martes 26 de mayo de 2020

LIFESTYLE | Hace 1 semana

Turismo: ¿Cómo serán los viajes post pandemia?

Desplazarse por placer ya no será lo mismo (al menos por un buen tiempo) y es por eso que la industria del turismo (una de las más afectadas por esta crisis global) ya está pensando en posibles nuevo escenarios y paradigmas. Enterate cuáles son.

“Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar” escribe el famoso escritor uruguayo Eduardo Galeano en su libro “Patas arriba: La escuela del mundo al revés” y recordando esta frase, nos sumergimos en el nuevo mundo que crearemos a partir de los tiempos que nos interpelan.

De las nuevas maneras de vivir, pero también, de las nuevas formas de creer y crear, especialmente en turismo.

Argentina es un país con una gran potencialidad turística. Bellezas naturales, parques nacionales, sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, riqueza y diversidad de climas y geografías y una ciudad de Buenos Aires que rebosa de atractivos culturales, recreativos e históricos, todos elementos que sin duda permiten reconocer, promover y desarrollar el turismo como actividad económica. Actividad que en los últimos años ha posicionado al sector internacionalmente, generando una importante entrada de divisas y convirtiéndola en una de las principales fuentes de ingresos tanto para las provincias como para el país. Su incidencia es cada vez más importante para el PBI nacional y para la generación de empleos que surgen a partir de su desarrollo.

También te puede interesar: Renacer después de la cuarentena: Cómo “hackear” nuestra mente 

Sin embargo, a partir de la crisis sanitaria, los organismos internacionales tales como la Organización Mundial del Turismo (OMT) han determinado que el sector será una de las industrias más afectadas por la pandemia. A partir de esta situación, la industria turística ya está intentado convertir esta crisis en oportunidad.

Turismo Coronavirus
Movilidad propia a lugares cercanos, una de las claves de la nueva era.

¿Cómo? Buscando otras formas de brindar un mejor servicio a los turistas, re-veer cuáles son sus necesidades, accionar para salvar la desestacionalización y trabajar colectivamente para evitar el turismo de masas, que en última instancia será el que más tardará en volver.

Entre los posibles escenarios, la reactivación de la actividad se prevé a partir de la realización de viajes cortos a nivel regional, debido a una menor disponibilidad económica y a su vez, por el retardo de la activación del turismo internacional.

Se estima que las personas se trasladarán con movilidad propia, a los lugares más cercanos a su domicilio. Ante esta situación, se vislumbra una oportunidad para el desarrollo de las localidades rurales.  Pueblos como Uribelarrea, San Antonio de Areco, Carlos Keen, en la provincia de Buenos Aires, son algunos de los ejemplos posibles.

Por su parte, la ciudad de Buenos Aires ya piensa en descentralizar y ampliar la oferta turística impulsando nuevos atractivos en barrios como Chacarita y Villa Crespo.    

A nivel nacional, la promoción de los Parques Nacionales, o circuitos de trekking históricos y pocos conocidos, como el “Qhapaq Ñan” (Patrimonio de la Humanidad, UNESCO, 2014) que recorre siete provincias del noroeste del país revalorizando la riqueza de la cultura incaica. Una buena forma de abstraerse de la realidad, en conexión con territorios deslumbrantes por su belleza y con una gran riqueza muy poco explorada.    

También te puede interesar: Deco: Que la cuarentena no nos quite la creatividad

Durante el transcurso de esta pandemia se ha estada trabajando mucho sobre los nuevos protocolos que se establecerán en la oferta turística.  Desde la generación de pasaportes sanitarios o nuevos seguros de viaje, hasta restaurantes que implementarán biombos entre las mesas de los comensales u hoteles que dejarán de servir desayuno buffet. Será clave también la intensificación en la utilización de señalética o puntos de información para brindar tranquilidad y seguridad al turista en el destino.

El desafío de re-ingeniar la industria en su totalidad dependerá en parte del apoyo gubernamental, especialmente en materia de política fiscal o bien en la generación de créditos accesibles para el sustento de empresas y agencias de viaje.

También la generación de medidas políticas como por ejemplo el traslado de todos los feriados hacia lunes o viernes y la implementación de controles sanitarios en las oficinas de turismo de cada provincia, podrían estimular el repunte del sector y adecuar los cambios de manera  paulatina para a los viajeros.

Según la Cámara Argentina de Turismo (CAT), “los servicios turísticos deben prepararse para la etapa pos-Covid19, en donde la forma de viajar y hacer turismo y las conductas de consumo suscitarán una `nueva normalidad’ y exigen revisar y actualizar, de manera integral, las gestiones operativas de cada prestación” para ello han avanzado en el desarrollo de un programa de “Buenas Prácticas Pos-Covid19”.

Se trata de una guía de recomendaciones sanitarias y pautas de atención en las prestaciones turística llevadas a cabo por el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), una organización integrada por el Ministerio de Turismo y Deportes, el Consejo Federal de Turismo y la Cámara Argentina de Turismo.

También te puede interesar: Así será el mundo post coronavirus, ¿estamos preparadas?

Turismo Coronavirus
El contacto con la naturaleza, un activo cada vez más buscado y poderoso. 

Estas buenas prácticas que las organizaciones y servicios turísticos deberán contemplar, pondrán especial énfasis en las medidas preventivas de limpieza, desinfección y atención a visitantes. El programa contiene los siguientes objetivos fundamentales:

    • Generar nuevos hábitos de conducta que garanticen mayor seguridad y confianza a visitantes y visitados.

    • Introducir el valor de la seguridad sanitaria para el personal y los clientes.

    • Evitar el quiebre del vínculo turístico/social.

    • Promover espacios y tratos interpersonales amigables, solidarios y respetuosos, libres de discriminación.

    • Contribuir a preservar las fuentes de trabajo del sector turístico.

Sí, volveremos a viajar, pero sin duda esta vez lo haremos con mayor empatía, solidaridad y conciencia. Sin duda, esta pandemia dejará muchos aprendizajes en diferentes aspectos; pero en lo que refiere al turismo será una práctica más humana que valorará la magnificencia de la naturaleza, y resignificará lo propio y lo ajeno desde una renovada perspectiva, ciertamente impensada.

También te puede interesar: Dos meses en alta mar: la odisea (aún sin fin) de una cantante argentina

at Micaela Spinelli

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios