jueves 29 de septiembre de 2022

PERSONAJES | 09-03-2022 17:00

Esther Acebo: “El feminismo empieza desde nuestra casa”

Ganó popularidad mundial por La Casa de Papel. De cara al final de la serie habla de su compromiso con diferentes luchas como el aborto, la libertad individual y la ecología.

Ganó popularidad mundial por La Casa de Papel. De cara al final de la serie habla de su compromiso con diferentes luchas como el aborto, la libertad individual y la ecología.

Con el síndrome de Estocolmo se apodó a su personaje de Mónica Gaztanbide en la serie La Casa de Papel (Netflix), que estrenó la segunda parte de la quinta temporada el 3 de diciembre. Obtuvo reconocimiento a nivel internacional gracias a ese rol que empezó como un rehén y terminó siendo una de las ladronas principales del elenco.


Esther no teme a decir lo que piensa, es defensora de los derechos de la mujer, apasionada por el cuidado del medio ambiente y creyente de la responsabilidad individual en la huella de carbono. El compromiso y sacrificio heredados del deporte han marcado su disciplina y potencializado su talento. Aunque dice desear la valentía de Estocolmo, ha tomado decisiones en su vida tan valerosas, que no tiene nada que envidiarle. 


Egresada de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad de Castilla-La Mancha, su perfil polifacético y experiencia como conductora de televisión, actriz de teatro cine y televisión, atrapa a millones de seguidores en redes sociales y a directores de diversos proyectos, con lo cuales no tiene problema en explorar.

Entrevista Acebo
La huella de carbono y los derechos de las mujeres: dos luchas de Esther.

-Fuiste presentadora de televisión, reportera y actriz, ¿en cuál de los campos te sentís más cómoda?
-No lo sé en Argentina, pero en España la mayoría de los actores somos actores y muchas cosas más casi siempre, y he trabajado como presentadora y reportera siempre sintiéndome que soy actriz. Es verdad que en cada uno de mis reportajes si los ves, lo que hacía era meter elementos de ficción para intentar crear pequeñas historias. Siempre he tenido dentro de mi corazón la sensación de yo soy actriz y mientras tanto voy a ir trabajando un poco en todas esas cosas que van saliendo y de las que yo puedo ir aprendiendo, pero en todo momento me he sentido actriz y es donde más cómoda me siento.


-¿De alguna manera interpretar el papel de Estocolmo te hizo reflexionar sobre cómo una víctima se puede enamorar de su captor?
-Me ha hecho pensar mucho a cerca de la manera que tenemos de relacionarnos en general, y de cómo hay veces las cosas pueden tergiversar mucho y según qué relaciones de amor podemos llegar a confundir y convertirlas en algo que es todo menos amor y que no es sano para nosotros. Creo que hay algo muy lindo en la evolución de Mónica y es que ella es capaz de confrontar esto y decir “tú puedes decirle a alguien que la amas, pero puedes decirle que no estás de acuerdo son su manera de actuar contigo con respecto a algunas cosas”, entonces creo que es muy positivo como ella va evolucionando en algunos aspectos.


-¿Sentís que haber estudiado Ciencias de la actividad física y del deporte y el hecho de ser atleta, ha complementado tu trabajo como actriz?
-Yo digo siempre que complementa y ha complementado mi trabajo como persona. Creo que al final estudié esa carrera en vez de estudiarla pensando “no sé si voy a terminar”, la terminé y de hecho estuve un tiempo trabajando como tal y creo que es algo que después yo puedo imprimir en mi vida. Todo lo que aprendí el nivel por ejemplo de esfuerzo de compromiso, y de sacrificio, esas son cosas que yo saco del deporte y realmente creo que son fáciles de llevar a la vida como actriz.

Entrevista Acebo
Luego de La Casa de Papel protagonizará una película.


-Tu personaje de Estocolmo se ve enfrentada a un dilema sobre abortar, ¿cuál es tu opinión al respecto?
-Es un tema muy delicado y en este caso por ejemplo mi personaje se enfrenta a esa decisión básicamente por todas las circunstancias que se dan a su alrededor, pero yo personalmente creo y es un tema que me da miedo porque es delicado, pero creo que cualquiera de nosotras las mujeres, deberíamos poder elegir libremente si queremos o no queremos ser madres. Eso es lo que me gustaría transmitir. Es una decisión que creo que tiene que llegar tan lejos como hasta donde la mujer quiera.  


-Solés compartir contenido relacionado al cuidado del medio ambiente, ¿cuál es ese mensaje que querés transmitir?
-Me parece que es super importante, cada vez más ser consciente de la huella que estamos dejando en el planeta en que vivimos, creo que muchas veces pensamos que la responsabilidad individual es muy pequeña y pensamos en el colectivo. Yo creo mucho en la responsabilidad individual porque al final los primeros cambios pueden marcar una diferencia muy grande. Me parece súper importante que de repente marcas que son muy potentes se decidan a incluir conceptos como sostenibilidad o ecología. Deberíamos ser un poco más responsables todos con el planeta que nos permite vivir en él.


-¿Cómo logra una artista de tu talla con más de 6 millones de seguidores en Instagram, mantener la vida personal en la esfera privada?
-Hace no mucho alguien me preguntaba, -¿todo lo que sale en el Instagram es mentira?-, y yo siempre los digo, en mi Instagram todo lo que sale es verdad, lo que pasa es que probablemente es un porcentaje relativamente pequeño de lo que es el resto de mi vida, el hecho de que hayamos pasado de ser desconocidos a ser personas públicas nos ha hecho vivir muchas situaciones, algunas maravillosas y algunas otras que a mí personalmente me han supuesto un poco de vértigo. También ser consciente de que hay una parte de ti que también es para mí, para mi familia, para mis amigos, que precisamente manteniéndola en privado y manteniéndola conmigo es la manera de hacerla más especial para mí y para los míos.

Entrevista Acebo


-Dentro de toda esta experiencia en La Casa de Papel, ¿cuáles son esas características de tu personaje con las que te sentís identificadas y con las que no?
-Me siento muy identificada con el hecho (entre risas), de que Estocolmo escucha a todo el mundo, y creo que es una cosa que a mí me pasa en la vida, tengo una amiga que me llama la psicóloga porque soy esa amiga a la que llamas, y le dices “tía me pasa todo esto, ¿qué hago?”, y eso sí que lo tenemos en común. Y luego una cosa que igual tengo que aprender del personaje de Estocolmo, es que ella es súper valiente y se atreve a cambiar de vida radicalmente y creo que bueno, voy en el camino de ser valiente, pero probablemente no lo sea tanto.


-¿Tenés algún mensaje para las mujeres feministas?
-Para todas y todos lo feministas, ya desde hace un tiempo se ha empezado un camino muy interesante, para todos y todas los que estamos luchando por el feminismo, da igual en que espectro. Con el feminismo hay que empezar desde dentro de casa, desde una conversación con tu madre o con tu padre, explicándoles como las cosas van cambiando y tenemos que ir evolucionando con los tiempos, hasta quienes están en todas las protestas o manifestaciones y llevan su lucha a donde quieran llevarla. A cualquiera que lleve su lucha por pequeña que sea le doy las gracias como mujer, y enhorabuena, la animo a seguir en esto, así tendríamos que hacerlo todos.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios