martes 9 de marzo de 2021

LIFESTYLE | 21-04-2020 15:52

Teletrabajo: Cómo evitar el dolor de espalda

Este temido enemigo que acecha cuando menos lo esperamos se convierte, en estos tiempos, en un pesado compañero de viaje.

No siempre tenemos los muebles correctos en casa, ya que esta situación del confinamiento nos encontró de una manera improvisada.

Nos estamos organizando con una silla que no es la más adecuada y una mesa auxiliar, en el mejor de los casos, incluso hay personas que trabajan sentadas en el sofá.

Dadas las circunstancias trataremos de seguir con el teletrabajo pero manteniendo la postura correcta, evitaremos dañarnos cada día. Hiba Boufares, osteópata española en el HOY Hotel en París, nos da dos de sus claves para conseguir tener la espalda lo más sana posible y evitar posibles lesiones.

Teletrabajo
Caption
  • Sentarse de la forma adecuada

"Sentate de forma erguida, en la parte inferior de la silla o apoyado en un pequeño almohadón. Los muslos y caderas deben estar en ángulo recto, los pies planos en el suelo.

También te puede interesar: Cuarentena: consejos para mantener un hogar libre de contaminación

Los codos y la parte superior de los brazos a lo largo del busto. Colocar la cabeza en el eje de los hombros, y la mandíbula hacia abajo.

¿No disponemos de mesa? En lugar de colocarnos en un sofá o peor, en la cama, nos tenemos que sentar sobre un almohadón con la espalda apoyada en la pared, las piernas cruzadas y la computadora colocado sobre una pila de libros para evitar el colapso frente a la pantalla".

  • Posición de la pantalla

"Tiene que estar a la altura de los ojos. Si tienes una notebook hay que elevarla para evitar mirar hacia abajo constantemente. Idealmente, el teclado tiene que estar a la altura del codo y los antebrazos en ángulo recto para relajar los hombros.

Teletrabajo
Caption

Un mouse adicional al de la computadora permite evitar que haya más tensión muscular".

  • Más consejos para evitar el dolor de espalda

A diferencia de otras dolencias o patologías, el dolor de espalda tiene su origen, principalmente, en malos hábitos posturales y falta de ejercicio.

También te puede interesar: Marketing y cuarentena: aprovechá el tiempo para trabajar en tu marca

Es cierto que, detrás del dolor de espalda, también se esconde la predisposición genética, ya que haber dado el paso de andar en cuatro patas a adquirir una postura erecta hace que tengamos tendencia a tener problemas de espalda y dolores lumbares, porque a lo largo de nuestra historia hemos cargado el peso de los brazos, la cabeza, tórax, etcétera sobre la zona lumbar, pero no por ello podemos echarle la culpa a este factor y no hacer nada el respecto.

La mayor parte de la gente tiene molestias ligeras, ocasionales y pasajeras en la espalda, sin embargo, otras, padecen de tirones, lumbago y dolores fuertes en la espalda de manera recurrente. Es en estos casos en los que hay, claramente, un problema.

¿Y a qué se deben esas molestias en la espalda? Quitando problemas en los huesos o los músculos de patologías concretas, la principal causa es la falta de ejercicio: si no fortalecemos la musculatura de la espalda y estiramos los músculos para poder adoptar posturas rectas y adecuadas, los dolores aparecerán.

También te puede interesar: 3 objetos para restaurar en tu casa

La natación es muy recomendable para trabajar la espalda y evitar así las molestias. Otro error frecuente es dormir en un colchón demasiado blando o demasiado duro: si es muy blando la columna no se mantiene en una posición recta y, si es muy duro, el colchón no se adapta a las curvas naturales del cuerpo. Un colchón de firmeza media es lo más aconsejable.

 

Desde Marie Claire España

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios