miércoles 27 de enero de 2021

PERSONAJES | 23-12-2020 18:20

Conocé a Mel Muñiz, la cantante “bruja” que va del jazz a los ritmos latinos

Es una apasionada de la astrología y por eso lanzó su nuevo single el mismo día del solsticio. Hablamos con ella sobre su música, sus bandas, su estilo y sus “predicciones” para el 2021.

Mel Muñiz no para de crear música por demás interesante. Comenzó allá por 2014 con La Familia de Ukeleles, en 2018 formó parte de Bourbon Sweethearts y de Rodrigo Nuñez Quinteto, todos proyectos que siguen en pie.

Este 2020 se animó a lanzarse como solista de la manera más original posible y en nuestro idioma, el resultado fue “Aguerrida”, un disco de 10 temas que todas las personas deberían escuchar antes de que finalice el año.

Multifacética y multi género, fue elegida como artista “Radar al Sur” por Spotify en este singular 2020, año que acaba de cerrarlo de la mano de “Constelación”, cuyo lanzamiento coincidió (y no casualmente) con una fecha astrológica muy especial: el reciente solsticio del 21 de diciembre.

-¿Cómo nació tu último single “Constelación”?

-“Constelación” es un bonus track de mi primer trabajo solista “Aguerrida”. Es una versión del clásico estándar de jazz “Stardust”, del músico estadounidense Hoagy Carmichael, de 1927. Es una canción que siempre me gustó cantar y con la impronta que tiene se me ocurrió hacer una versión en español como bolero.

Le planteé la idea a mi productor, Juan Pablo de Mendonça, y le gustó mucho. Justo en ese momento estábamos en la etapa de selección de temas para el álbum. La letra y la poética la adaptó mi amigo, el escritor Pedro Mairal y fue genial.

Traducir una letra y a la vez conservar las rimas y la poética no es tan fácil, me senté a hacerlo y dije: “Ah no, esto no es para mí” y cuando le pregunté a Pedro me pidió que le tarareara la melodía, le enviara la traducción y a la noche ya tenía la versión terminada. Fue increíble, todo encajó perfecto.

La canción tiene una parte que es más bolero y una segunda parte que es más chachachá, mucho más bailable.

-Teniendo en cuenta tus otros proyectos en paralelo, La Familia de Ukeleles, Bourbon Sweethearts y Rodrigo Nuñez Quinteto, ¿estás armando algo nuevo con ellos o vas a seguir lanzando bonus tracks de “Aguerrida”?

-Con el lanzamiento de “Constelación” cerramos el año de “Aguerrida” y esto es lo último respecto a este álbum.

Fue una fecha muy especial a nivel astrológico para lanzar este tema porque se formó la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario, de hecho los pudimos ver en el cielo como si fuesen dos estrellas muy cercanas. Es algo muy especial, como la famosa estrella de Belén de los Reyes Magos.

Mel Muñiz
El año que viene cumplirá con una cuenta pendiente: estudiar Astrología.

-¿Estudiás o estudiaste astrología?

-Hasta el momento todo fue autodidacta porque tengo muchos amigues astrologues, pero el año próximo quiero hacer la carrera de Astrología. Son varios años de estudio y quiero hacerla de manera tranquila pero constante. Es por todo eso que me parecía una linda idea sacar la canción en este 21 de diciembre tan especial

-¿Cómo viviste este, más que especial, 2020? 

-Fue un año súper complejo para todos, pero debo decir que estoy muy contenta y agradecida por todas las cosas que me tocaron vivir. La posibilidad de sacar un disco solista con todo el equipo increíble que tengo de músicos, de arte, de videoclips y de management es maravillosa.

En lo personal me conecté con muchas cosas. Al principio de la pandemia me había puesto objetivos de trabajo de composición de temas y otras cuestiones que no desviaran lo profesional, pero después pude conectarme con otras cuestiones, por ejemplo, aprendí a cocinar.

Me encontré haciendo cosas que no había hecho nunca, estudio hace seis meses Tarot, llevo las cartas conmigo a todos lados. Es más, ya hay varias canciones compuestas basadas en cartas, todavía no vieron la luz porque son posteriores a este álbum, pero en 2021 van a salir.

-¿Qué aprendiste a cocinar?

-Hago una fainá increíble. También tengo un plato que se llama “Indian Melita” que es de verduras salteadas con curry, leche de coco y arroz blanco. Soy básicamente vegetariana, aunque a veces como pescado, pero en mi casa sólo cocino verduras. En casa el “salad bar” siempre está abierto.

-¿Cuando eras chica pensabas que ibas a llegar a vivir de la música?        

-Desde chica me gusta cantar. Luego, durante un par de años, no canté porque mi profesora de la escuela no me dejó entrar al coro, según lo que recuerdo me dijo que tenía “la voz enferma” y que tenía que ir al médico.

Como no lo habló con mis papás, fue algo que en ese momento se cortó en mí y me quedé con la idea de que no sabía cantar. Probablemente debe haberme escuchado un hiatus, que es cuando las cuerdas vocales no logran acercarse lo suficiente a la línea media y producen una voz bastante aireada.

Ahora tengo la voz trabajada, pero siempre fui medio ronquita al hablar. Escuché grabaciones de chica y no estaba tan mal pero también tengo otras de joven que no se pueden ni escuchar…

En mi adolescencia retomé la música y luego empecé a estudiar a los 17 en la Escuela de Música de Buenos Aires. Siempre imaginé mi carrera como venía siendo hasta ahora, tocando con muchas bandas, dando clases, teniendo muchos “quioscos” en la música, ejerciendo el oficio. Por eso tampoco había pensado mucho sobre la banda solista, se presentó esta oportunidad y estoy más que agradecida con lo que tengo.

-¿Qué proyectos tenés para el 2021?

-Como este año compuse mucho, probablemente pueda entrar en la etapa de pre producción para lanzar un disco nuevo como solista, aunque seguramente también habrá más temas con las otras bandas.

Con el trío Bourbon Sweethearts tenemos un álbum bajo la manga que por la pandemia no llegamos a grabar, pero seguro lo hagamos en el verano. Son canciones que ya tocamos en vivo, aunque no están en nuestro primer disco.

Por otro lado, con Rodrigo Nuñez Quinteto, formado junto a Iván Viaggio, Luciano Pellegrini y Leonel De Francisco tocamos la semana pasada en el patio del Monasterio de Santa Catalina en San Telmo. Con ellos sacamos un álbum en 2019 y sacamos otro a dúo con Rodrigo, que es el pianista.

Durante el 2020 con La Familia de Ukeleles hicimos un impasse, la idea en condensar toda la energía en algo más grande, tocar más espaciado pero en lugares más amplios.

-Entendiendo lo difícil que es proyectar a mediano plazo en una situación de pandemia. ¿Cómo analizás la posibilidad de que varios de tus planes no puedan llevarse a cabo?

-Lo primero que quiero es empezar a pre producir ya otro disco y grabar se puede, con todos los cuidados y protocolos sanitarios, pero puede hacerse. Después se verá cada proceso cuando tenga que llevarse a cabo. Obvio que también quiero tocar en vivo, tengo esperanzas de que el invierno que viene no sea tan comprometido como el que pasó. Ojalá puedan hacerse fechas más grandes o incluso festivales, me encantaría…

 

*Con la colaboración de Juan José Cutuli.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios