Thursday 30 de May de 2024

LIFESTYLE | 10-05-2023 17:57

Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés

Aunque parezca una locura el exceso de estrés muchas veces es una elección, y es conocida como adicción al estrés.

La adicción al estrés es muy común, y encima se nota a simple vista, una persona que tiene esta adicción es aquella que le gusta estar ocupada todo el día, siempre tiene cosas que hacer, no sabe frenar y siempre está tratando de sumar más actividades a su rutina. Siempre está acelerada, sus pensamientos vuelan, se fija mucho en su celular y nunca está del todo presente porque está pensando en lo siguiente que tiene que hacer.

Tal vez estas actitudes te resulten muy familiares, porque conoces a alguien con estas características o inclusive sos vos. En esta sociedad donde entendemos que estar ocupado refleja éxito y no estarlo es sinónimo de fracaso, desarrollar adicción al estrés es algo hasta natural. El problema es que eso nos trae muchos problemas de salud que nos impide disfrutar las cosas de nuestra vida.

estress
Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés

EL ESTRÉS Y LA DOPAMINA PUEDEN IR DE LA MANO

Cuando sufrimos mucho estrés, nuestro cuerpo libera cortisol y adrenalina, se ralentiza la digestión, se aumenta nuestra frecuencia cardíaca y la concentración de azúcar en sangre para proveer de energía a los músculos, etcétera. Esta presión psicológica puede generar alteraciones bioquímicas que se prolonguen en el tiempo sin que nos demos cuenta, lo que nos termina agotando poco a poco, por eso se lo llama enemigo invisible.

Otra cosa que puede pasar según una investigación publicada en la revista Nature es que antes de llegar al estrés crónico, cuando el estrés es agudo o puntual, se produce la secreción del neurotransmisor CRH, lo que hace que se libere dopamina, la cual es asociada con el sentir placer. Muchas veces padecemos adicción al estrés por nuestra propia presión por conseguir el éxito, gracias a la cultura nos obsesiona la productividad, crece nuestro ego cuando estamos ocupados porque pensamos que el éxito es sinónimo de tener cosas que hacer, entonces vemos al estrés como una insignia de honor. 

Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés
Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés

3 SEÑALES DE QUE PODÉS ESTAR DESARROLLANDO ADICCIÓN AL ESTRÉS

1- Evitas los momentos de relajación y de descanso. Esto significa que cuando no tienes nada que hacer y estás desocupada buscas automáticamente algo para hacer, tener tiempo libre no te hace sentir bien entonces tratas de encontrar una nueva ocupación inmediatamente.

2- Estas continuamente mirando el celular, buscas que te llegue un mensaje, chequeas las notificaciones y todas tus redes sociales compulsivamente a cada rato aunque no haya nada nuevo que ver. 

3- Decir que sí siempre, y no, no significa que no sabes decir que no, sino que no tenés ganas de decirlo, decis que si a todo aunque eso te lleve a sacrificar tu descanso y tus horas de sueño.

Además una persona que es adicta al estrés busca todo el tiempo llegar a situaciones estresantes. No es que justo se te da en el trabajo o en la familia este tipo de situaciones, sino que elegiste no evitarlas a pesar de que tu cuerpo quiera y necesite descansar.

Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés
Te contamos cuáles son las 3 señales que demuestran que sos adicta al estrés

TE EXPLICAMOS CÓMO DESHACERTE DEL ESTRÉS

Tenés que reflexionar acerca de todo lo que te lleva a vivir continuamente con estrés, lo bueno y lo malo, si sos una persona adicta a el estrés seguro te faltan horas de sueño o tenés demasiadas responsabilidades en tu agenda, lo único que podés hacer para mejorar es vivir de otra manera, cambiar tu estilo de vida poco a poco. Lo importante es empezar.

1- Permitite cosas, no te sientas culpable por querer hacer cosas estresantes, sino por el contrario, permitite pensarlo y vas a ver cómo asuminendolo poco a poco irán mermando. 

2- Sé consciente de las cosas, implementa el mindfulness, presta atención a la hora y no te fijes tanto en el futuro. No tenés que hacer mucho, cantidad no es sinónimo de calidad. 

3- Organiza el tiempo de tu día. Te recomendamos implementar la regla 8-8-8 para poder prestarle atención a tus horas de descanso para evitar la adicción al estrés.

ML

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios