domingo 26 de septiembre de 2021

PERSONAJES | 12-08-2021 17:35

Amarres: todo sobre esta nueva serie mexicana que derriba tabúes (y machismos)

Es la primera serie Max Original que se produce en la región y tiene a Gabriela de la Garza como gran protagonista. Con ella hablamos sobre mandatos, machismo y el extraño ruido que provoca su personaje, madre soltera por tres (de tres padres diferentes).

Auras, hechizos, “limpias”… Esos son algunos de los términos que nos acercará Amarres, la primera serie mexicana de Max Original que a partir de hoy, 12 de agosto, ya se puede ver a través de la plataforma HBO Max.

Su gran protagonista es Ana (la actriz Gabriela de la Garza), una madre poco convencional que para sacar a su familia adelante acude a una vieja tradición familiar: los amarres de corazones, una antigua técnica de brujería practicada por su abuela que genera amor recíproco entre las personas “amarradas”.

Amarres
Gabriela en la piel de su personaje, Ana.

Lo interesante, además de explorar ese mundo de creencias y prácticas prehispánicas, es que esta singular comedia dramática (o dramedy) propone además un sutil paseo por los debates más candentes de la actualidad afectiva: sexo, poliamor, feminismo, mandatos, amor romántico y muchos más.

Sobre todo ese cúmulo de temas, su personaje y esta singular apuesta a las tradiciones de su país hablamos en exclusiva y vía Zoom, con Gabriela de la Garza.

-Desde el vamos Amarres se presenta como una serie que va en contra de ciertos tabúes. ¿Cuáles son para vos los más importantes?

-Yo siento que lo que la visión de Ana propone la de una mujer muy libre, que no se “amarra” justamente a nadie ni a nada. Y que pone sobre la mesa con su historia un montón de posibilidades diferentes. De amores distintos, de formas de relacionarnos distintas, incluso entre madres e hijos.

Me encanta la manera en que la serie aborda la sexualidad, las drogas… Las drogas entre comillas, ya que también tenemos que empezar a cambiar cómo vemos y cómo hablamos sobre la marihuana, especialmente.

Por último, creo que el machismo aparece en muchos momentos de la serie, pero de manera bastante divertida, sin panfletos y sin la necesidad de educar a nadie. Yo siento que la comedía es un gran vehículo para hablar de todos estos temas. Y un aspecto más: la afronta al machismo también se traslada detrás de cámaras. Amarres es una serie producida por mujeres, escrita por una mujer y con mujeres clave en el arte, el vestuario, el maquillaje...

No es que sea mejor por eso, sino que tiene un sello distinto. Realmente siento que es hora de que nosotras empecemos a contar nuestras historias de la forma en que la creamos conveniente y estamos en un momento ideal para eso.

-¿Cuál te parece es el mensaje detrás de tu personaje?

-Con Ana me ha pasado algo muy gracioso, no es la regla pero sí me ha sucedido mucho cuando comienzo a contar la historia de una mujer con tres hijos de padres diferentes enseguida me paran: "¿cómo? ¿Tres padres diferentes?"

En seguida piden la justificación de esa situación. Y la verdad es que no necesita justificación. Ana es una mujer soltera, que hace de todo para mantener a su hijos unidos. Y ahí hay otro mensaje, en muchas partes de México la mujer es el sostén de la familia, tanto económico como emocional.

-¿Cómo fue tu preparación para abordarla?

-Fue muy linda la verdad. Pasé varios días en el Mercado de Sonora, haciendo preguntas, hablando con esas mujeres y entendiendo bien las diversas tradiciones que hay detrás de cada hechizo, cómo se usa, cuándo y para qué…

Y las diversas ramas, como la brujería prehispánica, la santería cubana... Conocer a todas esas mujeres y que me abrieran los brazos para compartirme sus vidas e historias de esa manera fue realmente maravilloso.

-¿Dirías que hay un conflicto entre la tradición y lo contemporáneo?

-Para mí la tradición está presente todo el tiempo, no es algo que se trae del pasado. Vive con ella, con sus hijos, con su entorno. Impregna su manera de ser, de actuar, de hablar. Es que así es nuestra idiosincrasia mexicana.

Yo mismo tengo acá mi hilito rojo (muestra su muñeca) y la verdad es que la tradición es parte de nosotros, es un rasgo muy mexicano y me atrevería a decir que muy latinoamericano me atrevería a decir. Así que me encanta que se aborde desde esa naturalidad y cotidianidad.

Como me dijo hace poco una bruja real: no es el hilo rojo, la pócima o el amarre lo que funciona, sino la fe y la intención que le ponemos a cada una de esas cosas lo que da frutos.

-¿Cómo resumirías Amarres, desde tu óptica y experiencia?

-Como uno de los proyectos más hermosos que he participado en 20 años de carrera. De principio a fin, fue maravillosa, son de esos proyectos que una anhela hacer. Todo fluyó, el equipo, el ambiente de trabajo…. Además, el hecho de poder abrir el contenido latinoamericano en esta plataforma fue un gancho súper atractivo dé entrada.

Creo por último que es un contenido muy positivo, algo que estamos necesitando en este preciso momento. Después de un año y medio tan difícil, al menos yo busco eso, distraerme, divertirse, pensar en positivo. Creo que la serie también cumple con esa función.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios