Saturday 25 de May de 2024

PERSONAJES | 15-04-2024 08:02

Kate Winslet: "Fui destruida por algunos medios. Lo manejé sola, en silencio"

En la miniserie satírica "The Regime", se pone en la piel de la líder de un régimen totalitario. Este retrato poco convencional de una mujer poderosa muestra la dedicación de la estrella a proyectos que resuenan con ella.

Nos conocimos por primera vez en 2012, en un breve almuerzo. Unas horas más tarde, Kate Winslet subiría al escenario del Théâtre du Châtelet en París para recibir un César honorífico de manos de Michel Gondry, quien la había dirigido ocho años antes en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos.

Sin embargo, esa tarde no se parecía en nada a lo que uno imaginaría de una actriz de 36 años, ya ganadora de un Oscar por su papel en The Reader y poseedora de tres Globos de Oro, dos Baftas y un Emmy. La estrella de Sense and Sensibility, Titanic y Les Noces rebelles tenía una risa franca y contagiosa, una voz fuerte, teñida de ese devastador humor británico. Prendió fuego a la mesa, como se habría dicho... ¿de un hombre?

Avance rápido hasta este final de invierno. En plena promoción de la miniserie The Regime, Kate Winslet no ha perdido absolutamente nada de su brío y esta comparación teñida de "humor británico", no nos la perdonaría.

Conocé a Angourie Rice, la “hija” de Kate Winslet

Esta vez hablamos a través de pantallas y hacemos un recorrido por sus batallas: el lugar y la imagen de las mujeres en el cine, los prejuicios sexistas que tardan en morir, la benevolencia diaria, la importancia de abrir el camino a las nuevas generaciones. Hacer un balance con ella resulta estimulante.

-¿Cómo te llegó el guión de The Regime?

-HBO me envió el guión completo. Normalmente, se descubren el primer y segundo episodio, con los guionistas todavía trabajando en los siguientes. Nunca había leído nada tan diferente, inteligente, divertido, absurdo y descabellado. HBO también me propuso ser productora ejecutiva. Había funcionado muy bien en Mare of Easttown, especialmente con los actores, confiados en tenerme como "jefa de equipo".

El amor se terminó pero el fanatismo continua: la IA nos muestra cómo hubieran sido los hijos de las parejas más famosas

-¿Qué cambia para una actriz ser productora o productora ejecutiva de un proyecto? ¿Tenés más libertad o poder durante el rodaje?

-Completamente, aunque los dos trabajos son muy diferentes: productora ejecutiva, ayudas formando parte de un equipo más amplio. Productora, estás en la cima de la pirámide y mueves montañas. Me encantan ambos. De hecho, estás más involucrada: te tienen más en cuenta en las decisiones importantes, te consultan sobre el casting o la evolución del guión. Es importante, aunque considero que he ganado mi lugar en la mesa. Hace veinte años, no habría sabido cómo hacerlo. Estaba feliz de ser solo una actriz, como lo sigo siendo a veces hoy. Llevo años diciendo que no soy acomplejada, pero a veces tengo esa vocecita interior que me viene a perturbar. Pero se acabó, estoy harta de la vocecita.

-Interpretás a Elena Vernham, la canciller de un régimen autoritario. ¿Cómo te preparaste para este papel? ¿Te inspiraron alguna figura política real?

-Deliberadamente evité entrar en este terreno porque nadie se parece a ella en la vida real. Mi desafío fue crear un personaje multidimensional, no solo una mujer que grita todo el tiempo. Para que fuera interesante a lo largo del tiempo, le inventé una faceta frágil, de niña pequeña vulnerable en busca de aprobación, convencida de que está haciendo lo correcto y que la gente la quiere.

Kendall Jenner, nueva embajadora global de la firma más importante de belleza

 

 

-Tus dos compañeros principales, Guillaume Gallienne y Matthias Schoenaerts, son franceses y belgas, respectivamente. Durante el rodaje, ¿hablaron de política, del Brexit, del auge de los totalitarismos en Europa?

-Un rodaje es un lugar para charlar, compartir, expresarse libremente. Hablamos de todo y de nada. Fue divertido tener un reparto internacional. Guillaume es un verdadero caballero. Matthias, muy poderoso, falsamente desorganizado, muy concentrado.

"#MeToo ha desempeñado un papel fundamental (...). Todas teníamos algo que decir y nuestra voz finalmente ha sido escuchada. Las mujeres se apoyan entre sí como nunca antes, lo que es crucial para las nuevas generaciones".

-¿Qué aporta el formato de serie, comparado con el de largometraje?

-Más espacio para jugar porque hay más historias que contar. El guión de una película tiene entre ciento diez y ciento veintiocho páginas, un solo episodio de The Regime, sesenta páginas. ¿El reto? Mantener el mismo nivel de energía durante seis meses de rodaje.

-Dijiste que tardaste mucho en deshacerte del personaje "agotador" de Mare Sheehan, la detective atormentada de Mare of Easttown. ¿Por qué?

-Mare perdió a un hijo (que se suicidó). Tiene que aprender a vivir con la ausencia de su hijo. Para interpretar un papel así, hay que impregnarse del trauma, hacerlo entrar en uno mismo. A veces, cuando la película termina, es difícil evacuarlo. Eso es lo que me pasó a mí.

-¿Por qué no estás en las redes sociales?

-Porque me parecen nefastas. Tan simple como eso.

-¿Cómo conseguís navegar entre los géneros, las películas independientes y los éxitos de taquilla? ¿Has luchado por no ser encasillada?

-No busco la aprobación de los demás. No intento complacer a todo el mundo. Creo que eso me ayuda. Mis elecciones son mis elecciones. Asumo todas mis decisiones. Aprendo de cada papel y me gusta interpretar personajes muy diferentes, aunque cada película siga siendo un reto. La duda y el miedo forman parte del oficio. No conozco a ningún actor que no experimente estos sentimientos.

"Es completamente normal tener una pequeña voz interior que nos susurra dudas o críticas, incluso si afirmamos no tener complejos. Esta voz es a menudo el reflejo de nuestras experiencias pasadas, nuestros miedos e inseguridades."

 

Algunas grandes figuras del cine - Jodie Foster, Isabella Rossellini... - se han mostrado recientemente con el rostro marcado por las arrugas. ¿Es liberador o, por el contrario, una nueva forma de injunction que llama a envejecer naturalmente?

-Estoy cada vez más cómoda con la forma en que mi cuerpo y mi rostro cambian. Así que sí, lo encuentro muy liberador. La aceptación y el aprecio por uno mismo vienen con el tiempo. Me siento orgullosa de poder no luchar contra lo que me estoy convirtiendo.

-¿Qué opinas de las actrices que corren detrás de su juventud?

-Nunca criticaré a una mujer por sus elecciones, sean cuales sean. Insisto mucho en este punto. En cambio, observo cómo los medios la van a juzgar negativamente, lo que siempre será menos el caso de un hombre.

-Sos portavoz internacional de L'Oréal Paris desde hace casi tres años. ¿Por qué esta elección?

-Cuando me uní a la marca, me fascinó la fuerza de su compromiso con las mujeres de todas las edades. Este mensaje de autoestima que transmite no es solo un eslogan. Lo encarna intrínsecamente y eso significa mucho para mí porque tengo el mismo enfoque. También aquí me siento parte de un movimiento poderoso.

-Tus dos hijos mayores, Joe, de 20 años, y Mia, de 23 años se inician en el cine. ¿Qué consejos les das?

-Precisamente trato de no darles ninguno. Hago todo lo posible para ser un ejemplo, especialmente teniendo una buena ética de trabajo. ¡Esperando que se les pegue! Que sepan escuchar y respetar a sus compañeros, que traten a todo el equipo de la misma manera. Esto también se aplica a la vida en general.

-Te encanta cocinar. ¿Cuál es tu receta favorita?

-¡Cualquier receta con queso!

 

Fuente: MC France

at redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios