Sunday 16 de June de 2024

LIFESTYLE | 20-05-2024 08:02

Seis hábitos para adoptar por la noche y asegurarte un despertar feliz

¿Y si nuestras rutinas nocturnas fueran tan importantes para nuestros días como nuestras rutinas matutinas? Según expertos, dedicarse a pasear, evitar las pantallas, practicar el escaneo corporal o mostrar gratitud ayudaría a calmar nuestra mente, a dormir mejor y a despertarnos de buen humor.

No siempre es fácil empezar el día con buen pie, especialmente después de una mala noche o cuando sabemos que la mañana será agotadora. Por ello, es importante establecer una rutina matutina saludable y relajante para sentirnos bien durante todo el día, al estilo de los "milagrosos mañanas". Pero, ¿y si establecer ciertos hábitos por la noche también nos ayudara a impulsar naturalmente nuestras hormonas de la felicidad por la mañana? Eso es lo que explican expertos en el HuffPost UK: pequeños cambios de comportamiento por la noche pueden mejorar tu estado de ánimo... al día siguiente.

Seis hábitos para adoptar por la noche y asegurarte un despertar feliz

 

Pasear por la noche y disfrutar de una ducha caliente

Hay muchos beneficios en hacer ejercicio regularmente para cansar bien el cuerpo, tener una buena noche de sueño y despertarse de buen humor. Pero, mientras que algunos entrenamientos no se recomiendan por la noche, ya que estimulan nuestro organismo y elevan nuestra temperatura corporal, ¿por qué no optar por un paseo nocturno?

"Pasear por la noche permite procesar la información del día a medida que el flujo sanguíneo aumenta hacia el cerebro. Este ordenamiento mental proporciona a la mente ocupada un nivel de paz, lo que significa que me voy a la cama con un entorno tranquilo y un diálogo interior calmado", comienza el psicólogo Lee Chambers, en el HuffPost UK.

 

5 hábitos que podés sumar para comenzar el día de mejor humor

 

Una vez terminado el paseo, incluso si no has sudado mucho, podés disfrutar de una buena ducha: "ducharse por la noche puede mejorar el sueño al aumentar la disminución de la temperatura corporal central necesaria para iniciar el sueño y mantener un sueño adecuado durante la noche", continúa Robert Oexman, asesor del sueño.

Promover noches y un acostarse sin teléfono

Tu teléfono, con sus notificaciones, luz azul y redes sociales, es el enemigo de tu sueño. Así que, para empezar el día con buen pie, mantenlo alejado de ti antes de acostarte.

"Apaga tus pantallas unos 30 minutos antes de acostarte y considera alejar tus dispositivos de tu cama para no sentirte tentado de consultarlos por la noche. Consigue uno de esos antiguos despertadores que no se conectan a las redes sociales ni a tu correo electrónico", sugiere Laurie Santos, profesora de psicología en la Universidad de Yale.

¿Pero tus noches te parecen vacías y aburridas? Prueba con una rutina más relajante. "Considera establecer rituales de relajación sensorial, incluyendo aromas relajantes, sonidos tranquilizadores y bebidas calientes relajantes, para permitir que tus sentidos se desconecten y se reconecten con más fuerza a la mañana siguiente", explica la experta.

 

 

Cambiar algunos hábitos para encontrar la felicidad en las pequeñas cosas

 

Practicar el escaneo corporal

A medida que nuestras jornadas son tan ocupadas como estresantes, al llegar la noche es importante conectarse con nuestras sensaciones para calmar nuestra mente antes de acostarnos. Para ello, la técnica del escaneo corporal puede ser más que útil. ¿Pero cómo usarla?

"Prestá atención a cada parte de tu cuerpo, empezando por la cabeza y bajando lentamente hasta llegar a los dedos de los pies. Observá las sensaciones que notas en tu cuerpo con una sensación de calor y curiosidad sin juzgar. Esto activa la red cerebral crucial para la autorregulación y el equilibrio interno. También es una excelente manera de relajarse y liberar toda la tensión acumulada en nuestras vidas ocupadas", revela Cortland Dahl, investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison, en el HuffPost UK.

¿Y por qué no intentar una sesión de yoga o meditación? Esto "te ayuda a sentirte más tranquilo y a tener una noche reparadora. Con el tiempo, estas prácticas pueden ayudar a tu cuerpo a recuperar más fácil y rápidamente una sensación de comodidad y regulación emocional después de un evento estresante", continúa el experto.

Hacer uso de la introspección y la gratitud

Después, cada noche, practica la introspección, pero siempre con autocompasión. "Ya sea escribiendo o reflexionando, anota los pasos dados hacia un objetivo, los desafíos superados o las tareas realizadas, por pequeñas que sean. Y este sentido de progreso sentará las bases para avanzar al día siguiente", sugiere la psicóloga Lee Chambers.

Transforma los contratiempos del día en una oportunidad para mejorar al día siguiente

"Intenta reinterpretar los eventos estresantes como oportunidades para descubrirte a ti mismo o alinearte con tus valores más queridos o principios rectores. Esta simple práctica refuerza nuestra capacidad de discernimiento y puede ayudarnos a enfrentar el día siguiente con una mente abierta y lista para aprender", señala Cortland Dhal.

Finalmente, establece como hábito hacer una lista de gratitud: "si pasas unos minutos reflexionando sobre las personas que aprecias y las cosas por las que estás agradecido como parte de tu rutina nocturna, naturalmente te sentirás menos estresado y más conectado cuando te vayas a dormir", concluye el investigador.

 

Fuente: MC France

at redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios