viernes 8 de diciembre de 2023

SOCIEDAD | 02-05-2023 12:56

Día internacional contra el bullying: el silencio nos hace cómplices

Está en manos de cada uno de nosotros proteger a niños, niñas y adolescentes del acoso escolar. La clave está en saber detectarlo y actuar rápido.

El 2 de mayo es el día internacional contra el bullying, una problemática que daña a millones de niños y niñas en el mundo pero que nos incumbe a todos. El acoso escolar suele comenzar en la primaria pero también se hace presente en secundaria, y si profesores, familias y demás actores sociales no nos comprometemos a frenarlo, definitivamente irá en aumento.

Bullying
Día internacional contra el bullying

Comúnmente se define al acoso escolar como una forma de violencia o maltrato en donde uno o varios alumnos atacan sistemática y reiteradamente a otro par. El victimario agrede física y/o psicológicamente, con golpes o insultos, provocando todo tipo de daños en su víctima. El acoso incluso, en estos días, puede llegar por las redes sociales, y por tanto las agresiones no terminarían con la jornada escolar.

Sin embargo, como sociedad hemos empezado a tomar más conciencia de lo que significa la violencia y entonces ya no creemos que sea necesaria la repetición sistemática de estos ataques, sino que basta con tan solo una de estas situaciones para prender las alarmas. Los expertos notifican que los cambios en la conducta de un niño o niña que recibe maltratos por parte de sus compañeros, se pueden percibir si prestamos mayor atención.

Señales para detectar un caso de bullying

Bullying
Día internacional contra el bullying
  • El niño o niña (víctima) de repente está más callado/a
  • El niño o niña comienza a aislarse
  • Aparecen marcas o moretones en su cuerpo
  • Baja su rendimiento escolar
  • Pérdida de atención y dificultad para la memoria
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Ansiedad, angustia, irritabilidad, depresión
  • Bajo estado de ánimo

El bullying nos incumbe a todos

Esta idea debe quedar clara ya que podría ser la base a la solución de este grave problema que se vive en la niñez y en la adolescencia, sobre todo. Desde la familia hasta la comunidad educativa, e incluso los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, deben comprometerse a frenar esta problemática que causa estragos en quienes la padecen.

Bullying
Día internacional contra el bullying

Llega el momento de tomar partido, de ponernos del lado de la víctima y ayudarla. Mantener una posición neutral o elegir el silencio no ayuda, y nos vuelve cómplices de las agresiones. Debemos actuar, colaborar entre todos, para frenar la violencia en las escuelas. De otra manera, si no hacemos nada, el daño podría ser grave, y en algunos casos hasta irreparable.

El bullying causa importantes consecuencias en la salud mental de los jóvenes: estrés, depresión, ansiedad, y hasta en algunos casos, pensamientos suicidas. Es por ello, que ante la detección de un caso de acoso escolar es fundamental la acción inmediata, tanto de profesores como de padres. El colegio debe marcar políticas claras de actuación al tiempo que proporcionen un apoyo emocional a la víctima. Cabe resaltar también la importancia de inculcar valores a los niños y niñas desde pequeños, como son, la  igualdad, la empatía, la tolerancia, y el respeto por lo diferente.

Bullying
Día internacional contra el bullying

No subestimar a la víctima

En caso de que tu hijo/a te cuente un hecho de violencia que haya vivido, es esencial que sepas cómo actuar, y esto incluye las palabras que utilizarás para brindarle tu contención. Las siguientes frases deberían erradicarse:

  • “Está exagerando”: Los niños no exageran, hasta podrían estar contando menos de lo acontecido para no angustiar a sus padres
  • “Es demasiado sensible, tímido”: Aquí se culpabiliza a la víctima del maltrato que está recibiendo, se la revictimiza.
  • “Es un hecho puntual”: Es la frase con la que se suelen excusar los profesores, sin estar al tanto de que las agresiones tienen larga data.
  • “Ya se cansarán”: Error. Los victimarios no se cansan, y si nadie los frena, el nivel de violencia aumentará
  • “El agresor tiene problemas”: Puede que sea cierto pero de ninguna manera justifica que ejerza violencia contra otro compañero. En el caso, ambas partes necesitan ayuda, tanto victimario como víctima.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios