sábado 24 de febrero de 2024

LIFESTYLE | 17-05-2023 17:22

Tu memoria puede mejorar según tu postura

Gracias a la neurociencia podemos saber que el truco que utiliza el cerebro para memorizar puede ser el que nos permite ser multitasking.

Un estudio de la Universidad de Washington señaló que en los últimos años las áreas del cerebro que manejan el movimiento se conectan a redes que controlan las funciones corporales involuntarias como es el caso de la presión arterial o de los latidos del corazón.

Esto quiere decir que la neurociencia estudia el cerebro en relación con el resto de órganos. La mente depende tanto del cerebro como del cuerpo entero. Por eso corregir la postura te va a ayudar a mejorar la memoria.

¿De qué manera la postura corporal afecta nuestro rendimiento?

Tu memoria puede mejorar según tu postura
Tu memoria puede mejorar según tu postura

En la dinámica neuronal influyen la postura o la respiración, en la misma se ven afectadas nuestras emociones, nuestras capacidades de concentración, y por ende nuestro trabajo y su eficacia.

El libro Neurociencia del cuerpo de Nazareth Castellanos explica cómo diferentes factores corporales son determinantes en nuestro cerebro e impactan sobre las neuronas. Es por esta razón que la memoria, la atención, el estado de ánimo o las emociones dependen de la postura corporal, los gestos faciales, del estómago o la respiración.

Entonces podemos afirmar que si conocemos nuestro cuerpo, vamos a poder distinguir nuestras emociones, y si sabemos cómo reacciona nuestro cuerpo vamos a poder distinguir qué hacer.

¿Qué postura favorece nuestra memoria?

Tu memoria puede mejorar según tu postura
Tu memoria puede mejorar según tu postura

El cerebro reacciona de diversas maneras según la postura, puede generar malestares o incluso hacernos recordar menos información de la que escuchamos. O en otras ocasiones nos recuerda sólo lo negativo.

Un estudio alemán argumentó eso comprobando que cuando estamos encorvados recordamos más palabras negativas, y si por el contrario, estamos rectos, recordamos más palabras positivas. Por eso podemos afirmar que al estirarnos vamos a tener más recursos neuronales dedicados a la memoria.

Sentarnos en la silla de manera erguida va a favorecer nuestra memoria estimulando la concentración, además nos va a hacer tener una postura correcta y evitar dolores de espalda, así trabajaremos mejor y eficientemente . 

ML

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios