresión.

El acoso nos concierne a todxs

Esta idea debe quedar clara, ya que podría ser la base para abordar este grave problema que ocurre especialmente en la infancia y adolescencia. Desde la familia hasta la comunidad educativa, e incluso las autoridades ejecutivas, legislativas y judiciales, todos deben comprometerse a combatir este problema.

Es hora de tomar acción, estar del lado de la víctima y ayudarla. Mantener una posición neutral o elegir el silencio no ayuda y nos convierte en cómplices de los ataques. Debemos actuar, colaborar entre nosotros para detener la violencia en las escuelas. De lo contrario, si no hacemos nada, las consecuencias podrían ser fatales en algunos casos, como hemos sido testigos.

El acoso tiene terribles consecuencias para la salud mental de los niños: estrés, depresión, ansiedad e incluso en algunos casos, pensamientos suicidas. Por lo tanto, cuando se descubre un caso de acoso, se requiere una acción urgente tanto por parte de los maestros como de los padres. La escuela debe establecer una clara política de acción y reacción, brindando apoyo emocional a la víctima. También es importante destacar la importancia de inculcar valores en los niños desde una edad temprana, como la igualdad, la empatía, la tolerancia y el respeto hacia lo diferente.

En caso de que tu hijo te cuente sobre un acto de violencia que ha sufrido, es de vital importancia que sepas cómo actuar, y esto incluye las palabras con las que ofrecerás tu apoyo.

A continuación, se presentan algunas frases que debes evitar usar:

  • "Estás exagerando": Los niños no exageran, incluso podrían estar hablando menos de lo que realmente sucedió para no perturbar a sus padres.
  • "Eres demasiado sensible/tímido": Aquí se culpa a la víctima por el acoso al que está expuesta, volviendo a victimizarla.
  • "Es un evento específico": Esta frase suele ser usada por los maestros como excusa, sin darse cuenta de que los ataques tienen una larga historia.
  • "Ignora al acosador, se cansará": Error. Los acosadores no se cansan, y si nadie los detiene, el nivel de violencia aumentará.
  • "El acosador tiene problemas": Puede que sea cierto, pero eso de ninguna manera justifica que se utilice la violencia contra otra persona. En este caso, tanto el agresor como la víctima necesitan ayuda.

Es fundamental que como sociedad tomemos conciencia y tomemos medidas enérgicas para combatir la violencia en las escuelas. Alentemos un entorno seguro y de apoyo para todos los estudiantes, donde se fomenten relaciones saludables y se promueva el respeto mutuo.

La lucha contra la violencia es responsabilidad de todos, y al unirnos y actuar, podemos marcar la diferencia en la vida de los niños y jóvenes, creando un futuro más seguro y libre de violencia.

at Marie Claire Serbia

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios