sábado 31 de julio de 2021

PERSONAJES | 22-02-2021 17:25

Mélanie Laurent: “El movimiento #MeToo cambió a Hollywood para siempre”

La actriz francesa, súper reconocida desde Bastardos sin gloria, está celebrando sus 38 años de vida y en esta entrevista nos habló de sus pasiones, del feminismo, de su colega Angelina Jolie y de su visión de la industria.

Shoshanna se llamaba su recordado personaje en la película Bastardos sin gloria, el filme de Quentin Tarantino que le permitió abrirse camino por fuera del cine francés.

En la actualidad, Mélanie Laurent es sin dudas una de las actrices más destacadas del showbiz galo, hasta el momento ganó un Premio Cesar, un Lumière, un Romy Schneider y la Étoile d´or, además de un SAG Award.

Su carrera comenzó de la mano de un grande, Gérard Depardieu, quien la convocó para debutar en la pantalla grande y en la actuación en el largometraje Un puente entre dos ríos. Laurent es además de intérprete y embajadora de Cartier, directora, cantante y madre de Léo (de 7 años) y de Mila (de uno).

Con sus flamantes 38 años a cuestas (los cumplió ayer, 21 de febrero), cosecha una larga lista de trabajos vinculados el séptimo arte. Fue la protagonista de la película Frente al mar (By the sea), dirigida por Angelina Jolie y también formó parte de la megaproducción de Netflix Escuadrón 6, dirigida por Michael Bay y junto a Ryan Reynolds.

-¿Por qué aceptaste realizar esa película de acción?

-Por empezar porque fue un proyecto muy atractivo, con un gran elenco y para mí que vengo de otro tipo de cine más indie o experimental, tener la experiencia de hacer un gran blockbuster fue muy interesante.

-¿Qué te interesó en particular de tu personaje?

-Es una agente del FBI francesa, muy fría. Así es la visión que tienen los americanos de nosotros… (risas). Fue interesante ponerme en la piel de alguien tan diferente a mí y tan distinta a mis anteriores trabajos.

-Sos directora de cine, ¿qué aprendiste en ese rodaje junto a Michael Bay?

-¡Creo que no podría hacer nunca una película de acción! (risas). Por empezar no tendría la cantidad de dinero para invertir en una mega producción de estas dimensiones.

Siempre aprendo mucho de los directores, me fascina observarlos, ellos son los verdaderos realizadores de la magia del cine y verlos en acción me encanta. Ellos saben siempre precisamente lo que tienen que hacer.

-Trabajaste también con Angelina Jolie como directora en la película By the sea, ¿cómo fue tu experiencia con ella?

-Angelina es grandiosa, es cariñosa, un hermoso ser humano. Fue un honor que quiera filmar conmigo. Estuvimos dos meses en una isla rodando una película muy íntima. Realmente sabe muy bien lo que quiere, cómo hacerlo y explicárselo a los actores, es una mujer dulce y se nota que ama lo que hace.

-¿Es diferente trabajar con una directora mujer?

-Sí, seguro. Las directoras mujeres tenemos un costado materno muy desarrollado en el set. Nos encargamos de todo, somos muy empáticas a la hora de dirigir a los actores, somos más cálidas y estamos detrás de todos los detalles.

-¿Creés que se necesitan más mujeres en la industria?

-Hace dos años podría haber dicho que sí. Pero desde que me mudé a Hollywood me llamó poderosamente la atención la cantidad de mujeres que hay hoy en la industria, eso cambió mucho por suerte. El movimiento #MeToo tuvo realmente un gran impacto en este país.

-¿Y en Francia?

-Siempre tuvimos mujeres fuertes en el cine francés. Creo que depende más bien de cada país.

-¿Qué pensás del movimiento #MeToo?

-(Piensa). Es algo bastante complicado. Creo que sirvió mucho, que le dio voz a muchas mujeres que no la tenían y eso es fantástico. Las cosas cambiaron, como la forma de relacionarmos, por ejemplo, y eso estuvo buenísimo.

Creo que la gente está un poco asustada a raíz del movimiento y no me gusta que prime esa atmósfera, porque nunca es bueno que nadie se sienta así.

-¿Qué se debería hacer para modificarlo?

-Creo que podríamos sumar más voces, ya que son muchísimas las mujeres en el mundo que necesitan más espacio. En los medios, por ejemplo.

Hablamos mucho de y sobre las actrices, cosa que estuvo bien, pero es hora de enfocarnos en otras mujeres. Es un movimiento fantástico que cambió a Hollywood para siempre, pero debemos seguir desarrollándolo.

-También estás muy comprometida con la protección de la naturaleza...

-Sí, dirigí un documental de Greenpeace y es natural para mí mostrar lo que pasa en el mundo. No lo muestro como una tendencia, o una moda, es una realidad que ya ninguno puede ignorar.

-¿Es difícil ser extranjera en Hollywood?

-No, me siento muy bienvenida, y Los Ángeles es muy lindo, pienso quedarme más tiempo acá.

-¿Extrañás algo de Francia?

-No, no extraño. Y mucho menos el invierno y el clima frío y lluvioso.

-Para terminar, ¿qué deseás transmitir con tus películas?

-Primero reflejar las emociones de los actores de manera verdadera. Quiero que mis trabajos tengan un espíritu bien femenino, deseo mostrar a mujeres fuertes, libres, con ganas de vivir… Creo que en esto no difiero de la mayoría de los directores franceses (ríe).

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios