miércoles 25 de noviembre de 2020

SOCIEDAD | 29-10-2020 08:00

La escapada secreta de Kate Middleton en medio del confinamiento

A pesar de las restricciones, la duquesa de Cambridge ha aprovechado un descanso en su agenda para el ocio.

Aunque son muchos los actos oficiales a los que asisten los duques de Cambridge -incluso en tiempos de pandemia-, no es habitual que se revelen los detalles de sus salidas en privado, a no ser que tengan la mala suerte de cruzarse con algún paparazzi o, lo que es peor, con algún curioso. Sin embargo, de vez en cuando tenemos la suerte de descubrir algunas cosas de las escapadas más secretas de la familia, sea por boca de los periodistas o porque ellos mismos lo cuenten. Esta vez ha sido gracias al tabloide Daily Mail, que hemos descubierto una de las últimas escapadas secretas de Kate Middleton con sus hijos. Una excursión en la que, por motivos que no han trascendido, no ha participado el príncipe William.

 

Tal como confirma el diario, la duquesa de Cambridge disfrutó de una jornada en el Museo Imperial de la Guerra en Londres en compañía de sus hijos mayores, los príncipes George, de siete años, y la princesa Charlotte, de cinco. Una escapada en la que se echó de menos al pequeño Louis, que previsiblemente quedó al cuidado de su padre o de su abuela materna, Carole Middleton, que aprovecha para ver a a sus nietos siempre que puede.  Según confirma el diario, George fue quien más disfrutó de la visita y se mostró muy interesado en todo el material bélico.

 

Kate y el museo

 

Aunque ha sido el tabloide el que ha revelado los detalles de esta escapada, en una reciente videollamada con veteranos de guerra, Kate confesó que su hijo mayor estaba justo estudiando la Segunda Guerra Mundial y que tanto George como Charlotte se habían aprendido las letras de la popular canción “We’ll meet again” de Vera Lynn para conmemorar el setenta y cinco aniversario del Día de la Victoria. No es la primera vez que Kate aprovecha sus ratos libres para llevar a sus hijos

de escapada cultural. De hecho, en el pasado los llevó a visitar el Museo de Historia Natural de Kensignton, institución de la que la Duquesa es patrona. Precisamente en esta institución también se ha visto hace tiempo al príncipe Louis, en una visita en compañía de su niñera, la española María Teresa Turrión Borrallo. Lo que está claro es que los Cambridge quieren que sus hijos puedan disfrutar de planes culturales a pesar de las circunstancias.

 

Fuente: Marie Claire España

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios