domingo 19 de mayo de 2019

LIFESTYLE | Hace 3 semanas

Cómo recuperar la sexualidad luego del nacimiento de un hijo

La llegada de un hijo o hija, puede ser uno de los eventos más satisfactorios pero también uno de los más revolucionarios, sobretodo en la intimidad de cada pareja. 

Recuperar la energía sexual y la libido muchas veces puede resultar engorroso para las parejas. El nuevo integrante de la familia, capta lógicamente toda la atención y volver a ser amantes puede ser una tarea muy difícil. Por eso, charlamos con la sexóloga, psicóloga y directora de ClinicaDeParejas.com, la licenciada Mariana Kersz.

Lo tiempos de maratón de series en la cama comiendo chocolates se transforman en reparadoras mini siestas cuando los chicos duermen, las salidas con amigas a lugares de moda se convierten en organizaciones y búsquedas de cafés con animación infantil o peloteros para que puedas hablar tranquila (casi) sin interrupciones. Y por supuesto, las noches de sexo apasionado y desenfrenado hasta las 4 de la mañana se metamorfosean hacia poder tomarse de la mano mientras llevan a su bebé en cochecito a pasear por la plaza. 

Aceptar y comprender que la llegada de un hijo nos cambia la vida también es un buen puntapié para desafiarse y reinventarse como pareja cada día. Porque lo que hoy funcionaba con un hijo, mañana quizás ya no. Lo que te permitía estar en armonía con la pareja hace un año atrás, hoy se reedita. Y es en esa búsqueda constante, donde la paciencia, los límites y el amor incondicional se ponen en juego. 

El puerperio, la cuarentena y el cansancio propio del posparto y los primeros meses del bebé en casa implican un agotamiento psicofísico que deja poco margen al placer. Por eso hay que poner el foco en lo que sí se puede hacer, y sacarlo de la relación sexual en sí. Mimos, caricias, una buena charla, ver una película juntos, recuperar los momentos posibles para los dos y evitar las presiones en torno a volver a tener relaciones sexuales favorecerá el encuentro íntimo cuando suceda. No es necesaria una relación sexual completa con penetración, este es un momento sensible para ambos y la imaginación, el tacto y las caricias van a ser sus aliados. Darse un baño juntos, acariciarse, mimarse y abrazarse son claves que les permitirán ir encontrando el momento adecuado para retomar las relaciones sexuales. Cuidar a un bebé recién nacido implica un agotamiento extremo pero hablar al respecto, explicar las razones de cada uno, entenderse y respetarse es fundamental para una relación satisfactoria y placentera en todo sentido

¿Qué pasa si alguno de los dos tiene dificultades para recuperar la intimidad?¿Por qué puede darse?

Hay que entender que habrá un tiempo de ajuste, de entendimiento y de acomodación en la relación que cambia, dando lugar a un nuevo integrante. Ahí donde había una pareja, ahora hay una familia y ya los tiempos para la intimidad no serán los mismos, estarán más cansados y seguramente más conectados con la vida de ese bebé que los demanda 24/7 que con la sensualidad y el erotismo en la relación. Esto es una realidad. Por otro lado, el cuerpo de la mujer claramente cambia a lo largo de las 40 semanas y aceptarse a las nuevas medidas no es tarea sencilla. También puede pasar que un hombre que presenció el parto y ve la lactancia no pueda ver a su mujer por fuera de la maternidad. 

Hay algunas soluciones que podemos intentar en casa antes de acudir a la consulta a Sexología: 
-    Aumentar la comunicación: no va a resolver la falta de deseo, pero va a mantener el conflicto en diálogo y eso puede permitir escuchar y ser escuchado en las dificultades, sin reproches.
-    Petting: este nombre tan gracioso alude al acariciar, franelear. ¡Acariciarse sin presiones! no es necesario tener sexo con penetración, busquen alternativas, largas sesiones de mimos, de besos, de caricias sensuales bajo las sábanas. Ponerse de novios es la forma más saludable y placentera de recuperar la pasión.
-    Estar alertas: si bien puede ser una situación pasajera, puede también instalarse. Y la baja en el deseo sexual empeora si no hacemos nada para resolverlo. No existe nada similar a un interruptor para volver a activarlo. Ahí es cuando será necesaria la consulta a Sexología para poder volver a tener una vida sexual plena y feliz en pareja.

Si la mujer no consigue volver a tener la libido puesta en el sexo, está bien dejar pasar el tiempo hasta que la recupere?

Hay un gran mito en torno al deseo sexual, creemos que es espontáneo, natural, que si desaparece seguro algún día va a volver. ¡Este es un mito que destruye a las parejas! La esperanza de que el deseo y la pasión que se perdieron puedan volver sin hacer nada al respecto realmente es lo que aleja para toda la vida a dos que se aman, convirtiéndolos en hermanos...en amigos. 

Una pareja sin sexo decide perder una parte sustancial de su esencia. El sexo nos diferencia de otros vínculos, nos define como pareja. Este momento es sustancial en la vida de ambos, donde pueden entregarse por completo el uno al otro, intercambiando sus pasiones y sus secretos más profundos, generando un tiempo de intimidad y de confianza en el que ambos se conectan como con ninguna otra persona en el mundo. 

El deseo sexual no es espontáneo ni natural pero se puede recuperar en su totalidad, únicamente si se pide ayuda a tiempo a un especialista en sexología y si ambos se esfuerzan en reconquistar la pasión perdida, sin presiones ni rencores al respecto.


¿Qué ocurre con los espacios de intimidad?

Te sugiero algunas técnicas para poner en práctica en casa: 
– Aceptar: Las cosas cambiaron. Las noches estarán llenas de pañales, mamaderas y canciones de cuna en horarios donde antes había sexo desenfrenado. Entenderlo y recorrer este camino con mucho amor es parte de este proceso.
– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden darse sexo oral, darse un baño sensual juntos, enviarse mensajes calientes o buscar momentos para besarse apasionadamente y franelear como novios bajo las sábanas.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios